Historias veridicas de terror cortas

Los sucesos que narraré a continuación son totalmente verídicos, han a suscitarse comenzado desde hace unos días en mi casa, me gustaría compartirles lo sucedido.


Actualmente vivo en Santa Catarina con mi esposo y sus abuelos, llevamos ahí poco más de un año y hasta hace unos pocos días han estado ocurriendo fenómenos extraños a los cuales no les hemos encontrado ninguna explicación.El primer suceso fue entre el lunes y el martes pasado, en esa ocasión mi esposo estaba preparando la cena y yo subí por unos platos que habíamos dejado en el cuarto, cuando entré a este escuché un gruñido muy feo, grave, que venía desde el mismo. Me convencí de que había sido mi imaginación y ahí lo dejé, sin embargo el miércoles de la semana pasada estando mi esposo y yo solos en el porche escuchamos ese mismo gruñido en varias ocasiones que venía desde la sala, cuando decidimos investigar no encontramos nada y nuevamente lo dejamos ahí, si bien no encontramos una explicación lógica tampoco quisimos darle ninguna importancia; pasaron un par de días sin ningún acontecimiento y sinceramente para ese entonces ya se nos había olvidado el asunto, aunque no duró mucho.

Durante varias noches (incluso antes de que comenzaran los gruñidos) yo había tenido varias pesadillas, todas las mismas, mismo escenario y misma situación, la verdad es que no recuerdo gran cosa pero en sí lo que pasaba era que un demonio me perseguía y, por más que pedía ayuda e incluso rezaba, no se iba. En todos esos sueños otro elemento en común era que en algún momento aparecía un gato negro con ojos amarillos, sin embargo no les di ninguna importancia ya que soy muy propensa a tener pesadillas, nunca repetitivas pero sin duda no es nada extraño, ahora ya no estoy tan segura de que sean solo sueños. No recuerdo exactamente qué día fue, lo que sí recuerdo es que nuevamente me encontraba con la misma pesadilla y, llegado un punto, desperté, en cuanto abrí los ojos vi materializado en frente de mí el mismo gato que había estado soñando, negro con ojos pequeños y amarillos y este me estaba viendo sentado en la cama, parpadeé un par de veces y este desapareció, momentos después volví a dormir.

Nuevamente hubo otros días tranquilos, al menos hasta el día de hoy; en la noche tuve nuevamente pesadillas, esta vez más reales que antes, no recuerdo mucho pero lo que sí es que en los sueños había un ente negro que me perseguía, yo intentaba rezar pero en cuanto lo hacía se escuchaban miles de murmullos, tan fuertes y tan claros que parecía que alguien estaba hablando en mi cuarto, también recuerdo voces que me hablaban directamente sin embargo no recuerdo qué decían. A como pude me desperté y en cuanto abrí los ojos vi algo similar a una personita, esta estaba viéndome fijamente y estaba solo a unos centímetros de mí, en cuando abrí los ojos se paró y se fue corriendo y ya no lo vi, recuerdo muy bien como era: pequeño, quizás unos 15 centímetros o hasta menos, muy, muy delgado y de color café, no alcancé a ver su rostro, sin embargo lo vi claramente cuando corrió ya que pasó justo a centímetros de mi rostro y no lo vi más.

Le comenté a una amiga que sabe del tema y piensa que el gato puede no ser algo malo, ya que los gatos protegen a la gente (claro, pensando que sí sea un gato), lo que sí no sabe explicar es lo del pequeño ser que vi hoy en la mañana, me dice que puede ser un duende o un chaneque, incluso mala vibra materializada (hemos estado teniendo fuertes problemas con algunos familiares), sin embargo no le queda claro que es. Cabe destacar que mi esposo no ha tenido experiencias de este tipo, a él solo le tocó escuchar los gruñidos de la sala y no ha tenido ningún sueño extraño de ningún tipo. Personalmente intento no darle importancia ya que, por experiencias pasadas, de hacerlo sé que les estaría dando más poder a lo que sea que esté allí y no es lo que deseo, sin embargo estoy pensando en buscar alguna solución en caso de que esto continúe o, peor, aumente de intensidad.

¿Hay algún conocedor del tema que pueda orientarme sobre qué es lo que está pasando?
Espero que hayan disfrutado de mi relato, estaré atenta a las respuestas.

tag: historias veridicas de terror

One thought on “Historias veridicas de terror cortas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *