Revelaciones

 

Revelaciones
Enviado por Ignacio

Gijón 20/8/2017 H: 22:00 / Duración grabación de la 01:58

Mi nombre es Lucas Álvarez Mayado y voy a dejar constancia en estas grabaciones de todo lo que me ocurra a partir de ahora. Son las diez de la noche, acabo de salir de la casa de mi made en Gijón. He ido a su casa porque me dejó un mensaje en el contestador de mi móvil diciéndome: “Ven a casa, tenemos que hablar, es muy importante”.

Al llegar a su casa encontré una nota en papel sucio al lado de un cenicero cubierto de colillas. En la nota traía escrito: “He salido”. Pero la letra no es de mi madre. A los dos minutos de llegar me llama un número oculto. Era mi padre, hacía 20 años que no sabía nada de él. Me dice: “Ya sabes quién soy, ni se te ocurra llamar a la policía (dicho esto oigo los sollozos de dos mujeres, sus voces son las de mi madre Laura y mi esposa Inés, él sigue hablando) un día te dije que ojala algún día sintieras todo el dolor que tu madre y tú me habéis causado, pues bien, hoy es ese día ¿Recuerdas Villa Pedrosa? Seguro que sí. Aquí te esperamos, no tardes en llagar a la reunión familiar”. Villa Pedrosa es el pueblo donde solía veranear cuando era pequeño. Ahora estoy en el coche y me dirijo hacia allí. Cuando llegue volveré a grabar. Si me ocurriera algo espero que estas grabaciones lleguen a alguien. Iré guardando cada audio en un archivo digital online. Estoy muy nervioso…no sé que me encontraré allí.

 

Alrededores de Villa Pedrosa 20/8/2017 H: 23:35 / Duración de la grabación 00:45

Acabo de llegar a Villa Pedrosa. Hacía casi 30 años que no venía hasta aquí. El pueblo está completamente abandonado. Está todo comido por los árboles y la hierba, aunque parece que los árboles y toda la vegetación están podridos. Todo apesta. No he podido seguir en coche. Tendré que ir andando a partir de aquí. Recuerdo que la casa de mis abuelos está al final de la calle principal con una valla que rodea todo el terreno hasta la orilla del río.

 

Villa Pedrosa 20/8/2017 H: 23:55 / Duración de la grabación 00:40

Tengo que hablar muy bajo. Cuando llegué hasta la valla casi vomito y perdí tiempo en reponerme. La valla está oxidada y cubierta por bolsas de plástico con trozos de cosas dentro chorreando sangre. El olor es insoportable. El prado está lleno de cercos con formas extrañas hechas con lo que parecen ser barras de metal y huesos de animales. Vi salir del cobertizo del terreno de arriba a mi padre…casi no lo reconozco. Llevaba con él una bolsa como las de la valla, luego se fue hacia la parte de abajo que da al río. Ahora estoy en el garaje, intentaré entrar desde aquí a la casa.

 

Villa Pedrosa 21/8/2017 H: 01:30/ Duración de la grabación 01:00

Entré en la casa por la puerta del garaje que da al pasillo de la casa. Escuché ruido en el desván así que fui a la salita que es desde donde se puede acceder con una escalera plegable. Subí y me encontré…me encontré a mi madre en el suelo con los ojos quemados y el vientre cubierto por una sutura enorme. Inés estaba a su lado conmocionada, llena de moratones y herida en el tobillo derecho con marcas de mordedura. Me acerqué a mi madre, aunque ya lo sabía comprobé el pulso, estaba muerta. Oímos pasos en el salón y escuché a mi padre reírse y gritando “Feliz, familia feliz, ¡Me encanta todo esto!”. Ayudé a Inés para que saliera por la ventana que da al tejado. Cuando iba a salir yo, vi la cabeza de mi padre apareciendo por la trampilla, pero enseguida salí al tejado y cerré la ventana. Bajamos por el tejado del garaje y de ahí al suelo. Íbamos a salir por la puerta de la valla, pero mi padre salió por la puerta que comunica el pasillo con el garaje. Bajamos todo lo deprisa que pudimos al cobertizo de abajo en el río. Hay herramientas, cosas viejas que podemos usar, creo, para defendernos.

 

Río de Villa Pedrosa 21/8/2017 H: 01:45/ Duración de la grabación 01:45

Hace 5 minutos, no sé cómo decir esto…apareció mi madre de pie, frente a la puerta, con las mismas heridas, pero de pie. Nos atacó, no entiendo por qué, ni cómo, por suerte Inés reaccionó más rápido que yo y…y le clavó una vara de hierra en el pecho. Su cuerpo está aquí con nosotros en el cobertizo. Fuera mi padre se pasea, dando vueltas y silbando. Creo que usaremos el hacha de cortar leña.

 

Río de Villa Pedrosa 21/8/2017 H: 02:15/ Duración de la grabación 01:25

Salimos fuera, Inés y yo. Él nos vio. Vino sonriendo. Atravesé su estómago con la vara de hierro. No le paró y siguió avanzando. Logró morderme el hombro, no es una herida profunda, pero no me encuentro bien. Inés le dio con el hacha en la cabeza. Él no se inmutó. Con la vara atravesada, y el hacha en la cabeza, se tiró al río y se dejó llevar por la corriente. Inés se desmayó. La herida de su tobillo no huele nada bien, y yo apenas puedo moverme, solo necesito descansar…descansar 5 minutos. Espero que alguien escuche esto.

 

Subiendo archivos…

Carga fallida…

Batería agotada…

Apagando el sistema…

 

Un pensamiento sobre “Revelaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *