El misterio en la calle 84

“El misterio en la calle 84”

Una señora y su pequeño nieto de algunos 4 ó 5 años de edad caminaban cómo cada mañana, tarde y noche, en busca de comida, encontraron un basurero llenó, también a lado de ese basurero se escuchaban algunos ruidos, que provenían de una coladera, la señora no dudó en meterse, pues hablaba una mujer, al entrar vió un pasillo, era demasiado raro, pues nunca había visto algo como eso, entró más al fondo con su pequeño nieto y vió a una mujer, de al menos 46 años de edad, y en una esquina en una mesa de madera, vió a una muñeca de trapo, aquélla mujer le dijo – ¡Hola!, ¿Qué se le ofrece? – Ella quedó callada por varios segundos, pues sentía que esa muñeca la intimidaba, no obstante se atrevió a decir — Hola, estaba buscando comida y algún techo, ¿Usted podría dejarme dormir al menos una noche aquí? —, – ¡Claro que sí!, Sólo que ambas tendremos que salir a buscar lo más importante de éste lugar, Comida, ¡Claro!, — No se preocupe por eso, mi nieto también ayuda —.

Ambas fueron a buscar comida, y el pequeño nieto también, ya la hora sería como a las 5:00 de la tarde, el niño tardó 2 horas por lo que llegó a las 7, el niño regresó a ese lugar con una grande y hermosa sonrisa en su rostro, pues en sus manos cargaba un plato de plástico que contenía una hamburguesa putrefacta y un refresco, que estaba debajo de un carro, como siempre, ya tenía orines de perros, entró a donde dijeron que dormirían, se sintió observado por la muñeca, así que decidió salir a esperar a su abuela, no tardó más después de que el niño había llegado, así que corrió a su nieto, se metieron a aquél lugar, ambos jugaban juegos comunes de niños, ya había llegado la dueña de ese lugar, ó al menos para ellos era la dueña, la señora sacó 3 platos y venía con una bolsa negra que contenía sopa, así que las sirvió, lo tres comieron muy felizmente, al terminar, se repartieron el refresco que había encontrado el niño.

Ya había caído la noche, y era hora de dormir, – El agua que sale de éste lugar es completamente limpia, por si desea limpiarse -, — Muchas gracias, ¿A dónde dormiremos —, – En esa cama -, — ¿Cómo? ¿Y usted?. — El baño es cómodo, al menos para mi —
Ambas durmieron tranquilamente.

Al día siguiente, la señora y su nieto ya habían despertado, la hora marcaba a las 5:43 am, el niño se estaba poniendo sus zapatos , y la señora hiba a lavarse la cara, a su sorpresa vio sangre que corría del inodoro a donde se encontraba sentada la dueña de ese lugar, y la muñeca estaba en el suelo, con una nota que decía “Sigue con tú búsqueda, al menos yo la encontré”, con una sádica y grande sonrisa en su rostro, la señora salió lo más rápido posible de ahí y por suerte encontró un policía, ella le dijo lo que había pasado, el policía se metió y logró ver lo mismo, ahora la nota decía, “Mi historia será reconocida por culpa tuya, ahora espera mi venganza”, estuvieron varios días de investigación a ese lugar y ese “Accidente”, La señora fue culpada, así que junto a su nieto fue quemada por la calle 84, y por algunas personas fué un misterio…

Espero te gusten todas las historias reles, si alguno te gusto dejua tus comentarios aqui abajo.

6 pensamientos sobre “El misterio en la calle 84”

  1. Sinceramente esta mala
    justo se encontraron con un policía, de casualidad para “salvar”.
    Vale una chingada madre tu historia hijo de puta

    1. Claro, envía tu historia, en esta vida no todo gusta, esta historia que criticas fue enviado por un lector de la web, es de mala educación, decir que no, saludos amigo buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *