Leyendas cortas infantiles

Leyendas cortas infantiles

¿Historias de terror? Ese es un tema bastante controversial, ya que existen muchas historias de este tipo. También podemos decir que en los últimos años el cine se ha destacado con sus películas de terror y suspenso pero debemos cuidar que los más pequeños de la casa no vean este tipo de películas.

Cuentos-mitos-y-leyendas

La razón de esto es porque los niños están acostumbrados a ver comiquitas y programas de televisión sin violencia. Esto ayuda a que los más pequeños formen sus modales, creencias y educación, debido a que se encuentran en una etapa de crecimiento y aprendizaje. Como muchos dicen, los niños cuando están en cierta edad lo que hacen es repetir lo que ven para así poder aprender.

Al niños observar violencia puede que sea una gran influencia en él para que haga cosas con violencia como pegarle a los otros niños, contestar mal, ser caprichoso, entre otras cosas. Debemos cuidar y estar muy pendientes de lo que ellos hacen y aprende, ya que de cualquier lugar pueden aprender cosas nuevas.

En internet podemos encontrar distintos tipos de historias entre ellas se encuentran las leyendas para niños adaptadas, quizás, para ellos. Una de estas leyendas es la de la piel del cocodrilo, narra la historia que el cocodrilo  antes tenía una piel muy hermosa que brillaba como cualquier rayo de luz. Este particular cocodrilo solo salía de noche, ya que la luna se reflejaba en su piel y era suficiente para poder caminar y andar por la oscuridad del lago tanto así que muchos animales lo envidiaban.

Este particular animal estaba muy contento con su piel pero se sentía un poco cohibido de que tenía que esconderse bajo en agua cuando el sol ocupaba el día. El cocodrilo pensó que si en la noche la luna se reflejaba en su piel perfectamente, en el día iba a brillar aún más y los animales iban a pensar que era una especie de Dios o algo parecido. Sin dudar más, decidió salir durante el día para ver que ocurría, como era de esperarse el cocodrilo era la fuente de atracción durante el día y la noche.

Con el tiempo el sol fue deteriorando su piel, fue perdiendo el brillo y la atención de los demás animales. Un día amaneció y aquel cocodrilo que era el centro de atención resultó ser un gran animal marrón, común y corriente que no se diferenciaba del resto. Se dice que por esta razón los cocodrilos van corriendo directamente al agua, para esconderse y solo dejan ver sus ojos. Otra de estas historias es la del coco.

Se dice que es un ser que le gusta asustar a los niños de noche cuando estos no quieren irse a dormir. Muchos aseguran que sus preferidos son aquellos que no obedecen a sus padres, que se portan muy mal, que son maleducados y malcriados. El coco suele esconderse bajo las camas de los niños para así poder hacer su gran aparición y asustarlos en la  noche.

Leyendas de terror