Leyenda de la Mujer de Blanco

HistoriasDeTerror.website
Historias de terror.website

LA LEYENDA DE LA NOVIA DE CULIACAN:
John era un joven turista nato que disfrutaba en especial recorrer los senderos de México, aunque muchas gentes dijeran que no había nada que ver, el encontraba algo de agrado a lo cual tomarle fotografías, en su búsqueda de bellas imágenes llegó a Culiacán, para tomar un autobús a la sierra, era domingo, alrededor de las cinco de la tarde, el estaba a bordo del transporte, cuando vio desde su asiento, con algo de admiración, una bellísima mujer, que vestida de novia, caminaba lentamente, la sonrisa en el rostro iluminaba todo alrededor aunque llevaba un delgado velo sobre su cabeza, no bastando con la impresionante imagen de la mujer, el vestido era por demás espectacular, blancura impecable, con adornos brillantes, y una larga cola que abarcaba un par de casas.

historias-de-terror-fantasma-mujer-de-blanco

La figura de la mujer con la puesta de sol enfrente, aunado a la bella vista del edificio de la Catedral le dieron a John el paisaje ideal que quiso retratar, bajó de prisa del autobús, se paró frente a la mujer menudita que llevaba en su rostro una mirada muy tierna y tan llena de esperanza que por momentos parecía irreal.

El turista tomó cuanto fotografía quiso sin pedir autorización, para después marcharse contento con su cámara en mano a su destino en la sierra. Durante su viaje sintió una tristeza profunda, pues ninguna fotografía salió bien, solo se veía una intensa luz blanca y nada más.

A su regreso dos semanas después se sorprendió al darse cuenta que veía de nuevo la misma escena, la mujer vestida de novia, caminaba por la calle, pensando que no podía ser la misma a pesar de la similitud se apresuró a alcanzarla, le habló para pedirle que se dejara fotografiar, pero ella no respondía, su mirada se centraba en la Catedral, tratando de no ser imprudente, tomó las fotografías, mientras caminaba al lado de la bella joven, en este transcurso pudo notar que la blancura del vestido se opacaba, la cola se ensuciaba y se deshilachaba, hasta quedar como una gasa gastada que dejaba ver el cuerpo de la mujer, como si fuera un cadáver que llevaba décadas secándose, la piel se le oscurecía y resaltaban sus huesos, la expresión del rostro se borró, en su lugar había profundo enojo.

Al momento de llegar frente a la catedral, se dejó caer, entre un charco de sangre, en el cual se revolcaba, dando gritos que helaban las entrañas de cualquiera, con un profundo dolor y pesar, se retorcía por unos instantes hasta quedar inmóvil y desaparecer con los últimos rayos del sol.

Indagando un poco lo sucedido, el turista escuchó la historia de que a aquella mujer en los años cincuenta le habían matado al novio en la puerta de la Iglesia, y que en su delirio se vestía cada domingo esperando que su realidad cambiara y su amado novio la esperara en el altar, hizo eso durante 25 años, en vida, pero ni la muerte pudo detener su deseo.
Y sigue caminando hacia el altar cada domingo a las cinco de la tarde…
fin.

Espero que os guste la historias de terror, no olvides dejar tus aportaciones algunos relatos o leyendas de tu localidad,

Puedes enviar tus historias de terror a este correo…  thesulla@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *