La mujer del terror (Noches oscuras)

Hola me gustaría que fuera anónimo, contaré varias historias, la primero me pasó cuando tenía alrededor de 14 años, resulta que un día estaba ya por dormir, escuchaba música con una grabadora al lado de mi cama, ya recostada y de repente, empezó a escuchar mi nombre en el oído y dije “es el tráfico de afuera”, queriendo yo justificar y lo olvide, después, vuelve a pasar lo mismo, es cuando dije, “Estoy sola en el cuarto no hay nadie conmigo” y salgo corriendo del cuarto, estaban dos hermanos míos y me preguntan -que pasa-?? y es cuando les cuento, y sólo se me quedaron viendo sin decir nada, mis papás no estaban, pienso que desde ahí me pasaron varios suceso.

Otro día estaba acostada en la cama y siento una mano acariciando mi cabeza y que me despierto, esa mano era pesada vi que se escondió abajo de mi cama, yo estaba con tanto miedo porque estaba sola en mi recámara y me puse a orar y me quedé dormida, después empezaron a chistar y hablarme por mi nombre, al grado de hablarme en pleno día y no veía a nadie, después me empezaban a jalar las sábanas, al grado de dormir con luz prendida y tratar de conciliar el sueño.

Yo creo que surgió esto es a raiz de que fue un padre a bendecir la casa, pero antes ya había bendecido toda la calle y la mía era la esquina, pienso que el me llevo los espíritus y yo los alimentaba con mi miedo, hasta que un día deje de hacerlo e ignorarlos, ya lo último que vi en casa fue un dia que veo que entra mi hermano, con un sombrero y un cigarro y en eso me levanto a regañarlo y que de repente entra ni hermano de nuevo y dije que fue eso,?? una entidad?’.

Esto me paso cuando vivía en casa de mamá.

Mi segundo relato es este: Un día estando en casa de mi hermana en guadalupe, al lado vivía una señora que hacía rituales en su patio y hacia levitación y un día dormida yo en casa de mi hermana que siento la mirada de algo y volteo hacia unas ventanas grandes y sin cortinas y veo que esta esa mujer viéndonos, no me dio miedo estaba más dormida que despierta,pero tenía el pelo alborotado y túnica negra, nunca nos hizo nada que yo supiera, yo dejé de darle importancia a la cosas porque si te clavas le das poder a las entidades.

Gracias por leerme y me gusta mucho leer las historia.
Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *