Hola soy el Diablo

Buen dia

Mi historia es acerca de la casa de mi abuela vivía en una vecindad donde ella era la dueña estaba ubicada en la vieja colonia Industrial que estaba a 1 cuadra de la estación del ferrocarril rentaba los cuartos al rededor del patio central donde seguido se veía lumbre en las noches sin razon o explicacion alguna.

hombre-diablo-666

En ese patio también habia un hoyo muy grande con una tapa de acero decia mi abuela que era un túnel que pasaba por debajo de gran parte de la ciudad incluso por debajo de la estación del tren, en esa vecindad ahí pasaban muchas cosas estaba a una cuadra de la escuela primaria ” Revolución” que fue cerrada ya hace muchos años, mi abuela vivía en la casona grande y nosotros en las casas de medio tamaño, habia un árbol en el centro del patio y ahí recuerdo que se aparecia una mujer vestida de blanco yo era muy niña y nunca me ha espantado lo paranormal ya que desde pequeña veía sombras y gente que desaparecìa y para mi era normal, recuerdo que tenia un cuarto en la planta alta de su casa que al pasar por la entrada que eran unas escaleras se sentia un escalofrio que te paralizaba, yo seguido escuchaba que me llamaban de arriba en ese cuarto pero cuando eso pasaba no subìa sentía algo extraño una fuerza muy grande y negativa que invadía mi cuerpo, en ese cuarto habia un closet donde se sentía escalofrío al abrirlo en ese cuarto en una ocasión a mi tio el mas joven y descarriado de los hijos de mi abuela llego del trabajo y se recostó en una cama que habia ahi,cerro los ojos y de pronto empezó a surgir un olor extraño, se percató de ello y entre abrió los ojos y cual fue su sorpresa que vio a un hombre parado a un lado de la cama cuenta que era extremadamente guapo y vestía un traje sumamente elegante, mi tío sorprendido le pregunto.
-y tu quien eres como entraste, quien te dejo entrar a la casa-?

Al cual el hombre le contesto -no te asustes yo soy el diablo y vengo a ofrecerte un trato, te he observado desde hace tiempo y quisiera que seas parte de mi gente-

Mi tío incrédulo le dijo -no vengas con esa clase de juego quien eres y a que entraste a mi casa?

El apuesto y elegante señor le dijo -no juego Francisco- (nombre de mi tio) y entonces empezó a cambiar su figura la cual parecía entre animal y hombre tenia cuerpo de hombre pero sus piernas eran diferentes no tenia ropa y su cuerpo era entre pelo color cobrizo y poseía unos ojos muy brillantes y una mirada muy penetrante, fue cuando entonces mi tío reaccionó y le dijo que se fuera que el no estaba interesado en ningun trato, le dijo que dios padre le daba lo necesario y no necesitaba mas cuando mencionò a dios la figura se esfumó y mi tìo salio corriendo de la habitación y nos contó a mi abuela, a mi mama y mis hermanos lo que le acababa de suceder, mi mama se asusto mucho era algo miedosa y mi abuela solo se quedo pensando sin decir nada. Con el tiempo murio mi abuelo y despues mi abuela en esa misma casa aun existe esa vecindad pero ya no vivimos ahí es muy antigua esa colonia asi que todos mis tios y nosotros nos movimos y jamas volvimos.

3 pensamientos sobre “Hola soy el Diablo”

    1. Yo viví en esa zona que describen en el relato, de hecho en la calle 6a casi esquina con Miguel Nieto, a una cuadra de la escuela Revolución, por cierto ahí estudié casi toda la primaria, cuando estaban relatando, era como si estuviera viendo todo otra vez, gracias por los detalles, por la descripción de la ubicación de la casa me imagino que estaba por la calle Lima entre 5a y 6a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *