Historias y Relatos Reales (Guanajuato)

 

Mau Belmonte ·

monstruo-terrorhistorias
Relatare mi propia anécdota en esta ciudad mágica, (Guanajuato) familiares míos tienen una casa aquí y recuerdo en alguna ocasión cuando yo aún cursaba la preparatoria en los 1eros semestres más o menos 2° en fin para no hacer el cuento más largo, recuerdo haber pasado prácticamente todo el día fúrico a causa de una discusión con mi madre llegando a tener lo que algunos llaman “malos pensamientos” en su contra, y sin dejar de blasfemar y maldecir, en fin recuerdo que aquella ocasión más de una de las mujeres de la casa me advirtió que no sostuviera esa actitud y menos al anochecer pues podría ser testigo de algún fenómeno nada grato a causa de mi actitud, que dicen “atrae” o facilita la cercanía de ese tipo de fenómenos, bien pues como era de espera yo no cambié mi postura al punto de estar acostado en una cama en una de las habitaciones, en la cual se encontraban unos primos también y mientras ellos dormían y yo seguía maldiciendo contra mi madre recuerdo comenzar a escuchar un llanto que al principio pensé que se trataba de un bebé recién nacido de un vecino, a lo cual no di mayor importancia e incluso me molesté preguntándome porque lloraba o porque no lo callaban, después me percate que el llanto se escuchaba cada vez más prolongado sin hacer ni una pausa para tomar aire, y se escuchaba más alto y más cerca, lo que me hizo pensar que se trataba de algún gato en agonía o en celo, lo cual me molestó aún más, sin embargo note que el lamento seguía y seguía sin detenerse cada vez más fuerte más cerca, más profundo, a la par de esto en la habitación entro un frío que me recorrió todo el cuerpo, aún cuando me encontraba arropado, de repente el lamento cesó pero sólo para repetirse dos veces más de manera idéntica a la primera y justo cuando ya me encontraba asustado y el lamento había cesado y pensé que era todo se escuchó un último alarido que más bien era un grito desgarrador que hizo eco en todos los alrededores recuerdo intentar despertar a mis primos pero no lo conseguí, y lo único que hice fue cubrirme con las cobijas y no dormí hasta las 6 o 7 de la mañana que empezaba a amanecer, al levantarme narré a mis familiares lo acontecido y me dijeron que efectivamente era la llorona, vagando en pena y que el último grito es característico y que no te conviene estar afuera cuando ella se encuetra penando pues si estás cerca cuando ella pega el último grito puedes quedar petrificado hasta morir del susto por un infarto, y peor aún si estás viendola frente a ti cuando grita por ultima vez pues antes de desaparecer se llevará tu alma si la estás viendo y te desmayas frente a ella tras su ultimo grito. en fin cada lugar tiene su versión esto es lo que me aconteció y quería compartirles, me despido.

RESPUESTAS:

Anonimo:  La solucion para cuando escuchen ala llorona es esta pa empesar tienen que encontrarla y la miran con sentimiento si no saben mirar asi esta es la clave pongan ojitos de borrego a medio sufrir y agan una cara como el del gpo primavera cuando canta y diganle esto .Ya no llores muchachita no estes pensando en el eres apenas una niña y empiesas a aprender por hoy se fue el amor quizas mañana volvera no deves llorar mas pronto lo olvidaras son cosas del amor son cosas de tu edad tu deves de entender tenia que pasar si quieres un amor sincero aqui estoy yo yo si te quiero de verdaaa aaaa aaa aaadd. ( que se escuche ese corito de mis fanseses numeros unos!!!) Son cosas del amor….

One thought on “Historias y Relatos Reales (Guanajuato)”

  1. Ami prima le sucedio algo parecido Ella era muy rebelde y de todo le resongava a su mama y se salia por las noches llegaba por aya en la madrugada mi abuela le dicia muchacha no seas malcriada no le contestes a tu madre asi pero Ella no hacia caso y resulta que un dia en la madrugada mi prima tenia ganas de ir al baño Ella dormia en el Segundo piso y tenia que bajar las escaleras porque el baño estaba abajo y eataba muy obscuro pues dice que iba Como a media escalera y Como que precintio algo Como que alguien la observaba y volteo para atras y cual due su sorpresa que en el mero borde Del Segundo piso en la mera orillita estaba una mujer vestida de blanco con cabello largo que le cubria el rostro dice que no le vio el rostro pero que el cabello nomas se le movia con el viento y estaba aviaerta de Brazos dice mi prima que se devolvio corriendo y asta las ganas de orinar se le quitaron mi abuela le dijo que talves eso le sucedio por malcriada con su mama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *