Fantasma en el Crucero

Fantasma en el Crucero

Esta mi historia de terror sucedió en la carretera que conduce de tuxpan a peñitas en el estado de nayarit..una noche mi tía salio de su trabajo en tuxpan agarro taxi rumbo ha casa ya en el trayecto casi llegando al crucero de coamiles nayarit, sintió un frió tremendo y le dijo al taxista k por favor apagara el aire acondicionado a lo que el taxista le respondió :no lo traigo encendido y vienen todas las ventanas cerradas, era imposible que entrara aire..

De pronto el taxista observo x el espejo retrovisor hacia atrás y observo a una mujer sentada en la parte trasera el volteo con su pasajera que iba de copiloto y le iso señas para que volteara ella también observo ala mujer sentada..no se le miraba el rostro pues el cabello largo y negro cubría su cara..

Ellos siguieron su camino pasaron por el pan-toen y poco antes de entrar al rancho el taxista observo que ya no estaba llegaron mi tía se fue rumbo a casa y el taxista opto x no regresar a trabajar a tuxpan y se fue rumbo  ha casa..tomo la desicion de cambiarse a trabajar de día..mientras que mi tía llego a casa llorando y le platico lo sucedido ami abuela ella le dijo k rasera y prendiera una veladora..desde ese entonces mi tia si sale muy tarde de trabajar se que da a dormir en tuxpan y no regresa hasta el día siguiente…sucesos realmente que  pasan..dicen que en ese crucero mataron a una chica y su espíritu terrorifico se sube a los carros que pasan por el crucero.

espero que les guste esta historia de miedo, no olvides tus comentarios dejando tu historia de terror.

Si ya les a sucedido a muchas personas esta historia es ya una leyenda mexicana.. de hecho en una ocasión yo pase por ahí alas puras doce de la noche y me que de como 20 minutos en el puro crucero y no presencie nada ni sucedió nada extraño quiza sera por que yo fui en bicicleta..pero k valor el mio de que a esa hora yo andube x la carretera a media noche..locuras que hace uno sin pensar en los riesgos eso fue cuando tenia como 15 años..travesuras de adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *