Espiritus en mi cuarto

 

Espiritus en mi cuarto
El español no es mi primer idioma, así que si no escribo bien no se burlen
Vivo en Texas..
En el 2007, mi familia y yo nos cambiamos de casa y me toco el cuarto mas grande y estaba solo en el segundo piso.
Amaba mi cuarto, era grande y tenia el segundo piso solo para mi, que mas podía pedir. La primera noche, dos amigas se quedaron a dormir ya que me habían ayudado con la mudanza. Todo estaba perfecto, hasta que llego la noche, veiamos peliculas y bromeabamos diciendo que seria feo que en esta casa espantaran, pero entre broma y broma las cosas se hicieron realidad.

mujer-miedo-terror

Todo empezó con que escuchábamos pasos, y las 3 escuchamos una voz que decía mi nombre, pensamos que era mi mama.
Baje a ver que necesitaba y para mi sorpresa ya estaban todos dormidos. Así que lo ignoramos y seguimos viendo películas.
De rato como a las 3:30 am volvimos a escuchar mi nombre y escuchamos pasos en las escaleras, nos paramos a ver y una vez mas no era nadie.
Al dia siguiente le comente a mis papas, y me dijeron que ellos al igual escucharon que alguien decía mi nombre pero pensaron que eran mis hermanos que querían subir a ver películas (ellos son menores que yo).
Asi pasaron los dias y seguia escuchandose voces, pasos y demás. Y ya no solo yo los escuchaba, si no mis hermanos también.
Poco a poco me acostumbre a ello ya que no me asusto fácilmente, pero al paso del tiempo las cosas se pusieron peor.
Un dia fuimos a visitar a unos amigos de la familia.
La señora amiga de mi mama me regalo un retrato de su hijo, quien era mi mejor amigo, y hacia años habia fallecido. Yo cuidaba de esa foto con mucho amor, la limpiaba y de repente hasta le hablaba, por mas loco que suene. Le decía cuanto lo extrañaba y que deseaba que estuviera conmigo en los momentos difíciles por los que estaba pasando.
Así pasaban los días y una noche algo mas sucedió aparte de los ruidos y voces. Una noche mientras dormia sentia que alguien se sentaba en mi cama y tocaba mis pies, prendí la luz y obvio no habia nadie, asi que me decia a mi misma “FUE UN SUEÑO”.
Pero noche tras noche seguía pasando, me tocaban los pies o me jalaban la cobija.
Llego un noviembre y se cumplian años de la muerte de mi amigo, le pusimos un altar en la sala de mi casa y una vela, pero esa noche en la sala se escuchaba mucho ruido, se escuchaba que movían los sillones, y la mesa de centro, rápido baje a ver que pasaba y mi mama salio del cuarto.
Las dos asustadas pensando que alguien habia entrado fuimos a checar, no habia nada, solo la foto de mi amigo que estaba apunto de caerse al piso.
La acomode y regresamos al cuarto, pero antes de cerrar la puerta sonó algo muy fuerte, fuimos a ver y su foto estaba en el piso. Mi mama no supo que decir mas que “Creo que El no quiere estar aquí, llévate su foto a tu cuarto!”
Y lo hize, y ya no escuchamos mas nada esa noche. No pude dormir pensando en eso, era algo difícil de creer pero estaba pasando. Miraba la foto y no me explicaba eso que habia pasado.
La siguiente noche volvió a pasar lo mismo de los pasos, las voces y alguien sentándose en mi cama, pero esta vez no pude despertar, o moverme, era algo como parálisis de sueño, pero yo abrí los ojos, y aun sin poder moverme veía a alguien tocando mi pierna. Al dia siguiente que desperté, tenia rasguños, asustada corrí a decirle a mis papas, y no sabían que hacer o decir.
Y de ese dia en adelante seguí amaneciendo con rasguños, mordidas y moretones por todo el cuerpo. Pensando que eso tenia que ver con la foto, tome la decisión de guardarla y no tenerla mas.
Platique con una persona que sabia de esos temas, y ella me dijo que no era precisamente mi amigo de la foto que me estaba haciendo todo eso, ella aseguro que algo mas habia en mi casa, que por decirlo asi se posesiono de la foto por la razón de que yo le ponia atencion a esa foto, y ese “espíritu” es lo que quería.
Asi como dije, guarde la foto, pero eso no ayudo. Ahora los rasguños eran peor, las mordidas mas grandes, que hasta despertaba con sangre en las marcas. Mis papas me hacían rezar, pero eso me dañaba mas. Era algo que parecía una maldita película. Ni mi novio creía lo que le contaba aunque yo le enseñaba por fotos, ya que vivíamos lejos.
Hablaba con amigos y ellos veían como de la nada en mis brazos se marcaban las mordidas, y aunque no me crean, tengo dos amigos de aqui de facebook que fueron testigos de lo que me pasaba.
Era demasiado todo eso que empezó en el 2007, y ya era 2011 y seguía pasando, unos días no pasaba nada, al otro solo eran voces, y al otro mordidas o rasguños. A veces corría con suerte y no me pasaba nada por semanas. Pero llego a un punto que me canse de eso y me fui a Monterrey, a quedarme con mis abuelos por un tiempo y eso me ayudo, pero después de dos meses regrese, un febrero del 2012. Y siguió la pesadilla. Mi novio me propuso que me fuera unas semanas a donde el vivia, En otro estado, a 19 hrs de aquí, no lo pensé y me fui.
Estando alla me propuso matrimonio y acepte, pero le dije que viviríamos en TX, y el acepto. Mi papa vino por nosotros y nos propuso que nos quedáramos en la casa, total el segundo piso era todo mio. Bromeando le decía a mi ahora esposo que por fin me iba a creer que espantaban, y el juguando decia “Mientras no me agarren las nalgas” jaja
Paso la boda, la fiesta y etc. Le toco dormir conmigo, en mi cuarto, y para su sorpresa….
EL TAMBIEN ESCUCHO LOS PASOS.
También vio que alguien caminaba en la sala del cuarto y por fin creyó en lo que decia.
Hoy es abril 2016, vivo donde mismo, y sigue pasando lo mismo. Ya no tan feo como antes pero si de repente amanezco con mordidas o moretones, se caen las cosas solas o escucho que gritan mi nombre aunque no haya nadie en la casa.
No tengo miedo a este punto de mi vida pero no se como hacer para que todo pare.
Quizás no me crean, pero es cosa de cada quien. Hay mas personas que les ah pasado algo feo en esta casa, incluso el antiguo dueño nos confeso que a su hija le pasaba lo mismo y por eso vendieron la casa.
No se que es o por que lo hace. Solo se que es el espíritu de un señor y unos niños pues los hemos visto.
Y si de repente amanesco con otra mordida le tomo foto y se las mando de prueba
Esa es mi historia.. no da miedo la verdad pero es algo. Saludos
Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *