El duende en casa

 

EL DUENDE EN CASA.
By: Relatos y Leyendas de Nayarit.
Cuando tenía algunos 7 años, yo siempre me dormía hasta muy tarde, mi mamá apagaba la luz y yo empezaba a mirar para todos lados, mi casa era de palitos y la puerta era de madera, pero en una esquina inferior la puerta estaba quebrada, el hoyo era como de media cuarta; yo me puse boca abajo y miré hacia la puerta, de repente miré que un hombrecillo entró por el hoyo de la puerta y caminó hacia mí, pero conforme se acercaba crecía; yo empecé a sentir miedo y quise gritarle a mi mamá, pero no me salía el habla, lo intentaba pero nada, mientras esa cosa se acercaba más y más.
Conforme se acercaba seguía creciendo, avanzó hasta llegar frente a mí, era realmente feo, orejón, narizón, la cara toda arrugada y de color como verde seco, me di cuenta de su apariencia porque mi casa era de palitos y la luz de la luna entraba e iluminaba todo.

imagenes-duende

Nos miramos unos segundos hasta que pude hablar; cuando yo le hablé a mi mamá el duende se dio la vuelta y así como entró se salió.
Conforme llegaba a la puerta se hacía cada vez más pequeño, hasta que salió por el mismo hoyo de la puerta; yo le decía a mi mamá: -Míralo, míralo va hacia la puerta y se está haciendo chiquito- Mi mamá no me creyó, pero yo sé que fue algo real.
Eso pasó en Sauta Nayarit, mi casa está cerca de un canal y en el solar había cuatro árboles grandes, y por lo que yo sé los árboles son hogar de los duendes. Gracias a Dios no lo volví a ver, pero ahora que estoy escribiendo tengo las manos frías y siento un hueco en el estómago.
A la edad de 18 años me vine para California y un par de años después, mi hermano mayor fue a visitar a mi mamá, pero a su niña de 3 años se le aparecía el duende muy seguido y la molestaba; cuando ella se lo dijo, él no lo dudó ni un momento y se cambiaron de casa, pues recordó lo que a mí me sucedió hace años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *