El Amor de una Madre, El angel que nos Protege

El Amor de una Madre, El angel que nos Protege

Hace varios años fallecio mi esposa dejando a mi hijo de 3 años y a mi solos, en casa como muestra de mi amor contrui un altar, en el cual mi hijo se quedaba horas contemplando y naturalmente yo lepreguntaba que era lo que hacia, lo cual no le tomemucha importancia pero con el paso del tiempo parecia todo tan extraño, un dia lleve a mi hijo con un psicologo pues llegue a pensar que la ausencia de su madre podria estarlo afectando.

fantasma-terror
El angel que nos protege

Asi paso el tiempo y mi hijo fue creciendo y habia dejado pocoa poco de estar en el altar y para alejarlo un poco mas decidi salir de vacaciones y llevarme a mi hijolejos por un tiempo, compreunos boletos de autobus para irme y salimos a las 6 am, mi hijo preparaba su equipaje para irnos, le pedi que durmiera temprano pues saldriamos muy temprano, a las 3 am mi hijo me desperto comentando que le dolia fuertemente el estomago, lo lleve un tanto preocupado al medivo, como era de esperar en el hospital duramos mucho y perdi elautobus, y cuando al fin lo pasaron el doctor me comento que no tenia nada yo molesto comenze a regañarlo a lo que el respondio, “mi madre me pidio no ir al viaje pues nos iba a pasar algo grave”molesto con mi hijo me fui a ver la tele, puse el noticio y pude ver una noticia que me llamo la atencion “autobus que viajaba a la ciudad de mexico cayo a un barranco, se incendio y todos lospasajeros perdieron la vida” corri al cuarto con mi hijo, lo abraze y lo lleve al altar con su madre y juntos le dimos las gracias por salvarnos de aquel accidente.Antesno creia yo en los angeles pero ahora soy testigo de su cuidado.El amor de una madre traspasa tiempo, fronteras y dimenciones, porque es el mas puro, sincero y verdadero amor del mundo.‪#‎Jonatan_Vladimir‬

Un pensamiento sobre “El Amor de una Madre, El angel que nos Protege”

  1. Es triste lo de tu mujer, lo siento mucho.

    Sobre la experiencia que cuentas, si creo que sea posible que fuese ella la que advirtió a tu hijo del peligro, lo que no entiendo es por qué tu hijo no confió en tí para contártelo en vez de ir al médico a perder tiempo. Me imagino que tu relación con él en ese aspecto no existía. Tal vez él pensó que no le creerías.

    No sé… tengo sentimientos encontrados con esta historia… En primer lugar lo de hacerle un altar a tu mujer. Es algo que yo jamás haría. Me imagino fotos, velas y flores por un difunto y yo no comparto eso. No digo que tengan que desaparecer las cosas de esa persona… todo lo contrario. Pero el hacerle un altar me hace pensar que su espíritu quedaría atrapado en esa casa aunque no fuese voluntad de ella que así ocurriese.

    Los espíritus han de viajar sin ataduras. Está bien que tu hijo la eche de menos hasta el punto de hablar con ella, pero para mí es importante que pueda hacerlo incluso mirando un árbol o bajo la lluvia… no tiene por qué haber un foco central que atraiga esa atención. Los espíritus han de ser libres para seguir con los suyo o marcharse. Tú no la dejabas ir y no comprendiste a tu hijo cuando se comportaba de forma tan rara.

    No sé… creo que para él era importante hablar de ella y a tí te resultaba doloroso. Espero que vuestra relación haya cambiado y hayáis estrechado lazos y podáis hablar de ella y agradecerle que os haya cuidado en esa situación.

    Pero no la retengáis con altares. Sólo pensar en ella en cualquier momento y en cualquier sitio. Seguro que os escuchará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *