Archivo de la categoría: FANTASMAS

La niña – Relato de miedo

LA NIÑA (#406 – 26/07/2017)
Relato basado en experiencias reales de Fanny Rivera
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán.

Como te comenté en un relato anterior tanto mi familia como yo hemos trabajado en el IMSS desde que tenemos memoria. Yo soy enfermera y he podido ser testigo a lo largo de los años de cosas por demás extrañas y cosas a las que no les he podido hallar explicación. Esta en particular me sucedió en un hospital de Coacalco en el Estado de México. Me desempeñaba como asistente medica en el área de urgencias en aquel entonces.

Seguir leyendo La niña – Relato de miedo

INVITADO Relato basado en experiencias reales

INVITADO

Relato basado en experiencias reales de Daniela San Miguel .
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán.

Mi historia comienza hace algún tiempo. En ese entonces mi actual esposo era mi novio y frecuentaba mi casa. Un día me contó que uno de sus primos había tenido un mortal accidente en una de las curvas del corredor industrial. Yo sabía quién era; pero nunca lo conocí al menos físicamente o en fotografía. Después de esa conversación no volvimos a hablar del tema. Fue hasta el cumpleaños de su padrino que es el tío y papá del joven muerto que me sucedió algo extraño.

Seguir leyendo INVITADO Relato basado en experiencias reales

FANTASMA V – Relato basado en experiencias reales

FANTASMA V

Relato basado en experiencias reales de Jesus Romo
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Me llamo Jesús, mis amigos me dicen “El Chuy”. Soy trailero y desde pequeño me inicié en este oficio. Mi padre en paz descanse me llevaba a sus viajes por las carreteras de México y aprendí a conducir un camión apenas alcance los pedales. Con el tiempo me volví camionero experimentado como mi papá y trabajé en muchas compañías. Nunca me pasó nada extraño, nada que no fueran todo tipo de accidentes por la imprudencia o la estupidez de algunas personas, llevé a mucha gente en mi cabina de la que aprendí cosas y me contaban historias sobre carreteras y leyendas que podías encontrar en pueblos por los que comúnmente pasaba; pero a mí no me pasó, ni vi nada durante muchos años, pero la suerte se me acabó y experimenté algo que me dejó marcado durante mucho tiempo y aun lo recuerdo y me inquieta.

Seguir leyendo FANTASMA V – Relato basado en experiencias reales

La macabra aparición de la calle Juárez.

Comenzamos el maratón del mes de octubre, durante todo el mes les ofreceremos una leyenda por semana y el día de muertos les tendremos una sorpresa, por ahora comenzamos con:

La macabra aparición de la calle Juárez.

Por la calle Juárez, entre Aquiles Serdán y Coronado, existe la casa que pueden ver en la fotografía, aunque la fachada ha sufrido los embates del tiempo, los vándalos y demás factores, el interior es una historia muy diferente pues su grado de conservación es alto el labrado del capitel de las columnas y los arcos está casi intacto, las losetas de piedra del piso del patio, el adoquín de los pasillos, sus puertas y ventanas incluso conserva muchos muebles antiguos que alguna vez debieron haber engalanado las habitaciones, todo se encuentra en sus estado original, es decir no ha sido restaurada por lo que no tiene ese aspecto de casa nueva con estilo antiguo, esta casa tiene su belleza intacta, algunas losetas del piso están gastadas, con algunos desniveles, las puertas de madera maciza son vetustas, los muebles están cubiertos de polvo y muchos de ellos están amontonados en las habitaciones del final, pero esto es precisamente lo que da carácter a esa casa, su encanto es la de atravesar por un portal al pasado en donde la mano del tiempo dejo ese rincón intacto.

calle-juarez-55 Seguir leyendo La macabra aparición de la calle Juárez.

El anillo de carmen

El anillo de carmen
Carmen era una mujer de 80 años no pudo tener familia pero muy afortunada en los negocios sentía ya su muerte cerca y acudió al padre del pueblo para entregarle un testamento de que su casa quería que la hicieran un asilo y que con su dinero y negocios se mantuviera en pie y que al momento de morir la enterraran con sus joyas que era lo unico que pedia. pasaron los días y la mujer falleció y todo lo de su testamento se cumplió pasaron los meses y el rumor llego a los sepultureros del panteón y decidieron desenterrarla.

mujer-fantasma-blanco Seguir leyendo El anillo de carmen

La mujer del diablo

Relato Anónimo
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

ATENCIO UN HISTORIA, MORBOSO

Esta historia nos la cuenta un miembro del grupo que pidió que fuera anónimo, el ha sido mesero durante mucho tiempo, en sus andares, trabajó en los bares del centro y en la zona de los mercados de Tampico, este relato es acerca de unos eventos extraños que le sucedieron a un cliente frecuente de uno de los bares en los que atendía y que tras unas copas le contó con lujo de detalles lo que le sucedió una noche, y los sucesos que rodearon su experiencia paranormal.

mujer-rojo-diablo
Esta persona a la que llamaré Eutiquio era empleado de una tienda departamental en el centro de Tampico, era un tipo bastante pervertido que se deleitaba viéndole las nalgas a la mujeres y tomarles fotos sin que ellas se dieran cuenta, su aspecto era bastante desagradable, siempre desaliñado, de baja estatura, moreno, con dientes manchados por el tabaco y apestoso a humedad y semen, continuamente acosaba a las compañeras y cajeras de su trabajo y a raíz de eso la gente le huía, en especial las mujeres.
Como cada fin de semana, se perdía en los bares que rodeaban la zona del triángulo, era muy conocido por que bebía demasiado y aunque tenía dinero para pagar la compañía de una mujer, estas nunca le hacían caso, por feo y por carente de modos, eso le ocasionaba una frustración sexual tan tremenda que una noche influenciado por el alcohol y las drogas, abusó de una señora indígena que vendía sus productos del campo en el mercado, de algún modo la llevó a un hotelucho e intento tener sexo con ella, pero con tan mala suerte que no tuvo una erección y la acompañante se burló de él, en un arranque de coraje, la comenzó a golpear al tiempo que la violaba y esto le produjo una firme erección, en el calor del momento mientras la penetraba violentamente, después de saciar sus instintos, salió huyendo de lugar y dejó abandonada a aquella infortunada mujer en aquel hediondo cuarto, se dice que juró vengarse de aquel agravio, y cumplió de algún modo su promesa.
Eutiquio sin preocuparse, siguió en su rutina de parrandas y excesos. Siendo de madrugada estaba tomando en exceso en el bar “El corsario” y de pronto sintió malestar, salió a la calle y vomitó durante un buen rato por la mezcla de licores que había ingerido, cuando por fin pudo incorporarse, vió a su alrededor y la calle estaba completamente sola, hacía calor y solo se escuchaba el ruido de los climas de los bares y el sonido sordo de la música de conjunto que sonaba en el interior, de pronto escuchó un ruido peculiar que venía de la calle aledaña , eran pisadas de tacones, que se acercaban cada vez más, sin darle importancia encendió un cigarro antes de entrar y vio en la esquina a una mujer de una belleza bastante peculiar, la visión exuberante de la meretriz le produjo una pequeña erección al verla, era una mujer morena de abundante cabellera negra, con un vestido ceñido cuerpo que dejaba ver sus formidables curvas y sus bien contorneadas piernas, de senos prominentes y un rostro casi perfecto.
La mujer lo vió, le sonrió y con la misma se dio la media vuelta para caminar sola entre las obscuras calles, dirigiéndose al callejón Reforma, Eutiquio sin dudarlo comenzó a seguir a aquella hermosa mujer, sabía que era prostituta y en su mente torcida pensaba que le había hecho señas para invitarlo a contratar sus servicios, estaba dispuesto a disfrutar de aquellas mieles no importándole el precio, el hombre la siguió por varias cuadras en aquel obscuro callejón con rumbo al cascajal; hipnotizado con el vaivén de sus caderas y el perfume sutil que iba dejando mientras caminaba. Eutiquio jadeaba imaginándose el festín que se llevaría al alcanzar a la mujer y deleitarse con su escultural cuerpo.
Al llegar a la calle Alarcón, la mujer apresuró el paso y caminó hasta llegar a unas viejas escaleras que comunican con la calle Altamira atrás del viejo hospital civil, Eutiquio cansado y dispuesto a abordar a la mujer, corrió para darle alcance en las escaleras, su sorpresa fue mayúscula cuando la vio parada en medio, con el vestido subido y mostrando sutilmente la tanga que llevaba puesta.
La lujuria no se hizo esperar y se abalanzó violentamente sobre la mujer, mordisqueándole el cuello y cubriéndola de baba, comenzó a manosearla sin que esta opusiera ninguna resistencia, mientras metía su cabeza entre sus senos, sus manos desesperadas apretaban las nalgas de la mujer con mucho morbo, Eutiquio estaba completamente extasiado y sin darse cuenta la mujer lo arrinconó en aquella escaleras, para bajarle el pantalón, la obscuridad los envolvió y de pronto la mujer comenzó a besarlo, sin embargo algo raro paso, el hombre notó que el perfume de la mujer se convertía en una sucia pestilencia, y aquella piel tersa que tocaba de pronto parecía estar áspera y cubierta de pelos duros, la lengua de la mujer lamia el cuello de Eutiquio mientras lo masturbaba, pero sintió unas manos callosas en su pene y comenzó a dolerle el sutil masaje, por instinto apartó a la dama e intentó verla a la cara, solo veía sombras de aquella supuesta mujer, sin pensar sacó su encendedor para alumbrarse y al prenderlo, el horror se dibujó en su rostro, frente a él ya no estaba la sensual mujer, en cambio había una cosa horrible con un rostro negro y aceitoso, cubierto de un pelambre apestoso, con ojos saltones desprovistos de parpados y una boca llena de dientes afilados que contrastaban con una gran lengua cubierta de flemas que ondeaba de un lado a otro, y un par de cuernos que salían de su cabeza, la piel negra y agrietada cubierta de pelambre le daba un aspecto todavía mas siniestro, al ver que aquella horripilante criatura se agarraba un prominente pene que le colgaba entre las piernas intentó correr, pero como tenia los pantalones abajo, cayó y rodó por las escaleras, golpeándose en la cabeza y perdió el conocimiento.
La historia cuenta que Eutiquio despertó en una cama de la cruz roja, y el dolor lo invadió al intentar incorporarse, tenía el cuerpo y el rostro lesionado con aruños profundos, incluso algunos tuvieron que ser cerrados con sutura, al recordar los eventos de la noche anterior, sintió pánico y comenzó a gritar aterrado que el diablo lo había atacado, eso causo la extrañeza de las enfermeras y doctores de turno que estaban ahí, se dice que el hombre nunca se recuperó mentalmente y jamás regresó a su trabajo, se le veia deambular por la zona de los mercados y a veces mendingaba copas y cigarros en los bares, después nunca lo volvieron a ver en las calles del triangulo y algunas personas decían que se había suicidado, la verdad de su destino nadie la supo con claridad, pero quedó esta extraña historia en donde la presencia de algo maligno cobró las malas acciones de aquel hombre.
ANONIMO

Mi relato de espiritus

Anónimo

Hola amigos esta es la primera parte del relato donde algo o alguien aterraba a mi hija la mas pequeña desde el jardín espero te guste mi relato de miedo.

Bueno esta ocasión les contare lo que paso con mi hija que actualmente tiene 7 años y esto ocurrió cuando tenia 2 años y medio, en la misma casa de mi cuñado …Ese día pasamos a las casa para platicar de cosas triviales, los hijos de mi cuñado no se encontraban en ese momento ya que iban de tarde a la escuela eran eso de las 4 pm así que estábamos la concuña; mi esposa y un servidor, la niña empezó a jugar sólita con unas muñecas, estábamos en la sala la cual en un costado tiene las escaleras para subir al techo o placa de la casa.

Seguir leyendo Mi relato de espiritus

Relato de miedo Mi caso real

Hola, ¡Buenas noches a todos!..

Anteriormente el año pasado les había contando una historia sobre lo que muchos lectores denominaron a la bruja que se aparece en Cumbres San Agustín, algo así.. debido a los comentarios me da pena contarles algo que me tiene inquieta desde hace dos semanas, les pido de antemano a los administradores que mantengan mi anonimato porque me da mucha vergüenza que no me crean, Jajajaja.

Todo empezó porque mi mamá en la mañana me levantó para que fuera por unas cosas a la tienda para preparar la comida, entre que si quería ir y no pues fui, iba a comprar pechuga de pollo y $30 pesos de queso panela (aún lo recuerdo), fui a dos tiendas y no tenían lo que necesitaba, entonces decidí ir a una carnicería que está por mi casa, esa tiene poco que la abrieron ya que los dueños tuvieron problemas con sicarios y todo ese pedo, la gente cuenta que cuando la cerraron pues obviamente había un olor fétido a carne podrida por el motivo de ser carnicería, sin desviarme tanto del tema, fui hasta ahí y sólo me atendía una señora como de unos 55 años, y como abren tarde la tienda apenas estaban levantando las pesadas cortinas etc.

Cuando me pudo atender le pedí lo que ocupaba y me dijo que me esperara un momento que subiría a la bodega que tiene la planta alta de la carnicería, yo claro que le contesté amablemente que la esperaba que no tuviese cuidado ya que mi mamá me iba a chingar si no llegaba con las cosas, después de esto me quedé a contemplar la carnicería, es muy amplia ya que cuenta con abarrotes y todo eso, su pared blanca pero sucia de tierra, grasa y hasta manchas de sangre.. cuando entre todos esos jugos y todo lo que estaba viendo empecé a escuchar un quejido, yo pensaba que era la viejecita por lo que dije en voz alta: “¿Está bien oiga, ocupa ayuda?” a lo que nadie me respondió y se siguió escuchando lo mismo, a mi espalda, sentí que alguien corrió atrás de mi, pero tenía una velocidad descomunal, producto de eso se cayó una bolsa de croquetas, yo buscaba una explicación lógica y quise pensar que fue el aire, pero en realidad ya se me notaba hasta los poros el nerviosismo, se quedó en silencio hasta que volví a escuchar un quejido y cuando volteé se los juro por lo que más quiero, vi algo que jamás podré olvidar, una personita pequeña, media tal vez 1.30 cm, cabello despeinado, ojos desorbitados y muy sucio, quise pensar que era un niño, yo me quedé sin habla y cuando quise retroceder corrió horrible, pero para esto no se escuchaba que tuviese contacto con el piso, y pues ya no me pude contener, grité horrible y bajo la señora, ya andaba huyendo porque estaba bien asustadona, pero la señora me dijo: “Mija esperate,¿Que pasó estas bien? a lo que le dije que había visto algo y que ya me tenía que ir, ella bajo con lo que yo había pedido, y me miró con cara de susto, y me dijo vayase mija asi dejemelo no me pague pero no le vaya a decir a nadie lo que vio, luego nadie querrá venir, yo solo agarre las cosas y me fui, llegué a mi casa bien asustada y chequé la hora, no había pasado ni 10 min, todo fue tan rápido y enserio, no me drogo, no fumo ni nada que me apendeje, jamás voy a lograr comprender si esa cosa de verdad era humana, si era tal ve algún demonio o tan sólo una simple aparición.

Tampoco jamás de me va a olvidar la mirada de angustia y miedo que me regaló esa señora al decirle lo que había visto en su negocio, sólo espero que Dios la cuide de eso, perdón por escribir tanto, pero se me hacía justo explicarlo para ver si redactando alguien me pudiese ayudar, porque me siento bien pendeja sin poder dormir y sobretodo temerosa en mi propia casa de ver aquella cosa que vi en ese lugar.
La colonia es Valle de Santa Lucía y pues también mantendré en anonimato el nombre del negocio,trate de redactar lo mejor que pude pero no soy buena para esto, ojalá no les aburra tanto yo solo quiero respuestas, muchísimas gracias por leerme, saludos.