La Caballona – Leyendas aterradoras cortas

Leyendas de terror aterradoras largas, Esta es una historia sumamente aterradora, pues no versa sobre un anima en pena ni sobre una casa en la que ocurran eventos extraños, ni un ser intangible cuyo único daño es el susto que pueda infringir, no, esta vez hablaremos de un monstruo violento y letal que ataca de manea bestial e inhumana, pero tampoco se trata de una bestia salvaje e irracional que destruye a quien por accidente se atraviese en su camino, no, este monstruo elije a su presa, la acecha y la atrae hacia si con un camuflaje formidable e insospechado y entonces, lo despedaza… esta es la leyenda de:
LA CABALLONA

Sucedio en el Durango de nuestros abuelos, por allá en los años 40’s cuando un policía rural a los que comúnmente llamamos la “montada” cabalgaba al amanecer por el camino hacia la hacienda de la ferrería, cuando hizo un hallazgo horrible, al lugar llegaron 2 de sus compañeros y unos cuantos gendarmes y fueron testigos de una de las escenas del crimen mas espantosa que pudieron imaginar.
la mitad superior del cuerpo, yacía boca arriba, el torso estaba desnudo y aplastado, al principio pensaron que de alguna manera hubieran succionado su carne y órganos, pero rápidamente se dieron cuenta que era solo la piel, pues las entrañas, porciones de carne y huesos estaban regados al rededor, incluso se pudo encontrar el cráneo completo sanguinolento y sucio de tierra al rodar por el piso y se dieron cuenta que el cuerpo había sido desollado con salvajismo abriéndolo por la espalda y después destrozado, al haber sido despojado del cráneo, el rostro de aquella porción de piel carecía de soporte y hacia pliegues como los de una bolsa vacía dándole una expresión exagerada de dolor y de agonía que los policías no podrían olvidar en mucho tiempo, a un par de metros de distancia estaba la mitad inferior, la pelvis y las piernas se encontraban en mejores condiciones, pues conservaban su vestidura, incuso encontraron las pertenencias y algo de dinero en los bolsillo de su pantalón, se podía apreciar el desgarramiento brutal con el que habían separado el torso,pues partes de carne y piel colgaban arriba del cinturón así como una parte de la espina dorsal, como si una bestia de fuerza formidable e inhumana lo hubiera arrancado de una vez provocando el enorme charco de sangre en el que yacían las partes y ese marco carmesí coronaba la dantesca escena.

debido a la hora en que se encontró el cuerpo y a lo poco transitado del lugar, fueron muy pocos los testigos mas allá de las autoridades que pudieron darse cuenta de lo sucedido, los restos humanos se recogieron de prisa y muchas fueron las teorías que trataban de explicar estos horribles hechos, una de ellas explicaba que aquel hombre sufrió un asalto y fue herido de muerte en el vientre con algún cuchillo y los perros habían llegado a rapiñar el cuerpo y fueron ellos quienes lo habrían destrozado de esa manera al empezar a devorarlo por las entrañas, pero esta teoría se desecho, pues si bien no se podía determinar como fue la herida inicial debido a las condiciones del cuerpo, el hecho de encontrar dinero en sus bolsillos dio por el suelo la hipótesis del asalto, se pensó en la posibilidad de que alguna fiera salvaje ya fuera un gran animal silvestre o alguna exótica mascota de algún hacendado del rumbo y que pudo haber escapado, se hablo también de una manada de lobos y hasta de un castigo divino, pero nada se pudo sacar en claro, por lo que el asunto se trato con hermetismo y la identidad de la victima no fue revelada, el asunto se hubiera olvidado si no fuera porque poco mas de tres meses después se encontró otro cuerpo en condiciones tan similares que no se pudo evitar la conexión entre ambos casos, esta vez cerca del puente negro y esta vez fue imposible mantener la secrecía del asunto pues ademas que muchas personas habían llegado al lugar de los hechos mucho antes que los gendarmes, pues fueron alertados por los gritos de auxilio de una joven veinteañera de nombre maría, también se conoció la identidad del difunto, se trataba de Don Benjamín Rivera, conocido prestamista y usurero sin escrúpulos, aunque se manejaba siempre como un hombre honorable y fervoroso feligrés de la parroquia de santa de la cual era vecino, fue la misma María la que relato con detalle lo sucedido, después de recuperar el aliento y tranquilizarse lo suficiente para hablar, digo que había llegado hasta ese lugar al filo de la media noche para encontrarse con Don Benjamín dijo que antes de llegar al lugar del encuentro escucho un grito desesperado y pudo ver una silueta blanca correr encorvada hasta perderse en la oscuridad y fue cuando casi tropieza con la porción del torso del hombre que estaba cercenada en el piso en medio de un charco de sangre, esta vez no habían sido desollado pero le habían arrancado un brazo y tenia una herida brutal en el pecho como el zarpazo de un oso, dada la enorme cantidad de sangre no quedaba duda que las heridas fueron provocadas mientras aun estaba vivo, cuando la cuestionaron acerca de sospechoso que resultaba que una joven estuviera sola por esos lugares en una supuesta cita y a esas horas, no le quedo mas remedio que confesar que no era la primera vez que se veían ahí, pues sostenía relaciones amorosas con el cincuentón, acepto que a cambio de recibir los favores de la joven el le daba protección económica, a pesar que el tenia esposa e hijos bien conocidos por la sociedad de Durango, debido a esta información el funesto asunto se corrió como reguero de pólvora, la presión social para que se esclareciera el caso no se hizo esperar y en un intento por proteger la integridad del finado se acuso a la joven del brutal asesinato acusándola de mentirosa y que seguramente ella en compañía de sus cómplices habían atacado al Don Benjamín para asaltarlo, la joven fue arrestada pero la investigación no pudo demostrar su supuesta culpabilidad, primero porque al igual que en el otro crimen se encontró dinero en las ropas del cuerpo ademas del reloj de oro y la leontina en el bolsillo, tampoco pudo demostrarse que hubiera mas personas involucradas, la joven no tenia hermanos varones y su padre era un anciano de oficio alfarero muy conocido por el rumbo, ademas fueron muchos los testimoniales de familiares, amigos y vecinos que confirmaban las relaciones entre ambos, por ultimo la joven tenia las cartas que le había escrito Don Benjamín y algunos regalos que le había hecho, no dejaban lugar a dudas, por lo que se opto se opto por investigar otro móvil para el crimen, la venganza era algo que debía tomarse en cuenta, pero la joven no tenia compromisos de ningún tipo, era soltera y tenia ni hijos ni había tenido parejas conocidas, ella aseguro que solo le había pertenecido a Don Benjamín, por otra parte la esposa legitima de nombre Doña Concepción Argumedo de Rivera, era una dama intachable y sus hijos Benjamín y Salvador eran jóvenes honorables y estaban fuera de la ciudad visitando a unos parientes, a fin de cuentas nada se pudo aclarar y se hubieran quedado sin resolver de no ser por un tercer caso que de manera increíble podría explicar los asesinatos aunque de manera inverosímil…

Paco Acevedo ere un pachuco consumado, un joven de casi 30 años que disfrutaba de fiestas, excesos y sobre todo le encantaba trasnochar por las calles, que aunque desiertas, eran bastantes tranquilas y si algún vival le salia al paso, Paco ademas de ser muy bueno para defenderse, traía siempre un cuchillo en su bolsillo para defenderse en casos extremos, era por todo esto que su madre, carmelita, angustiada le suplicaba que no anduviera en esos bailes ni por las calles, pues un día le pasaría algo realmente malo, mucho peor que sus cada vez mas frecuentes peleas, y carmelita tenia toda la razón.
Una de tantas noches Paco caminaba por el rumbo del ojo de agua cuando a lo lejos, sentada sobre una gran piedra pudo ver una mujer vestida de blanco, mientras mas se acercaba mas se entusiasmaba, pues el vaporoso vestido blanco brillaba a la luz de la luna y dejaba entrever una tenue transparencia, pero que era suficiente para hacer notar el cuerpo esbelto, jovial y bien cincelado, se acerco hasta ella y su larga cabellera tapaba su rostro agachado y mirada al piso, se acerco y la saludo ademas de ofrecerle ayuda en caso que ella la necesitara, entre mas se acercaba, la joven volteaba su cabeza para impedir que la viera el joven conquistador que echo mano de sus mejores piropos pero no consiguió arrancarle una sola palabra, ni siquiera una mirada y por mas que trataba ella esquivaba el contacto visual, hasta que le dijo, ” preciosa, solo déjame verte y me iré” en ese momento la joven levanto la cara y lo que Paco vio era suficiente para hacerle perder el juicio a cualquiera, unos ojos completamente blancos y opacos y su rostro a la altura de los pómulos su se alargaba de manera monstruosa tan largo como el de un caballo, un rostro enorme y huesudo que remataba en un horrible hocico babeante y con colmillos sobresalientes, ante tan espantosa visión, Paco alcanzo a exclamar “anda maldita me hubieras dicho que eras la cosa mala” y echo a correr a toda prisa, podía escuchar el jadeo inhumano de la bestia acercarse a el, cuando estaba apunto del colapso se encontró con un grupo de pachucos que también regresaban del baile y literalmente cacharon en sus brazos a Paco y a decir de ellos mismos pudieron ver una silueta blanca de larga cabellera que se alejaba corriendo a cuatro patas hasta perderse entre los arboles del ojo de agua, paco quería contar lo sucedido pero no atinaba a pronunciar palabra alguna y tanto fue su esfuerzo que termino con las pocas fuerzas que conservaba y se desmayo….

a decir de sus amigos, tardaron varios minutos en hacerlo recuperar el conocimiento y lo acompañaron hasta su casa, carmelita se asusto mucho de ver en ese estado a su hijo, no fue si no hasta días después en los que Paco que estaba ausente y deprimido, se atrevió por fin a contarle lo sucedido a su madre, tras escuchar el relato doña Carmelita le dijo “esa es la Caballona, ella castiga a los hombres que actúan como animales, a los viciosos, a los mujeriegos a los infieles, a los que no saben ser hombres a cabalidad y que se comportan como animales en brama y se llenan de excesos, llega la Caballona y los devora, a ti solo te dio una advertencia hijo, hazle caso Paco, hazle caso”….

El muchacho no volvió a trasnochar nunca mas, después de el muchas personas han contado encuentros con este ser, y al igual que paco fueron advertidos y vivieron para contarlo, otros menos afortunados encontraron muertes horribles, por eso, cada vez que encontraban un cuerpo desecho, rezaban angustiados pues temían que el monstruo anduviera rondando, quien sabe cual sea su origen y naturaleza, fuera de nuestro estado en muchas ciudades se cuentan historias de encuentros con este monstruo, incluso fuera de nuestro país, en centro América la que llaman “la sayona” tiene mucha similitud.

esta historia llego a mi de viva voz hace muchos años por parte de mi tío Paco y como me la contó, se las conté a ustedes ojala la hayan disfrutado, nos leemos la próxima vez.

 

RECUARDA LEER ESTAS SIGUENTES HISTORIA:

2 pensamientos sobre “La Caballona – Leyendas aterradoras cortas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *