Brujas en apodaca

Bueno,hace mucho tiempo yo acompañaba siempre a mi hermana o a mi mamá a comprar cosas a la tienda, vivimos en Apodaca, normalmente íbamos en la tarde.

Una noche fuimos a traer la cena en un restaurante enfrente de la casa. Fuimos cuando ya veníamos mi hermana y yo nos adelantamos a llegar a mi casa. El terreno de nuestra casa era grande ya que vivimos en dos partes: en una viven los hermanos solteros de mi papá y en otra nosotros. Nuestra casa está hasta al final, y para llegar es un recorrido un poco largo (no tanto).

En fin, en la parte de afuera de la casa de mis tíos solteros había un lavabo con un tubo que iba hacia arriba, casi como de un metro, y pues al pasar de regreso pasamos al lado del lavabo. Cuando estábamos a unos 5 6 metros del lavabo vimos una sombra como de un animal parado en éste, mi hermana y yo nos asustamos. Cuando apunto hacia el animal se va volando y tiene forma como de un murciélago pero mucho más grande. Llegamos corre y corre a decirle a mi papá y a mi mamá no nos creyeron, como pueden imaginarse.

Unos meses después mi papá estaba viendo el programa de Tercer Milenio (le gusta mucho todo eso) pasaron un reportaje sobre unas supuestas brujas que tenían una forma muy rara, yo lo vi y le dije exaltada a mi papá “Papá papá, esas eran las que vimos la otra noche! eran como esas!! ” y pues yo a esa edad no podía contar mentiras porque sí, ya que lo había visto con mis propios ojos y mi hermana también estuvo ahí. Lo curioso es que se cuenta que por aquí sí existen las bruja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *