ANHELOS Relato basado en hechos reales

ANHELOS
Relato basado en hechos reales contado por: Maripaz Farias
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán.

Seria por los años 80s cuando mis tíos se conocieron, ella (hermana de mi papá) vivía en una pequeña ciudad de Chihuahua y mi tío vivió algún tiempo en el centro del país. Sin embargo su trabajo implicaba viajar por muchas partes de México, casi nunca estaba fijo en un solo lugar, su vida era hoteles y aeropuertos.

El era un hombre nómada desde muy niño se había quedado sin padre y su madre no se ocupó de él. Así que recorrió el mundo. Cuando llegó a la ciudad de Chihuahua conoció a mi tía y se enamoró de ella, con el tiempo se casaron y se quedaron a vivir ahí. Tiempo después mi tío fue avisado que su mamá estaba muy enferma, tenia demencia senil y ya no reconocía a la gente por lo que necesitaba cuidados.

Sin demora mis tíos emprendieron el viaje a una pequeña ciudad de Puebla en donde vivía la mamá de mi tío junto con su hermana, una señora ya mayor que se hacía cargo de ella. Como era de esperarse la señora no lo reconoció y vivía en una situación precaria, así que tomaron la decisión de quedarse a vivir ahí para ver por ella en tanto pasaba a mejor vida. Desde que llegaron a vivir ahí, la tía con la se crío su esposo la trataba muy bien, tanto a ella como a su sobrino que era su adoración y se desvivía en atenciones por él. Mi tía para corresponder un poco a la hospitalidad de la señora, se ofrecía a ayudarle en los quehaceres de la casa a lo que se oponía la tía política. Mi tía siempre fue independiente y había dejado su empleo de gobierno para casarse y mudarse con mi tío a Puebla. Todo en principio era armonioso en la casa y finalmente después de un tiempo se da cuenta que está embarazada. Noticia que fue recibida con alegría por mi tío y la señora tía.

Sin embargo un día que se metió a la cocina para prepararse un té, pudo escuchar una conversación entre la vecina y la tía política. En donde esta última se quejaba de que ella no hacía nada en la casa, que al ser ella del norte era muy mandona y que exigía mucho, que era muy atenida. En ese momento se dio cuenta de la doble cara de la señora. Sin reclamar puso distancia entre ella y la señora.La relación se tornó algo tensa entre ellas. Fue por ese motivo que le pidió a mi tío que regresaran a Chihuahua. Para cuando volvieron ella tenía unos 4 meses de gestación, sin embargo al estar allá, tuvo un aborto y perdió el bebé repentinamente. Una de las cosas más extrañas era que visitaban a la mamá del tío cada año y cada vez que regresaban mi tía iba embarazada y a los días de estar en su casa ella invariablemente perdía a los bebés.

Luego de perder al cuarto, visitaron varios médicos nuevamente para saber el motivo de los abortos espontáneos. Nunca hallaron la causa aparente que los llevara a pensar que ellos eran el problema, medicamente estaban perfectamente sanos.

Mi abuelo (el padre de mi tía) era un hombre supersticioso y pensó que quizá su hija tenía alguna clase de “trabajo” de brujería, era mucha casualidad y su intuición lo hizo llevarla con una curandera para que la pudieran ayudar. Así y luego de unas limpias y prácticas de clarividencia, la curandera determinó que la tía de su esposo le había impuesto un mal. a través de la comida la había estado envenenando para que no pudiera tener hijos o los abortara. Le hicieron varias “curaciones” y aparentemente todo funcionó ya que se embarazó nuevamente y en los primeros 5 meses todo transcurrió con normalidad. Sin embargo en ese tiempo le avisan a mi tío que su mamá estaba muy grave. Sin demora tuvieron que ir a Cholula, ella antes de irse se fue bien “protegida” por la curandera. No quería quedarse a pesar de las advertencias de mi tío y mi abuelo. Al llegar con la señora, notaron que en efecto estaba muy mal de salud y decidieron trasladarla a Chihuahua para darle mejores cuidados. Así lo hicieron, luego de regresar e instalar a la señora.

Mi tía fue a ver a la curandera y para su sorpresa esta había muerto sola en su cuarto, según las vecinas un día la encontraron sin vida tirada en un impresionante charco de sangre. Luego de saber esto, mi tía sintió una profunda pena que hizo que le subiera la presión y para su desgracia al día siguiente pierde nuevamente al bebé. Luego de esta pérdida ambos terminaron muy mal, se hundieron en un espiral de tristeza que los llevo a tomar la decisión de no tratar de procrear a otro bebé.

Pasó el tiempo y la salud de la mamá del tío mejoró; pero no se recuperó de la demencia, a veces tenia momentos de lucidez en las que platicaba y decía cosas agradables. Todo iba bien en la familia y un día recibieron una triste noticia. La tía política estaba enferma y muy grave. Así que tanto mi tía y su esposo salieron rumbo a Cholula para verla. Habían pasado 10 años desde la última vez que estuvieron ahí y recordaron los penosos momentos sufridos, mi tía nunca le tuvo rencor a la señora por lo que le hizo; pero en esa ocasión sus sentimientos cambiarían. Al llegar a la casa todo estaba ruinoso, la señora estaba paralizada del cuerpo y apenas podía hablar emitiendo balbuceos y derramando baba por todo su cuello, tenía que usar pañal todo el tiempo por la incontinencia que tenia y el cuarto donde estaba, apestaba a orines rancios y excremento, el colchón donde dormía era asqueroso, todo lleno de manchas y podredumbre. El cuarto no era mejor; estaba repleto basura, trastes, pañales sucios y cucarachas que salían por todos los rincones.

Al ver el penoso estado de la tía, no evitaron sentir lástima y no escatimaron en cuidados, incluso mi tía la cuidó hasta que falleció semanas después. Luego de enterrarla regresaron a Chihuahua. Una tarde que mi tía alimentaba a su suegra, esta última tuvo un momento de lucidez y entre lágrimas recordó algo y le reveló una escalofriante verdad. Ella se dio cuenta como su hermana le tenía mucha envidia y coraje por haberse casado con mi tío, ella se dedicaba a practicar abortos y ella no fue la excepción; la envenenaba lentamente con la comida para que no pudiera retener al bebé. Como era una mujer amargada nunca encontró el amor o tuvo hijos, mi tío era su consuelo e incluso intuía que estaba enamorada de él, soñaba con tener una relación incestuosa con su sobrino cada vez que iba a la casa. Ella se relacionó mucho con el tema de la brujería para hacer mejor su trabajo de “espanta cigüeñas” y Mi tía sufrió las consecuencias de ese odio y envidia. Ella sintiendo un rencor tremendo por la fallecida, la maldijo. Aunque después de un tiempo logró perdonarla. Con el tiempo mis tíos recibieron la dicha de ser padres de corazón al cuidar a 5 chiquillos, todos sobrinos. Por alguna razón todos ellos (incluyéndome) los llegamos a ver como a unos verdaderos padres. Como dato curioso ellos tuvieron 5 pérdidas cuando intentaban ser padres.

Si vas a copiar y pegar el relato menciona los créditos correspondientes de autor – relator y menciona la fuente donde lo tomaste, eso me ayuda a seguir publicando. Gracias.
Derechos de contenido reservados 2017 © Eduardo Liñán. https://www.facebook.com/elrincondelmastuerzo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *