Relato del hospital de 1990

ANÓNIMO
Mi madre quien fue enfermera de el hospital de zona me conto esto: Estaba a punto de dar a luz a mi hermana corría el año de 1990 le faltaban 2 semanas para su incapacidades estaba de guardia y era el ultimo dia que le tocaba guardia.. Me cuenta que ella llego cuando aun no salian sus compañeras de tarde para saber que trabajo le esperaba y que iba hacer.

hospital-fantasma-2323
Mi madre se entero que esa noche iba estar pesada ya que tenia muchos pacientes que atender y para acabarla se entera que su compañera de turno se accidento y no podrÍa asistir y la jefa de enfermería le dice la noticia que ella va estar sola en el turno, que solo una compañera se quedara hasta las 12 de la noche, bueno se dispone a atender los pacientes de algunos pisos, los checa y se da cuenta que ya dieron las 12 de la noche, su compañera se acerca a ella para decir en que avanzo y cuanto trabajo le dejo, y se retira, mi madre se queda llenando una papelería cono una hora, en eso llega otra enfermera la saluda muy cordial, ella la ve, en su mente piensa que no la habia visto antes en ningún turno pensó ella que era una enfermera nueva recién salida de la escuela de enfermería.. total la saluda muy amable y le dice que bueno que llego y que le cayó del cielo ya que tiene mucho trabajo .
En eso le dice que hacer en los pisos y pacientes que debe checar, le indica todo pero antes de que la enfermera misteriosa se disponga a hacer el trabajo mi madre le dice -manita si tienes alguna duda me dices, me pides ayuda yo con mucho gusto te ayudare, contesta la enfermera -no te preocupes.

Pasaron las horas mi madre estaba checando los cuartos, los pacientes todo bien, todo marchando con normalidad hasta que recuerda a su nueva compañera, va y revisa su trabajo y le pegunta a los pacientes y a sus familiares como los atendió la otra enfermera todos respondian que bien, efectivamente mi madre checo su trabajo y estaba excelente para ser una recién graduada… Total se la encuentra en los pasillos la felicita por el buen trabajo que esta haciendo, la enfermera le sonríe y le contesta -no se preocupe compañera soy su ángel que la viene ayudar mi madre le regresa el cumplido con una sonrisa!

Pasaron las horas y transcurrió todo con normalidad.. En eso llega el otro turno y la jefa de enfermeras, Mi madre se dirige con ella agradeciendo el gesto por mandarle una enfermera y por preocuparse por ella dado a su condición de embarazo, a lo que contesta la jefa de enfermería -cual marthita?? (asi le decian a mi madre) Yo no mande a nadie, mi madre se sorprendio por que media hora antes de ver a la jefa de enfermería vío a su compañera misteriosa .
-Si mira los pacientes que checo y los pisos ( contesto mi madre), todo estaba bien hasta la jefa de enfermería se quedo sorprendida por lo que hizo mi ella sola, en eso que su jefa andaba checando los pisos mi madre vio a su compañera misteriosa le dijo lo que le contó su jefa alo que ella contesto :
-Yo te dije que soy un angel que vino ayudarte, en eso mi madre pensó que estaba bromeando y sonrió no le tomo importancia, nuevamente le agradeció su ayuda que le fue grato trabajar con excelente compañera.

En eso su compañera misteriosa se despidió de ella estaban en un pasillo largo con 3 puertas, ella escucha que se abre una de las puertas y ve a a la jefa de enfermería que se acerca y le dice:
-Mira ella es la compañera que me ayudo en la noche, la que me mandaste, las 2 voltearon pero la enfermera misteriosa seguía caminando por ese pasillo largo sin voltear a verlas a las 2 y en eso desaparece frente de sus ojos… quedando sorprendidas !!!

Espero que les haya gustado el relato que me contó mi madre y gracias despues les cuento otros… segun me decia ella que no siempre se aparecen enfermeras malas, o simplemente algunas enfermera de carne y hueso son unos angeles que dios nos mando saludos para todos.

3 pensamientos sobre “Relato del hospital de 1990”

  1. Una historia muy bonita, difícil de creer pero no por eso no tiene por qué no ser cierta.

    Qué suerte la de tu madre y la de los pacientes a los que esa enfermera atendió. Es una experiencia trascendental compartida por varias personas aunque el objetivo de la ayuda fuese tu madre.

    Gracias por compartir tu historia. Deja un regustillo muy saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *