Mis 2 Relatos de suspenso reales

Mi nombre es Miriam Blanco Corona
Me permito compartirte dos historias la primera me sucedió hace 11 años en la clínica 34.
La segunda hace apenas unos dos meses, le sucedió al señor de la basura al llegar a mi casa.
Por si gustas compartirlas en tu pagina

ANÉCDOTA EN LA CLINICA 34
Trabajo dentro del área médica, donde me ha tocado percibir algunas situaciones que las paso por alto, ya que no me he percatado del todo si lo vi, lo sentí o fue producto de mi imaginación, hay muchas anécdotas que nos pueden sorprender y nos hacen preguntarnos del porque de las cosas.

hospiral-clinica-antigua-terror-misterio
Lo que les comentare me paso de manera personal, junto con mi hermana y mi madre hace ya 11 años en la clínica 34.
Mi madre estuvo ese tiempo internada durante todo el mes de agosto del 2004, y entre mi hermana y yo nos turnábamos para cuidarla, en lo personal no soy escéptica a lo paranormal, mi hermana le encantan las películas de suspenso y terror, pero en cierta manera es escéptica en cuanto le cuentas algo, pone cara de que ha mm puede ser, pero esa vez si se asusto ya que le toco presenciar lo sucedido.
Mi madre estaba internada en un pabellón del 5º piso, un pabellón de 6 camas, una cama estaba junto a una ventana y junto a esa cama estaba la cama de mi madre, solo las separaban las típicas cortinas de biombo, las cuales las dejábamos siempre abiertas, ya que al cerrarlas en la noche, en la cama junto a la ventana, se podía apreciar la silueta de una mujer sentada sobre la cama.
Una noche yo estaba por irme a casa, pero mi hermana me pidió que me quedara, a lo cual accedí, me quede a apoyarla, yo tendí unas colchas en el piso para dormirme, entre las dos camas, mi hermana estaba hacia la piecera de la cama de mi madre, y le estaba comentando sobre la mujer que se aparecía, mi hermana solo decía claro que no, como crees eso? … y yo es que fíjate que hasta a los enfermos les pide que le digan a los que reparten la comida, que por favor le dejen una charola para comer, mi hermana me dice, mejor ya duérmete y me aventó un cojín….. Yo solo le dije a bueno pues si se te aparece o te hace una travesura ni me hables! En eso me pare a apagar la luz de la cama y el encendido y apague es de cadenita, de esos que se escucha el click al encender o apagar, me recosté y me dice mi hermana nomas ideando cosas tu, ni quien crea eso…. Y en eso que termino de decirlo, como cosa de la nada se volvió a encender la luz y clarito se escucho el click de encendido, yo me incorpore para ver que quería mi hermana, cosa que al ponerme de pie, veo que mi hermana ya había corrido hacia el área de enfermería, fui hacia ella y la veo toda blanca de la piel, sin color y atacada de la risa de los nervios, le pregunte porque prendió la luz, que se le ofrecía? Y me dice no fui yo, se encendió sola, se escucho el click y la cadena se movió. Las enfermeras le preguntaron qué fue lo que paso, mi hermana les conto lo sucedido, y ellas solo le confirmaron que en ese pabellón, en esa cama, se observa una silueta, creen que es de una paciente que falleció tiempo atrás y que se mantiene al pendiente de los pacientes.

ANÉCDOTA SUCEDIDA EN CASA.
Esta anécdota le paso al señor que recoge la basura en casa.
Unas dos semanas antes de pasarle esto, le comente a la esposa del carretonero, que iba a sacar unos muebles, que se diera la vuelta el domingo para que los viera, si le gustaban y le servían pues se los quedara para su familia, resulta que ese domingo en qué quedamos yo no dormí en casa.
El siguiente domingo, tocan el timbre y al abrir es la esposa del carretonero y me comenta sobre los muebles que si aun se los iba a dar, le dije que sí y que le pasara; me pregunta oye aquí tu vives sola ó con alguien más? ¿Le dije sola porque? …. Mm la semana pasada te vine a timbrar… le dije, discúlpame no vine a dormir, si me acorde que era el domingo pasado, pero pues se me hizo tarde y mejor me quede a dormir en casa de mis amigos. Y me dice lo que pasa es que te vine a buscar y toque el timbre, dije tu nombre y me contestaron, no está vuelva mañana! era la voz de una mujer, se me hizo parecida la voz a la de tu mami, le comente a mi esposo y me dijo, estás loca mujer, como vas a creer que es la doñita? Le dije mira Pepe vamos… cosa que hicimos, volvimos a timbrar y nos volvió a contestar, solo que esta vez dijo…. no está Pepe, vuelve mañana! mi esposo se puso blanco y solo me dijo … si es la vos de la Doñita.

 

RESPUESTAS:

Anonimo:  Yo pienso que éstas cosas suceden, porque yo al igual que integrantes de mi familia, vivimos en ocasiones situaciones que no tenían explicación lógica y por eso yo creo que suceden, pero no a todas las personas solamente a algunas y por una razón que desconocemos.

Anonimo:   Aunque no me importa si fue hace 11 o mas años. Tus historias me encantaron. Porque al carretónero se se le hizo extraño que le contestara tu mamá?

Un pensamiento sobre “Mis 2 Relatos de suspenso reales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *