Mi relato para compartir con todos ustedes

Anónimo

Hola, antes que nada quiero decirte que me encanta tu página… Pero desgraciadamente ya no podré leer más principalmente por mi bienestar y el de mi bebé. Tengo 20 años y un bebé de casi 2 meses, vivo con mi esposo al que amo mucho.
Hace poco se estrenó la película El Conjuro 2, y sin duda tenía que ir a verla con mi esposo, era fan de las películas de terror hasta ayer… Me encantaba todo tema de misterio, cosas inexplicables, actividad paranormal, como a muchas personas.
Decidimos ir al cine, nos tocó la última función, la función de las 10:50 pm Estaba muy ansiosa de verla…
Debo aceptar que al entrar sentía ya algo muy raro, probablemente nervios, no sé, algo inusual. El 80% de la película me la pase con mis oídos tapados por miedo a cada escena imprudente, mi mente no estaba ahí, o más bien deseaba salir de ahí a los 10 minutos que llevaba la película. Me daba pena salir de la sala, y que mi esposo se riera de mi, siendo que yo elegí la película.

También no dejaba de pensar en mi bebé en cómo estaba, mi mamá me lo cuidó solo por unas 4 Hrs aproximadamente.

Terminó la película, y no podía pararme del miedo que tenía, no quería salir porque para variar no prendían las luces de la sala.
Me paré con mucho miedo y, tratando de ser discreta, salí echo madre. Nos subimos al carro, y no entraba en la realidad, no dejaba de tener miedo! Era un miedo raro, inusual.
Llegamos a la casa y vi a 2 amigas hasta muy tarde, tratando de distraerme de esa experiencia.
Estos días no pude conciliar el sueño, batallé mucho, y es raro para una mamá que tiene un bebé que tiene poco de nacido.
Vi un video que se hizo viral de inmediato sobre un exorcismo en una sala de cine, donde estaba la película El Conjuro 2, lo vi ayer
Después mi cabeza daba vueltas, me sentía más extraña aún.
Debo decir que estar escribiendo esto me da un poco de temor, ayer que cargaba a mi bebé, estire mis brazos cargándolo y le hice cariños, cuando de inmediato empecé a temblar y quería vomitar, quien miraba a mi bebé no era yo, era alguien más, alguien más dentro de mí.

Estaba sola en el cuarto y mi esposo estaba en la cocina, grite lo más fuerte que pude y él subió de inmediato, se lo di y me encerré en el baño sin dejar de llorar.

Siento que de no haberle gritado, no sé qué hubiera pasado.
Sentí un miedo horrible.

Llegó la hora de dormir y no respiraba tranquila, mi bebé estaba con mi esposo, y yo no quise decir nada por miedo a asustarlo y que se alejara de mí en ese momento difícil.

Busque por esta red a 2 ex compañeros de la preparatoria que son cristianos y me dijo uno de ellos que leyera el Salmo 23
El otro me mando varios escritos bíblicos y con muchísima fe los leí antes de dormir…

Por el bien de mi bebé, por el bien de mi esposo…
Pude dormir, no era nada religiosa, hasta ayer que le prometí a Dios serle fiel y dejar todo lo que nos pudiera afectar…
Aún siento temor pero no como ayer en la noche antes de dormir.
No le deseo a nadie esto, por qué es horrible, es inhumano, es traumático.
Pero si lees esto y te identificas un poco, búscalo a él, antes que sea muy tarde.

 

Un pensamiento sobre “Mi relato para compartir con todos ustedes”

  1. A mi me sucedió algo similar hace varios años, parece que cuando vemos percibimos o escuchamos algo relacionado con cosas oscuras sin querer nos estamos volviendo vulnerables hacia entidades no vivas que pueden estar cerca a nosotros; cuando tenía aproximadamente 15 años (Ahora tengo 25) comencé a ver una de estas series japonesas o anime me enganché a pesar de que siempre se rumorea que estas series son del demonio, no obstante yo la seguí viendo. Como la serie estaba colgada en Internet veía un capítulo tras otro hasta que fuera muy tarde. Un día viendo la serie tenía la sensación de sentir mi cuerpo con una temperatura muy alta, no como si tuviera fiebre, era algo más como si estuviera cargado de una energía pero como estaba enfocado en la serie continué. De repente sentí un miedo que no puedo explicar una sensación demasiado fuerte, corrí a abrazar a mi hermano y le dije como me sentía no me quería apartar de él. Ese mismo día en la noche antes de dormir volvió a suceder, es algo que sólo me sucedió dos veces y después de esto dormía con un crucifijo y con mi hermano por lo menos por unos 9 días ya después regresé a mi cuarto. Tengo que aclarar que he vuelto a ver estas series y películas de terror como antes lo hacía pero fue un periodo de mi vida cuando mis padres estaban pasando un proceso de divorcio y además sufría de Bullying en la escuela. Por eso creo que estos seres aprovechan nuestra vulnerabilidad en momentos difíciles de nuestra vida, no sé que hubiese hecho si mi hermano no estaba conmigo cuando sucedió esto recuerdo que los primeros días de este suceso me daba la mano para sentirme acompañado cuando dormía.

    Gracias por compartir este relato, me sentí identificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *