La brujeria parte 2

 

Primera parte aqui

Decidimos alejarnos de la ventana y tratar de olvidar todo, comenzamos a guardar las tablas y las fichas de la lotería y de pronto la luz se va y se escucha de nuevo el lamento pero esta vez afuera de la ventana, todos gritamos con miedo y nos abrazamos temblando, la luz volvió y los ladridos del perro continuaban, esa noche tuvimos todos dificultades para dormir, no podíamos, estábamos esperando que en cualquier momento se volviera a escuchar el lamento, el perro lo tuvimos que meter a la casa para que se calmara y poco a poco nos quedamos dormidos. Por la mañana fui la primera en despertar y me metí a bañar, aun estaba adormilada al correr el agua por mi cuerpo no te un pequeño ardor en mis piernas, al observar vi con estupefacción que tenía unos aruños, eran varios aruños delgados y poco profundos pero ardían, me revisé y pude notar que en mis brazos tenía varios moretones, eso me asustó mucho y durante todo el día pensaba que me había pasado, sin tener una respuesta clara aunque fuera descabellada.

diablo-brujas-rituales
A partir de ese momento, todos comenzamos a ser acosados por cosas extrañas dentro de la casa, escuchábamos ruidos raros como quejidos, por las noches algo arrastraba las sillas del comedor, las risas de los niños seguían poniéndonos a todos nerviosos, y lo peor, las canicas, durante la madrugada; despertábamos con un sonido molesto de canicas caer y botar por el piso, nuestra cordura comenzaba a jugarnos bromas macabras, porque entre las sombras de los rincones veíamos salir cosas sin forma definida, para nuestra fortuna todas esas manifestaciones no tenían consecuencias negativas en nuestra forma de vida, a excepción de las lesiones en la piel o ataques de nervios durante la madrugada al escuchar las canicas correr, todo parecía relativamente tranquilo, con el tiempo fuimos acostumbrándonos y fueron muchos sacerdotes y brujos a tratar de bendecir el lugar a petición de mi padre, que tiempo después que empezaron estos eventos, murió.
Yo me salí de esa casa cuando me casé, pero mis hermanas, sus esposos y mis sobrinos aun siguen viviendo ahí, cada que las visito, en cierta parte de la conversación surgen pláticas de los fenómenos, ellas continuamente sueñan con algo que las acosa, yo en lo particular al entrar en esa casa, siento una fuerza que me observa desde todos lados, me siento incomoda, a veces he podido sentir un aliento atrás de mi oreja, algo que respira y que mueve mi cabello de la nada, nunca he podido estar sola en ningún cuarto, incluso pido a mis sobrinos que me acompañen al baño, el miedo en la actualidad aun me persigue al visitar la casa de mis hermanas, y más aún por una escalofriante revelación que me hizo mi hermana hace algún tiempo.
Después de que me fui de esa casa, ella fue con una supuesta señora que le leía las cartas, le dijo a mi hermana que ese solar en particular estaba maldito, que tenía una aura muy negra que lo invadía, ella supo por dichos de los lugareños que durante un tiempo vivió ahí una familia, la mujer practicaba la brujería y hechizos para dañar a las personas, pero con tan poco conocimiento y experiencia que el esposo la terminó dejando con sus dos hijos, en un arranque de despecho y coraje arremete con odio en contra de los niños al menor de 5 años lo mató, reventándole la cabeza con un block, mientras que al otro lo asfixió con una almohada mientras dormía, la señora al ver la magnitud de sus actos, tomó la decisión de ahorcarse, colgándose de un árbol de mango que había en la propiedad.
Empecé a atar cabos, los niños que escuchamos todos eran quizás las almas errantes de ellos deambular por el terreno al no tener descanso por morir violentamente a manos de su propia madre, y los ataques y visiones de sombras eran de la señora que también merodeaba entre las sombras, pero había algo mas, algo maligno que no dejaba que prosperara nadie que viviera ahí, tiempo después nuestro hermano nos confirmó los dichos de aquella señora, pero complementó la versión con algo todavía mas siniestro, la mujer que mató a sus hijos, tenia pactos con el demonio para hacer sus brujerías, al hacer eso abrió portales que aun seguían abiertos y que por ahí cosas malas salían para atormentarnos, no quise saber más de eso, todos mis hermanos sabíamos que mientras viviéramos en ese terreno nada nos saldría bien, yo me salí antes de ahí, pero ellos tomaron la decisión de vender la casa y salirse. Creo que es la mejor decisión que pudieran haber tomado, alejarse de todo ese horror que nos persigue desde que mis padres llegaron a habitar ese terreno y cobró sus vidas.

Basada en hechos reales
adaptada por :
Eduardo Liñán Junio 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *