Fantasma en casa abandonada

Fantasma en una casa pequeña

Esto ocurrió en el 2011, mi esposa y yo estábamos recién casados, como todo matrimonio que comienza estábamos ilusionados buscando un lugar en donde vivir y después de mucho buscar encontramos una casa en una zona muy cómoda ya que estaba muy cerca de mis dos empleos, era una casa pequeña que se encontraba al fondo de una más grande, algo tetrica y sombría pero nos gustaba, cuando nuestras amistades nos visitaban decían que sentían una vibra extraña y más de uno vio cosas raras como un niño asomándose a la ventana principal, y sombras en la azotea, sinceramente nosotros por la ilusión del momento no prestabamos atención a lo que nos decían e incluso creíamos que exageraban, en la azotea de la casa hay un cuarto de ladrillo que los dueños usaban como bodega y esta justo encima de la recámara principal, un día de repente comenzamos a escuchar ruidos provenientes de ese lugar de día no había problema alguno para subir y ver de que se trataba, pero en la noche el miedo nos detenía y después de un rato los ruidos cesaban, justo a mediados de octubre de ese año las cosas cambiaron por completo, el ambiente se tornaba muy pesado y mi esposa y yo peleabamos por todo, nos empezamos a distanciar como pareja y nos iba muy mal en muchos sentidos, un día cuando salía de casa a mi trabajo aun no amanecía, al cerrar la puerta principal sentí un escalofrío horrible y claramente pude ver detrás de mi a una mujer con una blusa negra y falda gris mirándome fijamente, el miedo no me dejo moverme y pude ver como ella se retiraba y se desvaneció de repente, juro que fue tanto el miedo que no fui a trabajar de la impresión, entre y le platique a mi esposa y me dijo que ella también la veía seguido, tal cual yo la había descrito.


Días después decidimos acercarnos a la Iglesia pues pensábamos que era lo adecuado, un domingo después de misa llegamos y todo era como antes, estábamos contentos y nuevamente unidos pero lo peor ocurrió esa noche, eran como las 4 de la mañana cuando mi esposa comenzó a moverme bruscamente para despertarme, cuando pregunté que ocurría me señaló hacia el pie de la cama y ahí estaba la mujer mirándonos fijamente pero lo peor es que no estaba sola, ella abrazaba a un niño de unos 4 años de edad que estaba parado sobe nuestra cama, pasaron segundos que parecían horas hasta que la mujer y el niño dieron la vuelta, salieron de la casa y les juro que escuchamos cada uno de los pasos que dieron hasta la Salida de la casa, después de eso no dudamos y nos mudamos, actualmente paso casi a diario por la casa y me intriga mucho el regresar pues he sabido que apenas la rentan los inquilinos salen huyendo.

Esto es real, Saludos a todos los amantes de lo sobrenatural desde Ciudad Valles, SLP y espero contar otras cosas que nos han ocurrido.

RESPUESTAS:   

Anonimo; Que buena historia la que te paso canijo aveces no creen pero es verdad yo he vivido cosas similares y aveces no las cuento sólo a mi esposa porque los demás piensan que es broma saludos y comparto tu experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *