Archivos de la categoría Historias de espiritus

LA NIÑA DE EL PANTEON

LA NIÑA DE EL PANTEON

El amor llamó a la puerta de Alejandro, a pesar de su carente situación económica María aceptó felizmente contraer nupcias con él, pues lo sabía luchador y esforzado. Como era de esperarse inicialmente batallaron, más aún cuando llegaron a sus vidas sus dos hijos, la primera Nany y el segundo, Alejandro igual a su papá. Después de una búsqueda incansable de mejores oportunidades laborales, al fin logro emplearse en una de las empresas más portentosas de la república mexicana, la petrolera lo contrato como intendente y al notar su esfuerzo, pasado algún tiempo llegó a ser trabajador directo de la planta.

Sigue leyendo LA NIÑA DE EL PANTEON

3 Experiencias Paranormales reales

Hola bienvenidos Historiasdeterror.Website, ahora con 3 historias paranormales para disfrutar la noche.

Les ha pasado algo paranormal?…en sí, yo creía que algo paranormal era ver un fantasma, pero creo que lo paranormal es cualquier situación a la que no encontremos una explicación lógica, mi historia paso hace muchos años 13 aproximadamente, y todo comienza un sábado por la mañana, era la primera vez que mi abuela viajaba a Estados Unidos, así que, nosotros iríamos a despedirla. Sigue leyendo 3 Experiencias Paranormales reales

Una historia triste de miedo para leer

Hola amigos de la web, ayer fui al panteón a visitar la tumba de una pequeña ex alumna que falleció hace 2 años. Se llamaba Andrea. Murió de cáncer después de luchar casi dos años. No pude ir a su funeral, ya que me habían realizado una endodoncia y a causa de una bacteria que me entró, tuve una fuerte infección y me incapacitaron.

Ella falleció el 5 de junio de 2014. Durante mi incapacidad se atravesó el fin de semana. Me presento a mi trabajo el lunes siguiente y mi directora me comenta lo que pasó.
Lloré porque no me pude despedir de ella. Me sentí muy mal. Recordé que durante su enfermedad Andrea le pedía a su mami que la llevara al plantel a verme.

Yo iba a su casa a visitarla aunque en dos ocasiones debido a su enfermedad, que afectó su cerebro, ya no me reconocía. Sentí que no me despedí de ella. Me dijeron de unas misas en su honor pero como se realizaron en la tarde-noche y yo vivo a dos municipios de donde se realizaban, no asistí. Le recé en casa pidiéndole perdón por no haber ido a su funeral.

Al terminar el ciclo escolar invitamos a su mamá para rendirle homenaje en la ceremonia de fin de cursos a la que ella de estar viva habría asistido…no alcanzó a terminar preescolar. Le dimos un minuto de aplausos y un reconocimiento. En noviembre de 2014 hicimos el altar de muertos en su honor. Estábamos cerrando un ciclo con ella, luego comenzaron ciertos detalles como que un día amaneció un vaso rosa con agua en mi salón. Yo no tenía vasos de ese tipo, la intendente no lo vio cuando se fue y en la mañana que llegué lo vi en una mesa que estaba cerca de la puerta, ( nunca puse la mesa ahí).

Después apareció un nopal, (cuando ella iba a clases las sras. me ayudaron a sembrar en un área trasera del jardín y para que los niños no se fueran para allá decidimos hacer área desértica, sembramos nopales, sabilas, cactus, güacos, etc.).
Su mamá sembró nopales. Una compañera que se quedaba más tarde decía que escuchaba que se movían los muebles de mi salón, que murmuraban como rezando.

Tiempo después estaba platicando con la intendente pero yo le estaba dando la espalda, estaba haciendo algo, no recuerdo qué, pero la intendente estaba parada en el marco de la puerta y yo la veía por el reflejo del minisplit, ya ven que unos traen plástico negro donde se marca la temperatura, de repente yo hablando con la sra y veo por el reflejo que se da la vuelta y se va, yo digo en voz alta “ay, esta señora ya se fue y me deja hablando sola”, escucho que me dice ” a dónde me fui maestra, yo no me he movido de aquí”. Grité, salté dándome la vuelta y diciéndole lo que acababa de ver. Y las dos asustadas. Le llevé agua bendita, le rece pidiéndole que descanse.

Pero hace poco volvimos a las andadas. Unos días se activó sola la alarma en mi salón, venían a checar y no había nada. Vino el proveedor y revisó y comentó que todo estaba bien, pero que para que el detector active la alarma alguien debe moverse adentro.

La hija de una compañera le ha dicho que con ella juega una niña de vestido blanco. El uniforme es verde. Ayer que fuimos al panteón la niña fue con nosotros. En la tumba está una foto de Andrea, al verla, la hija de mi compañera comenta que ella es la niña que juega con ella. Y en la foto trae un vestido blanco.
La hija de mi compañera nunca había visto fotos ni conoció a Andrea, luego dijo que ya estaba contenta porque yo había ido.

Despues un día que mis niños y yo estábamos trabajando fuera del salón, al regresar vimos que había un charco de agua amarilla, creemos que eran orines. Checamos el video de las cámaras de seguridad y nadie entró a mi salón. No supimos de dónde salió ese líquido, chequé a mis niños por si alguien había tenido un “accidente” y nadie. Mi compañera se seguía quedando hasta que escuchó más movimiento y rezos. Juró no quedarse sola hasta tarde. Ese día fue a comprar un refresco para el susto y al comentarle lo sucedido a la sra de la tienda, le dice que en mi salón en la madrugada siempre prenden y apagan las luces y se escuchan ruidos,( ella vive frente al plantel).

Nos hemos dado cuenta que estos hechos aumentan por el mes de junio. Y lo más fuerte pasó este lunes, yo iba a elaborar el decorado para la graduación y ocupaba cartón, la intendente me dio uno que quedó de un empaque en el que venía un juego infantil de madera. Yo vi de donde lo sacó, estaba recargado en la pared dentro de un baño que no se usa y tapado por botes, cajas, material, etc. Batalló para sacarlo, tuvo que mover todo. Me lo llevé a mi casa. Dibujé y recorté lo que iba a hacer y el pedazo que me sobró lo puse sobre el comedor para no mancharlo de pintura. Terminé de pintar. Dibujé unas letras en foami y al estarlas recortando algo llamó mi atención, desde el ángulo que yo veía el cartón observé que estaba una huellita, luego sigo moviéndome buscando algo más y encontré otra, del mismo tamaño, una para un sentido y la otra casi enfrente pero en sentido contrario. Eran piecitos descalzos. Me asusté, recordé a Andrea. Tomé fotos. Le mostré a mi esposo y también las vio. Llegué a la conclusión de que tal vez la niña me estaba recordando que no había ido a visitarla. Lo comenté con mis compañeras y acordamos de ir ayer. Le llevamos un globo. Yo, agua bendita. Le pedí perdón, le dije por qué no había ido a su funeral. Le pedí que ya descansara. Que siempre voy a recordarla. Le recé. Ojalá que ahora sí se halla cerrado el ciclo.
Descansa en paz mi querida niña !

Laura Luna

EL MISTERIO DE LA CASA DE LOS ESPEJOS

En la calle Pino Suarez, en su extremo poniente ya muy cerca de las alamedas, sucedieron los acontecimientos que a continuación les narrare, la señorita Isaura vivía sola, era una maestra de primaria retirada, jamas se caso ni tuvo hijos, entregada siempre a su mayor pasión, su trabajo y sus alumnos sus dotes de docente eran natos y su voacion legitima, ademas cuidaba y a su madre y así había pasado su vida, ahora que su madre había muerto hacia ya algunos años y que se había jubilado casi en contra de su voluntad, ahora vivía sola, pero nunca triste, pues era muy querida por toda su familia y muchisimos ex alumnos que la llamaban cariñosamente “chagüita” y la recordaban con cariño, por eso en esa casona colonial donde vivía siempre había risas, reuniones, visitas y alegría… pero cuando caía la noche las cosas eran muy diferentes, al tratarse de una mujer sola y mayor siempre había algún familiar, entre cuñadas, hermanas y sobrinos se turnaban para quedarse con ella durante una temporada y de esta manera ella no estaba sola, sin embargo muchos miembros de la familia contaban sucesos muy extraños que pasaban por la noche en esa casa y a pocos les quedaban ganas de pasar otras “vacaciones” con ella, aunque chagüita parecía no percibir nada sobre natural o bien tener una extraordinaria resistencia a estos fenómenos, pues se paseaba de noche en los dos patios de la casona sin mostrar sobresalto, pero las personas que se habían pasado noches ahí contaban cosas terribles, cuando el acompañante en turno era mujer, dormían con ella en la recamara principal en su propia cama, pero si el turno tocaba a alguno de los varones de la familia, sobre todo los mas jóvenes, por respeto a la señorita, debía quedarse en la sala, pues era el cuarto contiguo ya que la recamara de la señorita era el segundo después de la sala. ahí preparaban en una improvisada cama formada por un camastro de lona plegadizo y el sofá este conjunto ofrecía una comodidad relativa.

calavera-terror

Muchos contaban cosas acerca de esa casa, doña cuca su cuñada juraba que en una ocasión agitaron su cama completa con tanta violencia que la despertaron y se aferro a los bordes de esta pues pensó que se caería, como pudo comenzó a rezar y de inmediato ceso el movimiento y pudo ver como salia de prisa una sombra alta, como la de un hombre, por eso, temiendo que fuera algún ladrón se levanto encendió la luz, lo que despertó a la maestra que dormía plácidamente a pesar del escándalo, doña cuca tomo el teléfono y disco el numero de la comandancia de policía que llego al poco rato y revisaron la casa hasta cerciorarse que no había ningún merodeador. Hubo muchos otros incidentes, unos niños hijos de uno de los ex alumnos de la maestra cuya visita se había extendido hasta el anochecer, jugaban en el patio y de repente entraron a la sala diciendo que habían visto un hombre negro sin rostro, agazapado en el marco de la puerta del comedor, había quien escucho ruidos en el baño, se veían siluetas furtivas y todos coincidían que en el segundo patio donde estaba el pequeño cuarto de los “tiliches” donde había una un enorme canasto con tapa llamado quihuila, mesas libros un gran espejo con pedestal y muchísimas cosas mas que hacían algo complicado abrirse paso entre tanta cosa y todos decían que en ese lugar se sentía como si te vigilaran…
en una ocasión en ese cuartucho uno de sus sobrinos mas pequeños jugaba con otros a las escondidas, imaginaran ustedes que en la enorme casa, jugar a las escondidas resultaba un placer pues habia muchisimos lugares donde esconderse, pero este pequeño decidio correr hasta el segundo patio, entro en el cuartito de los tiliches, retiro las tapa de la quihuila y como pudo entro en ella, habia ropa hasta la mitad del canasto, pero le dio suficiente espacio para acomodarse dentro de ella, colco la tapa y espero pacientemente, escucho algun ruido, pero entre el tejido del canasto pudo ver una silueta que paso frente a el, lo extraño es que esa silueta negra paso de dentro hacia afuera, aunque al pequeño le causo extrañesa no puso demasiada atencion a este detalle, pues bien podia ser uno de sus buscadores al que el no vio entrar, al poco rato se escucho el barullo de los chiquillos, pues como recordaran ustedes en este juego cada que encontrabas a alguien debia ayudarte a encontrar a los demas y debido a que el escondite era excelente, ya eran muchos los que lo buscaban, tratando de ver entre las rendijas del tejido, pudo ver pasar la silueta oscura de regres e internarse en el cuarto, el pequeño se preparo para ser descubierto pero no fua hasta momentos despues que pudo ver que entro alguien mas, riendo y gritando y este si pudo ver hasta el color rojo de su playera, al destapar la quihuila salio el pequeño y se quedo algo extrañado por la curiosa y oscura silueta que vio…
Por todas estas cosas que se decían, poco a poco fueron menos candidatos a quedarse a acompañar a la señorita, ya era motivo de competencia inventar mejores pretextos para evitar quedarse en esa casa, cuando venia algun pariente que vivía fuera del estado o alguno que la necesidad casi era obligado a pasar una temporada con la tía pero esto cambio cuando un sobrino nieto de la maestra, de nombre Carlos y que en ese entonces, finales de los años 80s era un adolescente muy descreído de las cosas sobrenaturales, por eso el no tenia problemas en quedarse con su tía, al contrario le parecía fantástico poder tener un espacio propio, literalmente se apodero de la sala, se llevo toda su ropa y la coloco en un viejo y grande ropero de madera maciza con dos puertas con enormes espejos, coloco “posters” en las paredes disfrutando al máximo el tener por fin un espacio para el.

El jovencito resulto ser una magnifica compañia, salia muy temprano al bachillerato mientras la tía salia a misa al templo de Analco y los fines de semana la acompañaba a la misa, atendía los pequeños desperfectos de la casa, hacia la limpieza y se encargaba de los mandados y a su vez la tía le daba propinas por los servicios, que para un joven estudiante era un ingreso ideal.

Una vez mientras carlos organizaba el cuarto de los tiliches, sintió que lo observaban detrás de el volteo rápidamente y pudo ver el gran y antiguo espejo oval con pedestal y marco labrado de madera ya un poco escurrido por ser tan antiguo, se quedo viéndolo curioso, lo limpio y lo acomodo de manera que no estorbara el paso y pudiera causar un accidente.

Una noche el joven escuchaba el radio a un volumen muy bajo para no perturbar el sueño de su tía, preparo su cama, apago la luz y se dispuso a dormir, estiro su mano buscando el radio para ponerlo debajo de su almohada como lo hacia siempre y no lo encontró en el buro, se incorporo un poco y resulta que el radio estaba en el tocador con espejo que estaba al lado del buro, se levanto de la cama tomo el radio en sus manos y se quedo pensando pues estaba seguro que lo había dejado en el buro pero no le dio demasiada importancia, al día siguiente paso algo mas curioso, mientras el joven estaba casi dormido cuando sintió que alguien se paseaba por el cuarto, abrió los ojos y vio que en efecto había alguien hurgando en el tocador, pensando que era su tía buscando algo, rápidamente se incorporo busco el apagador y encendió la luz, cuando se dio a vuelta no había nadie ni el tocador, ni en toda la habitación… por ser eceptico no sintió miedo trato de pensar en un explicación lógica quizá se confundió con alguna sombra, quizá la sombra de la propia tía que buscaba algo en su recamara o alguien que paso por la calle y proyecto su sombra por la ventana incluso pudo ser la confusión de estar ya casi dormido.

Cuando le pregunto a la tía si había despertado a media noche esta le dijo que ella creyó lo mismo de el pues había escuchado pasos y le hizo ver que no había manera que se viera ninguna sombra de su recamara a la sala, carlos confundido le contó a su madre lo que había sucedido, ella le contó algunas de las historias que se decían de esa casa y esto despertó una inmensa curiosidad en el jovencito que se dispuso a hacer algunos experimentos.
Esa noche se preparo y se acostó como siempre, pero determinado a no dormir, a propósito dejo el pequeño radio prendido en el buro, como siempre, paso mas de una hora y era algo mas de las 12 de la noche, lo sabia pues en el radio se escucho el himno nacional que se ponía a las 11 que era el cierre de transmisión de la mayoría de las estaciones, pero esta en particular era de las pocas que trasmitían toda la noche era radio sensación, se que muchos la recordaran, ademas esa estación tenia los hits del momento por eso era de la preferencia de la juventud (porque en esos ayeres aun había jóvenes que escuchaban la radio), a las 12 en punto se tocaba el himno nacional y después seguían canciones en reproducción aleatoria y sin locutor, habian pasado 4 o 5 canciones cuando de repente escucho que el radio se movía un poco incluso fallo la recepción por el movimiento, lentamente se arrastro el aparato que debido a que estaba muy cerca y encima de su cabeza no podía verlo, hasta que arrastro un poco mas hacia el tocador y pudo ver como se movía el aparato, sus ojos acostumbrados a la oscuridad casi pudieron distinguir una mano oscura con dedos extremadamente largos que jalaban el aparato, los ojos muy abiertos de carlos no daban crédito a lo que sucedía, se levanto de inmediato y encendió la luz y… todo estaba muy tranquilo lo único era que el radio efectivamente estaba en el tocador en vez del buro, el joven pensó si la mano era producto de una ilusión óptica provocada por la sombra del propio aparato por lo cual no se preocupo demasiado, pero era indudable que el radio se había movido de lugar…
La noche siguiente volvió a hacer la misma prueba, pero esta vez sucedió algo peor, ahora espero mucho mas tiempo y siendo aproximadamente las 2 de la madrugada ya casi lo vencía el sueño cuando escucho unos ruidos suaves, unos pasos ligeros y pudo ver una silueta humana pero encorvada, con brazos delgados y anormalmente largos y con los ojos muy abiertos por la impresión vio que hurgaba en los cajones del tocador con esas enormes manos de dedos delgados y larguisimos, esa cosa se movía con ligereza como si pudiera ver claramente en la oscuridad, saco algo del cajón y lo cerro, el joven inmóvil la observaba hasta que camino y quedo fuera de su campo de visión pero escuchaba que estaba cerca de sus pies, la respiración del joven era agitada la expectación era inmensa cuando de repente sintió que jalaban ligeramente las cobijas tirando desde sus pies, aquello fue la sensación mas horrible que había sentido, desesperado pataleo aventando sus cobijas manoteo buscando el apagador ahogando un grito de pánico y encendió la luz… y no había absolutamente nada, el joven busco por todos lados en el rincón cerca de sus pies estaba esquinado ese ropero grande con lunas y detrás de el podía esconderse alguien con cuidado reviso detrás del mueble pero no había nadie, abrió las puertas y dentro solo estaba su ropa, las puertas tanto la que iba a la recamara como la que iba al pasillo estaban bien cerradas, reviso que los pasadores de la ventana hacia la calle estuviesen intactos, ademas el barandal exterior impediría que alguien pudiese salir, ni siquiera un niño pequeño cabria entre los estrechos barrotes, después de revisar el joven tardo mucho en conciliar el sueño y no fue capaz de apagar la luz, esa mañana no se levanto a la escuela, y la tía no tubo corazón para despertarlo pues lo vio profundamente dormido, ya muy entrada la mañana descansado y con la cabeza fría, carlos se puso a pensar en que pudo haber sucedido y llego a una escalofriante conclusión en el rincón a los pies de la cama solo estaba el ropero y si la cosa no se escondió detrás ni dentro de el, entonces paso atraves de el…. claro! el espejo!, entre mas lo pensaba mas sentido cobraba, esa mano que jalo el radio salio del espejo del tocador, la sensación de que te observaban en el cuartucho venía del espejo oval, las siluetas se perdían siempre cerca de donde había espejos, las cobijas que amanecían en el piso cerca del ropero eran jaladas por esa creatura, los objetos que desaparecían constantemente se los llevaba esa cosa atraves del espejo…el inmenso miedo que sintió el jovencito apenas hace unas horas ahora sentía los bríos de la revancha porque conocía su escondite apenas podía esperar a que llegara la noche para prepararlo todo, puso una sabana enrollada encima del ropero atada a una esquina y el otro extremo lo conservo en su mano, se agazapo entre las cobijas, encendió el radio con el volumen habitualmente bajo, para que todo estuviera igual espero largo rato hasta que escucho esos pasos ligeros, no podía ver nada pero sabia que estaba ahí cuando sintió que empezaron a jalar sus cobijas tiro de la cuerda para que la sabana cubriera los espejos del ropero rápidamente encendió la luz y de un salto se puso frente al tocador para bloquear ese espejo, fue increíble ver que efectivamente había una silueta oscura y humanoide frente a el que en un parpadeo salio al pasillo empujando con fuerza la puerta haciendo ceder el pasador, el joven embriagado por la adrenalina salio tras la cosa y pudo escuchar un violento trastabillar en el cuartucho del segundo patio corrió hacia allá a toda prisa y se alegro de haber tenido la precaución de cubrir el espejo oval, en la oscuridad de la noche pudo ver que la silueta salio del cuartucho y cruzo hacia el baño que estaba al final del segundo patio, sentía que casi podía alcanzarla, carlos entro a toda prisa y encendió la luz… ya no había nada el botiquín tenia un espejo cuadrado pequeño pero debió ser suficiente para que la creatura escapara así como el podría caber por una ventana, con mido y excitación del momento se le ocurrió estrellar el espejo para la cosa no pudiese regresar, después salio a revisar el cuartucho y cuando encendió la luz pudo ver algunas cosas en el piso que eso había lanzado con desesperación, y el gran espejo oval yacía de lado en el piso afortunadamente el montón de cajas y objetos amortiguo la caída impidiendo que se rompiera, en ese momento escucho que la tia lo llamaba preocupada “Carlitooos! que paso?” el joven asustado, agitado y a la vez emocionado, trato de recuperar el aliento y le dijo “nada tía se metió un gato y lo estaba espantando” en ese momento pensó que si la tía hubiese abierto antes la puerta de su recamara esa creatura hubiera logrado escabullirse hacia el guardarropa de la tía que también tenia un par de espejos, afortunadamente no fue asi… los dos regresaron y durmieron plácidamente.

Carlos nunca supo que era aquello ni si podría regresar pero nunca mas lo volvió a ver, cuando termino el bachillerato se fue fuera de la ciudad a continuar sus estudios pero en vacaciones siempre se quedaba con su tía hasta que los estudios y posteriormente el trabajo lo alejaron definitivamente de su familia y de su ciudad de Durango, la tia “chagüita” vivió en esa casa 15 años mas hasta su muerte que fue muy sentida por muchas personas y las historias de esa casa de calle Pino Suarez casi esquina con independencia fueron muy sonadas en los noventas y muchas visitas le preguntaban a la maestra acerca de todo eso, por esas fechas se empezó a teorizar en las muchas dimensiones que existen en el universo y que nosotros no comprendemos pues nuestro mundo tiene solo 3 dimensiones, altura, anchura y profundidad, algunos científicos para hacer comprensible esa teoría usan como ejemplo los marcos dimensionales como si fueran espejos, lo cierto es que hace poco un amigo me dijo que en la casa de su abuela por calle Pino Suarez había un gran espejo oval regalo de una amiga suya que había sido maestra, y una vez se había sentido observado y volteo hacia delante a otro espejo frente a el y le pareció ver un rostro dentro del espejo… no quise decirle nada, el es muy joven para recordar lo que se contaba de la casa de los espejos… Sigue leyendo EL MISTERIO DE LA CASA DE LOS ESPEJOS

La casa embrujada

Hola amigos del blog, hoy estare compartiendo un relato de miedo, espero te guste y compartas en tus redes sociales, cada semana estare publicando buenas leyendas de terror en su mayoria sucedieron en la vida real.

●☆●CASA EMBRUJADA●☆●

Eran las 9 de la noche y me disponía a tomar la micro para ir a ver a mi novia a un pueblo cercano, el viaje duraba de 20 a 25 min realmente estaba cercas.

Durante el camino del viaje en cierto kilómetro vi a un ancianito en una piedra centado y pensando pobrecito aquien estara esperando si hace mucho frio.

Llegue a casa de mi novia y como de costumbre me saluda de beso y me invito un café a o que mejor le dije regalame agua para tomar twngo reseca la garganta, ya entrando en platica ella me contaba que en la azotea de su cuarto se escuchaban a niños jugando canicas y riéndose de sus travesuras a lo que le dije apoco aun siguen asustando aqui y ella respondió pues dice mi abuelo que son duendes ya no espantan como antes.

fantasma-volando-miedo-levitar

Una semana antes de lo que les estoy contando ocurrio que mientras veíamos la tv. Mis dos cuñadas mi novia y mi suegro se abrieron las llaves de la regadera y empezaron a sonar las paredes como si alguien se azotara en ellas y nos espantamos por que no sabíamos que sucedía y el suegro decia si espantaban pero no asi como esta sucediendo ahorita y salimos a revisar la casa y no encontramos rastros de alho o alguien alrededor.

Un dia mi suegra fue al campo a ver a su hermana y vio al señor que rascaba el maguey y le conto lo que sucedia a lo que el dijo conozco un chamán pasando el pueblo si usted quiere voy por el y lo llevamos a curar la casa y mi suegra dijo si.

Sigue leyendo La casa embrujada

Un fatasma en Monterey

Hola chic@s, no había podido escribirles pero aquí les tengo otro relato, quisiera que igualmente se mantuviera en anonimato

Esto sucedió en el centro de Monterrey, en los años 80’s, no me pasó a mí, le ocurrió a unos familiares muy cercanos. Era una familia, ellos tenían su casa en el centro de Monterrey, en la calle S. Tapia. Tenían un negocio familiar no muy lejos del hogar, por lo general pasaban todo el día en el negocio, el hombre de familia atendiéndolo y la mujer ayudandole con citas, informes, etc.

fantasma-terror-miedo-23343
Tenían 2 hijos los cuales los cuidaba una sobrina de ellos. Un día, la sobrina llego de la preparatoria a cuidar a los niños pero la Señora de la casa (la tía) le informa que tienen una reunión en casa de otro familiar, y le preguntó si gustaba de ir con ellos, la sobrina rechazó la invitación pues vio una oportunidad para descansar. Los tíos junto con sus hijos se marcharon y se quedó ella sola en la casa, casa que conocía perfectamente puesto que vivía con sus tíos y pasaba todas las tardes con los niños. Era ya el atardecer cuando decidió tomar un baño, ya en la regadera escucho ruidos y se asustó, salió del baño y se vistió lo más rápido posible.
Con un poco de miedo se asomo por el pasillo y no vio nada fuera lo normal, se calmo un poco y se dirigía hacia la habitación, pero para llegar a ella tenía que caminar por el pasillo y cuál fue su sorpresa que al momento de ir caminando por el pasillo (el cual era largo) vio por una ventana que daba al patio a un hombre con sombrero sosteniendo un periódico, lo primero que pensó fue en un ladrón, por lo que salió muuuuuy rápido de la casa y fue a la tienda que se encontraba en esa calle.

El sr que atendía la tienda le pregunta si le pasaba algo, pues la vio muy asustada, le contó lo sucedido y el sr de la tienda le comenta que en esa casa vivía un Sr ya mayor que tras varios problemas financieros decidió suicidarse en el baño. La joven quedó asustada y espero hasta las 11pm en la tienda a que llegaran los tíos, les contó lo que pasó y lo que le dijo el Sr, pero no le creyeron, ella decidió no quedarse más en esa casa.

Los tíos siguieron viviendo. Con el transcurso de los días los niños comenzaron a decirle a sus papás que en las noches escuchaban como les chistaban a fuera de sus habitaciones, ya saben el típico “tss, tss” o que escuchaban que les lanzaban piedras en sus ventanas. La madre se rehusaba en creer en eso. Un día la abuela de los niños fue a cuidarlos ya que la sobrina no quería hacerlo más, y fue en la noche cuando escucharon como el fregadero tiraba agua, uno de los niños fue a asomarse y todo estaba en orden, la abuela le informa a la mamá de los niños lo que pasó y fue ya que deciden mudarse.

Cabe mencionar que durante el proceso de mudanza una de las mascotas murió, y uno de los ayudantes de mudanza juro haber visto en el patio a una señora de edad avanzada barriendo con una escoba de hoja de palma (obvio la señora nadie la conocía, era imposible que estuviera ahí), esos sucesos fueron los que les ocurrieron a mis familiares.

La casa ahora es un negocio que se encuentra en la calle antes mencionada del centro de Nuevo León, no doy el # para no ocasionar problemas a los actuales dueños jeje

Después les sigo mandado más historias, hay unas que si me han sacado de onda .

Historias Extrañas de Miedo

ANONIMO
Cuando estaba cursando el bachillerato, nos pedían como requisito que hiciéramos un servicio social de 6 meses, una institución nos ofrecía terminarlo en un mes, siempre y cuando nos fuéramos a dar clases de verano a un grupo de niños que habían reprobado el ciclo escolar. A una compañera y a mi nos tocó juntas en una comunidad del municipio de Villa de Guadalupe, San Luis Potosí, teníamos que dormir en uno de los dos salones que tenía la escuela primaria.

Desde la primera noche comenzaron las cosas extrañas. Por las noches se escuchaban ruidos y golpes en el techo del salón, como si alguien corriera alrededor y luego subiera al techo y viceversa, resulta que el techo era de dos aguas así que era difícil subir y bajar con tanta facilidad, a veces en la madrugada oíamos golpes en la pared constantes 3 y 3 y 3 golpes cada vez, nos encerramos lo mejor que pudimos, pusimos cortinas y cartulinas en las ventanas para que no nos vieran desde afuera y candado en la puerta. A veces nos rasguñaban las ventanas como si fueran unas uñas muy largas, otras veces se oía todo al mismo tiempo, correr y trepar por el techo a rasguñar las ventanas llegamos al punto de ignorar y no comentar nada de lo que oíamos. Cuando obscurecía, por debajo de la puerta se veían luces brillantes, y a veces lanzaban pequeñas piedritas a la puerta, lo raro ahí era que no vivía nadie a muchos metros a la redonda, solo había una Iglesia en construcción, pero hasta para comer teníamos que caminar 2 kilómetros.

En otra ocasión me estaba duchando, improvisamos un baño en el mismo salón, de repente se viene un olor a flores, era un aroma agradable, le pregunté a mi compañera si se había puesto perfume y dijo que no.

Comenzamos a indagar con los niños de la comunidad y nos dijeron que sus antiguos profesores no se quedaban en la escuela, porque veían cosas por el espejo.

Pero lo peor fue una noche que al igual que en todas no podía dormir, estaba en el catre y a un costado vi una sombra negra como un bulto, lo único que podía hacer era cerrar los ojos y taparme con una sabana para no verlo y me puse de lado, en seguida la sábana con la que me tapé comenzó a resbalarse y sentí una caricia desde la pierna hasta la orilla de mi blusa donde se comenzó a levantar, no quería ni ver de que se trataba pero al levantarme la blusa a la altura del pecho por fin reaccione y me levante y ya no había nada.

No fue la primera ni la última vez que me pasó. Fue un mes terrorífico, al final no supimos que era.

Desde niña he visto y he oído cosas que nos son terrenales, pero en esa ocasión me rebasó, y resulta que mi compañera también tenía ese don o no se como llamarlo, quizás eso desató mas esas fuerzas malignas. Este es mi relato espero les guste o aunque sea les de un poco de miedo, en breve les relataré otros sucesos.

Leyenda de la Llorona – caso real verdadera

 

La Leyenda de la Llorona

Anónimo
Hola me gustaria contar mi experiencia, esto paso por aquellos dias del huracan alex, muchos han escuchado hablar sobre la llorona, otros pocos han tenido la suerte de escucharla, en lo personal yo no creia en este tipo de cosas asta ese dia.

lallorona

Bueno pues empiezo por contarles que por la esquina de la calle donde vivía pasa un rio, el cual iba muy crecido ya que unos dias antes habia pasado el huracan, eran las 4am y mi mama y yo estábamos dormidas juntas en el cuarto con la ventana abierta, recuerdo que en mi sueño el cual no recuerdo que era lo que soñaba de repente escuchaba el lamento de la llorona, asi tal cual decia aaaaay mis hijoooos!!! me desperté asustada y mi sorpresa fue que la seguía escuchando aun despierta, en eso volteo y veo a mi mama sentada en la cama callada y muy asustada, voltee con ella y me pregunta, estas escuchando? Obvio le conteste que si, las dos super asustadas tratando de reaccionar la verdad no lo podíamos creer, es un lamento bien extraño, cuando lo escuchas inmediatamente te das cuenta que es algo paranormal, la piel se eriza al instante y por increible que parezca SI dice hay mis hijooooooos, bueno pues en eso tocan la puerta bien desesperadamente y las dos supimos que era mi hermana ya que en ese entonces trabajaba en un casino y andaba de turno de noche, rápido bajamos a abrir y entra mi hermana llorando muy asustada diciéndole a mi mama que venia caminando y escucho el lamento, dice que justo iba también un señor bajando como que a tomar el camión para ir a trabajar y el señor se quedo pasmado escuchando muy asombrado, en cambio mi hermana pues se echo a correr, ya mi mama la tranquilizo y pues le contamos que nosotras tambien la habiamos escuchado, en fin jamas la eh vuelto a escuchar lo raro es que la escuchamos las tres juntas y el señor, mi mama aun vive ahi y conto en otra ocasión que la volvio a escuchar, algo curioso es que los perros ladran mucho cuando se escucha, como que se ponen nerviosos, mucha gente en esa colonia y en la de atrás que es como puros ranchitos cuenta que desde hace mucho se escucha y muchos la han escuchado.

Respuestas, la llorona es real

Anonimo:   Mi sobrino nació el 24 de marzo. Cuando a mi hermana la dieron de alta se quedo con mi tía a la semana mi mama decidió traérsela a la casa, eso fue el lunes en la tarde cuando pasaron la primer noche al rededor se la 1:30 y 2:00 am. Frente a mi caso pasa un río chico mas o menos a esa hora se empezó a escuchar un lamento empezó a lamentarse en la ventana del cuarto del bebe y se empezó ha alejar. Al día siguiente le comentamos a mi tía con la que avía estado mi hermana días antes y nos dijo que ella tmbn escuchó un lamento enfrente de su casa a esa misma hora.

Anonimo: Pues tuve la mala experiencia de oírla y no decía “aay mis hijos”… sólo era como “aaaaaaaah” un lamento súper prolongado y feisimo!!!

Anonimo:  yo te creo!!!! yo la escuché el 8 de marzo del 98, y era mas o menos 4:15 am. y si, en su lamento dice ayyyy mis hijos!!! es un lamento horrible y lleno de dolor, esa madrugada mi papá y yo la escuchamos.

Anonimo:  Yo fui a el fraile a un campamento “monte caramelo” y veníamos mi novio y yo caminando hacia los dormitorios y y por ay pasa el río y se escuchaba bien clarito pero no escuche que dijiera sus hijos

Anonimo: Ami nunca me a pasado y si me pasa no sabria que hacer! Pero mi tia vive por san Javier en apodaca y ahí hay un arrollo o algo así y sus vecinos que viven mas cerquitas del arrollo dicen que seguido se oye

ANONIMO: Yo la escuche hace como siete años fue algo muy feo no gritaba ay mis hijos solo un lamento d dolor así como ayyyyyy mis hijos,  acuerdo que mi corazón latia a todo lo q da del susto.