Archivos de la categoría Escritores

Revelaciones

 

Revelaciones
Enviado por Ignacio

Gijón 20/8/2017 H: 22:00 / Duración grabación de la 01:58

Mi nombre es Lucas Álvarez Mayado y voy a dejar constancia en estas grabaciones de todo lo que me ocurra a partir de ahora. Son las diez de la noche, acabo de salir de la casa de mi made en Gijón. He ido a su casa porque me dejó un mensaje en el contestador de mi móvil diciéndome: “Ven a casa, tenemos que hablar, es muy importante”.

Sigue leyendo Revelaciones

Prisionero

PRISIONERO  (Terror Psicológico)

Autor: Josué Gaito Rosenberger 

El lugar donde me encontraba no tenía semejanza con nada conocido, no parecía haber ninguna pequeña entrada de luz ni nada similar, pero aún así se podía ver, paradojicamente; en medio de tanta oscuridad. Una abundante húmedad estaba siempre presente allí, en la cavernosa estructura de todo el espacio a mi alrededor, en el escaso aire y en mi desnuda y desgastada piel. Un nauseabundo, aceitoso líquido similar al alquitrán alcanzaba la altura de mis rodillas, esto producía una sensación de frío intensa que subía hasta mi pecho y que era molesta de soportar. El espacio era muy reducido, sólo había una muy pequeña distancia entre mi cuerpo, las paredes y el techo, los cuales aparentaban ser seres vivientes, más que estar compuestos por algún material o combinación de los mismos en particular. Poseían un característico movimiento cuál si fuera producido por algún tipo de respiración. Sigue leyendo Prisionero

El espejo

EL ESPEJO  (Terror Psicológico)

Autor: Josué Gaito Rosenberger 

¿Quién era él? ¿Cuál era la razón de su existir? ¿Qué era lo que deseaba realmente? ¿Qué es lo que piensa al mirarme así?… Eran preguntas que siempre rondaban mi enmarañada mente junto con muchas otras más, a las cuales jamás pude encontrar una respuesta perfecta, para encajar en tal complejo rompecabezas de cuestionamientos existenciales.

Sigue leyendo El espejo

NOCHE DE SAN JUAN

RELATO 9
NOCHE DE SAN JUAN

23 de junio, noche de San Juan. Las playas de A Coruña están llenas de jóvenes y no tan jóvenes dispuestos a disfrutar de la noche más mágica y especial del año. Los turistas atraídos por los comentarios tan positivos de estas fiestas en A Coruña se asombran de que las playas de Riazor, Orzán y Matadero, en plena ciudad, estén a rebosar de gente y hogueras de diversos tamaños. A medida que la noche va ganando terreno la imagen es más impactante. Es como si la arena estuviera ardiendo, todo un espectáculo, sin duda. Una de la madrugada, tras la quema de la falla en plena playa, algo que el Ayuntamiento local ha puesto como tradición, la gente vuelve a lo suyo: bailar, cantar, comer sardinas y churrasco y beber… Sigue leyendo NOCHE DE SAN JUAN

La profanacón de la tumba

Este texto es un fragmento de la nueva novela  

Autor:  Francisco Ramón Delgado López

LA PROFANACIÓN DE LA TUMBA

Las puertas enrejadas y herrumbrosas del panteón permacían entreabiertas, como invitándole a entrar, sin que ningún tipo de candado, o que la llave echada de la cerradura, le impidieran el paso. O’Brien llegó hasta la tumba de mármol gris que se hallaba a media altura sobre un saliente de la pared, en cuyo interior se hallaban los restos de la infortunada y joven difunta.

vampira-vampiereza-historia-de-terror Sigue leyendo La profanacón de la tumba

Una noche para recordar

Los humanos siempre piensan que las criaturas de la noche aborrecemos todo lo que es sagrado; veneran cruces, construyen iglesias, bendicen el agua y rezan a sus dioses antes de irse a dormir ¡JA! Montón de idiotas, lo único que los humanos logran con sus “santurronadas” es atraer a los de mi estirpe. Almas inocentes listas para ser violadas, sangre joven y virginal rogando ser estrujada de la carne para ser vertida sobre suelo corrompido por el acto de la sodomía; se me hace agua a la boca de tan solo pensarlo.

Sigue leyendo Una noche para recordar

Turno de noche

TURNO DE NOCHE

(Relato de suspense)

Sarah Doherty terminó su turno de trabajo en la estación de servicio en la que trabajaba desde hacía poco más de dos meses.

Nunca hasta entonces había trabajado en una gasolinera, y tampoco en el turno de noche, desde las diez de la noche hasta las seis de la mañana.

Después de buscar trabajo durante varios meses como peluquera o como dependienta, que es de lo que ella tenía experiencia, no había encontrado otra cosa.

Pero no se quejaba, estaba contenta con tener un nuevo trabajo. Además el turno de noche solía ser muy tranquilo, excepto cuando le tocaba trabajar los viernes o los sábados por la noche.

Sigue leyendo Turno de noche

Maniquíes

MANIQUÍES

Eran casi las diez de la noche, y en aquel gran almacén de ropa cercano a la City londinense, aún no habían terminado de preparar el escaparate para el día siguiente.

La primavera había empezado; aunque no se notaba mucho porque las lluvias persistentes y el frío de finales de marzo, habían vuelto de nuevo a mediados de abril, tras una corta tregua de poco más de dos semanas. A pesar de ello, los meteorólogos anunciaban que dentro de algunos días desaparecerían los días nublados, y que el sol primaveral; aunque siempre tímido y tibio en Inglaterra, haría por fin su aparición. Sigue leyendo Maniquíes

EL CAMINO (PARTE 2)

 

EL CAMINO (PARTE 2)

Fue una noche que mis temores se hicieron realidad, esa noche en particular estaba muy obscura por la mañana había llovido y no había luna, estaba nublado y había niebla por todos lados, haciendo que todo el camino se llenara de una atmósfera mas perturbadora, a mitad del camino había una empalizada que había sido llevada por la lluvia, que me impedía continuar, tendría que rodear y llegar a casa de Mardonio por un camino aledaño aun más estrecho y entre arboles, mi corazón comenzó a latir y una sensación de claustrofobia me invadió, no se escuchaba ningún ruido, solo veía a lo lejos el candil de la casa del viejo, corrí hacia él y al llegar, toqué la campana para que me atendiera rápido, pero no salió, comencé a buscarlo por los alrededores, y fui a la parte trasera de la casa para ver si lo veía, el lugar estaba vacío, pude ver los atados de leña en el fondo y tome uno, antes de salir me di cuenta que el cuartucho donde dormia Mardonio estaba llena de cosas raras, cráneos de animales y hierbas de todas clases, un enorme perol con algo hirviendo y pedazos de piel que parecían ser de cerdo regados por todas partes, no quise ahondar más y me fui de ese sitio.

Sigue leyendo EL CAMINO (PARTE 2)