Anónimo por favor.

Anónimo por favor.

De inicio me sentía bien, pues a pesar de que mi abuela habia fallecido se sentía como si siguiera ahí. Pero despues de unos dias empeze a tener pesadillas con ella. Me quería decir algo pero a mi me perturbaba mucho la forma en la que se me presentaba en las pesadillas, me insistia algo sobre mi tío y sobre una pared, pero todo era demasiado confuso, hasta que le pedi que descansara ya y que por favor ya no se me presentara así porque me asustaba.

Las pesadillas pararon y ya nunca mas la volvi a sonar.
Pero poco después comenzaron loa toquidos. Yo trabajo en mi casa por teléfono. Y no me puedo despegar del teléfono mientras dura mi turno. Un día oí que tocaban la puerta del cuarto donde estaba trabajando.

La puerta tiene una ventana y no cierra ya q la cerradura esta descompuesta. Para evitar el ruido la atoro con una tela. Cada q me sentaba a trabajar oia q tocaban la puerta como si con la punta del dedo tocaran la ventanita de la puerta. Así continuo varios meses y de inicio pense que era mi abuela que quería comunicarse.
Se lo conté a un amigo que sabe de este tipo de cosas y me sugirió ponerle una veladora y un vaso de agua, me dijo que al encender la veladora lo hiciera pensando en mi abuela y diciendole que era para su descanso, asi lo hice

Paso una semana y mi amigo se comunico para preguntar como iba todo. Le informe que no habia cambio. Me pregunto sobre el aspecto de la mecha y si el agua se estaba consumiendo. El agua no se consumió y se torno amarilla. La vela tampoco tenia muchos cambios. Me dijo que lo que tocaba no era mi abuela, y me pregunto si alguna vez le habia abierto la puerta al tocar. Le dije que no. Ya q siempre se me hizo inquietante y sinceramente llego el punto en el que me daba miedo.

Me dijo q pusiera sal y clavos de olor en cada puerta o ventana de la casa sin excepcion. Incluso en las entradas sin puerta y en los inicios de escaleras. Asi lo hice y empezó a bajar la actividad. La ultima ocasión fue la que mas miedo me dio. Estaba trabajando cuando oí toquidos como siempre, parecían hechos con un dedo en el vidrio de la ventana. Eran golpes. La puerta se sacudía. Parecía que quisieran tirar la puerta, era raro que la puerta no cediera ya que no tenia cerradura y solo estaba atorada con un tela, y se abria facil con un empujoncito.

Hasta la fecha no se que o quien era, solo se que no era mi abuela. Lo único que agradezco es nunca haber abierto la puerta, mi amigo me dijo: si le hubieras abierto se mete…. Nunca me explico a detalle a que se refería, ni que podría ser, el asi es, me imagino por no asustarme. Gracias por leer mi experiencia. Esta no ha sido la única, me han pasado desde las mas aterradoras hasta unas muy bonitas que siento que despejan la duda de que existen otros planos y que existe la vida despues de la vida. Espero poder contarles despues.

4 pensamientos sobre “Anónimo por favor.”

  1. i like, me encanto, muy realista, y sobre lo que dises eso de no abrir la puerta y poner sal y clavos de olor ya lo había escuchado y disen que si funciona tal y como te funciono a ty eso ase la historia mas creíble que te emocionas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *