Los ruidos extraños

Hola, si lo publican que sea anónimo por favor.
Les cuento, Cuando yo tenía 5 años, mis padres mi hermano de meses y yo nos mudamos a Guadalupe, el primer año estuvo todo normal, pero cuando yo cumplí 7 años comencé a escuchar que me llamaban y bajaba corriendo con mi mamá y me decía que ella no había sido.

Unos meses después que comenzó eso, mis juguetes comenzaron a amanecer tirados y se comenzaron a escuchar ruidos en la cocina y a veces hasta nos cerraban las puertas, mi mamá comenzó a soñar cosas extrañas (las cuales no se, pues nunca me las quiso platicar) así paso un tiempo y despues se calmaron un rato las cosas.

casa-oscuridad-gradas

Para cuando yo tenía 9 años y mi hermano 4 volvió a suceder cosas extrañas esta vez, mi hermano asomándose a la escalera comenzó a gritar de la nada “quien eres tu?” “que haces aquí?” “por que me miras así”?

Después de unos días que sucedió eso, una vecina mía vino a jugar a mi casa, estábamos en un cuarto que da justo hacia la escalera, con la puerta entre abierta estábamos brincando en la cama cuando de repente mi amiga se queda como en shock y pálida (yo le daba la espalda a la puerta) le pregunte que pasaba y solo me señalo la puerta, y solo alcancé a ver una sombra como de un señor muy alto que desapareció. Sigue leyendo Los ruidos extraños

EL MISTERIO DE LA CASA DE LOS ESPEJOS

En la calle Pino Suarez, en su extremo poniente ya muy cerca de las alamedas, sucedieron los acontecimientos que a continuación les narrare, la señorita Isaura vivía sola, era una maestra de primaria retirada, jamas se caso ni tuvo hijos, entregada siempre a su mayor pasión, su trabajo y sus alumnos sus dotes de docente eran natos y su voacion legitima, ademas cuidaba y a su madre y así había pasado su vida, ahora que su madre había muerto hacia ya algunos años y que se había jubilado casi en contra de su voluntad, ahora vivía sola, pero nunca triste, pues era muy querida por toda su familia y muchisimos ex alumnos que la llamaban cariñosamente “chagüita” y la recordaban con cariño, por eso en esa casona colonial donde vivía siempre había risas, reuniones, visitas y alegría… pero cuando caía la noche las cosas eran muy diferentes, al tratarse de una mujer sola y mayor siempre había algún familiar, entre cuñadas, hermanas y sobrinos se turnaban para quedarse con ella durante una temporada y de esta manera ella no estaba sola, sin embargo muchos miembros de la familia contaban sucesos muy extraños que pasaban por la noche en esa casa y a pocos les quedaban ganas de pasar otras “vacaciones” con ella, aunque chagüita parecía no percibir nada sobre natural o bien tener una extraordinaria resistencia a estos fenómenos, pues se paseaba de noche en los dos patios de la casona sin mostrar sobresalto, pero las personas que se habían pasado noches ahí contaban cosas terribles, cuando el acompañante en turno era mujer, dormían con ella en la recamara principal en su propia cama, pero si el turno tocaba a alguno de los varones de la familia, sobre todo los mas jóvenes, por respeto a la señorita, debía quedarse en la sala, pues era el cuarto contiguo ya que la recamara de la señorita era el segundo después de la sala. ahí preparaban en una improvisada cama formada por un camastro de lona plegadizo y el sofá este conjunto ofrecía una comodidad relativa.

calavera-terror

Muchos contaban cosas acerca de esa casa, doña cuca su cuñada juraba que en una ocasión agitaron su cama completa con tanta violencia que la despertaron y se aferro a los bordes de esta pues pensó que se caería, como pudo comenzó a rezar y de inmediato ceso el movimiento y pudo ver como salia de prisa una sombra alta, como la de un hombre, por eso, temiendo que fuera algún ladrón se levanto encendió la luz, lo que despertó a la maestra que dormía plácidamente a pesar del escándalo, doña cuca tomo el teléfono y disco el numero de la comandancia de policía que llego al poco rato y revisaron la casa hasta cerciorarse que no había ningún merodeador. Hubo muchos otros incidentes, unos niños hijos de uno de los ex alumnos de la maestra cuya visita se había extendido hasta el anochecer, jugaban en el patio y de repente entraron a la sala diciendo que habían visto un hombre negro sin rostro, agazapado en el marco de la puerta del comedor, había quien escucho ruidos en el baño, se veían siluetas furtivas y todos coincidían que en el segundo patio donde estaba el pequeño cuarto de los “tiliches” donde había una un enorme canasto con tapa llamado quihuila, mesas libros un gran espejo con pedestal y muchísimas cosas mas que hacían algo complicado abrirse paso entre tanta cosa y todos decían que en ese lugar se sentía como si te vigilaran…
en una ocasión en ese cuartucho uno de sus sobrinos mas pequeños jugaba con otros a las escondidas, imaginaran ustedes que en la enorme casa, jugar a las escondidas resultaba un placer pues habia muchisimos lugares donde esconderse, pero este pequeño decidio correr hasta el segundo patio, entro en el cuartito de los tiliches, retiro las tapa de la quihuila y como pudo entro en ella, habia ropa hasta la mitad del canasto, pero le dio suficiente espacio para acomodarse dentro de ella, colco la tapa y espero pacientemente, escucho algun ruido, pero entre el tejido del canasto pudo ver una silueta que paso frente a el, lo extraño es que esa silueta negra paso de dentro hacia afuera, aunque al pequeño le causo extrañesa no puso demasiada atencion a este detalle, pues bien podia ser uno de sus buscadores al que el no vio entrar, al poco rato se escucho el barullo de los chiquillos, pues como recordaran ustedes en este juego cada que encontrabas a alguien debia ayudarte a encontrar a los demas y debido a que el escondite era excelente, ya eran muchos los que lo buscaban, tratando de ver entre las rendijas del tejido, pudo ver pasar la silueta oscura de regres e internarse en el cuarto, el pequeño se preparo para ser descubierto pero no fua hasta momentos despues que pudo ver que entro alguien mas, riendo y gritando y este si pudo ver hasta el color rojo de su playera, al destapar la quihuila salio el pequeño y se quedo algo extrañado por la curiosa y oscura silueta que vio…
Por todas estas cosas que se decían, poco a poco fueron menos candidatos a quedarse a acompañar a la señorita, ya era motivo de competencia inventar mejores pretextos para evitar quedarse en esa casa, cuando venia algun pariente que vivía fuera del estado o alguno que la necesidad casi era obligado a pasar una temporada con la tía pero esto cambio cuando un sobrino nieto de la maestra, de nombre Carlos y que en ese entonces, finales de los años 80s era un adolescente muy descreído de las cosas sobrenaturales, por eso el no tenia problemas en quedarse con su tía, al contrario le parecía fantástico poder tener un espacio propio, literalmente se apodero de la sala, se llevo toda su ropa y la coloco en un viejo y grande ropero de madera maciza con dos puertas con enormes espejos, coloco “posters” en las paredes disfrutando al máximo el tener por fin un espacio para el.

El jovencito resulto ser una magnifica compañia, salia muy temprano al bachillerato mientras la tía salia a misa al templo de Analco y los fines de semana la acompañaba a la misa, atendía los pequeños desperfectos de la casa, hacia la limpieza y se encargaba de los mandados y a su vez la tía le daba propinas por los servicios, que para un joven estudiante era un ingreso ideal.

Una vez mientras carlos organizaba el cuarto de los tiliches, sintió que lo observaban detrás de el volteo rápidamente y pudo ver el gran y antiguo espejo oval con pedestal y marco labrado de madera ya un poco escurrido por ser tan antiguo, se quedo viéndolo curioso, lo limpio y lo acomodo de manera que no estorbara el paso y pudiera causar un accidente.

Una noche el joven escuchaba el radio a un volumen muy bajo para no perturbar el sueño de su tía, preparo su cama, apago la luz y se dispuso a dormir, estiro su mano buscando el radio para ponerlo debajo de su almohada como lo hacia siempre y no lo encontró en el buro, se incorporo un poco y resulta que el radio estaba en el tocador con espejo que estaba al lado del buro, se levanto de la cama tomo el radio en sus manos y se quedo pensando pues estaba seguro que lo había dejado en el buro pero no le dio demasiada importancia, al día siguiente paso algo mas curioso, mientras el joven estaba casi dormido cuando sintió que alguien se paseaba por el cuarto, abrió los ojos y vio que en efecto había alguien hurgando en el tocador, pensando que era su tía buscando algo, rápidamente se incorporo busco el apagador y encendió la luz, cuando se dio a vuelta no había nadie ni el tocador, ni en toda la habitación… por ser eceptico no sintió miedo trato de pensar en un explicación lógica quizá se confundió con alguna sombra, quizá la sombra de la propia tía que buscaba algo en su recamara o alguien que paso por la calle y proyecto su sombra por la ventana incluso pudo ser la confusión de estar ya casi dormido.

Cuando le pregunto a la tía si había despertado a media noche esta le dijo que ella creyó lo mismo de el pues había escuchado pasos y le hizo ver que no había manera que se viera ninguna sombra de su recamara a la sala, carlos confundido le contó a su madre lo que había sucedido, ella le contó algunas de las historias que se decían de esa casa y esto despertó una inmensa curiosidad en el jovencito que se dispuso a hacer algunos experimentos.
Esa noche se preparo y se acostó como siempre, pero determinado a no dormir, a propósito dejo el pequeño radio prendido en el buro, como siempre, paso mas de una hora y era algo mas de las 12 de la noche, lo sabia pues en el radio se escucho el himno nacional que se ponía a las 11 que era el cierre de transmisión de la mayoría de las estaciones, pero esta en particular era de las pocas que trasmitían toda la noche era radio sensación, se que muchos la recordaran, ademas esa estación tenia los hits del momento por eso era de la preferencia de la juventud (porque en esos ayeres aun había jóvenes que escuchaban la radio), a las 12 en punto se tocaba el himno nacional y después seguían canciones en reproducción aleatoria y sin locutor, habian pasado 4 o 5 canciones cuando de repente escucho que el radio se movía un poco incluso fallo la recepción por el movimiento, lentamente se arrastro el aparato que debido a que estaba muy cerca y encima de su cabeza no podía verlo, hasta que arrastro un poco mas hacia el tocador y pudo ver como se movía el aparato, sus ojos acostumbrados a la oscuridad casi pudieron distinguir una mano oscura con dedos extremadamente largos que jalaban el aparato, los ojos muy abiertos de carlos no daban crédito a lo que sucedía, se levanto de inmediato y encendió la luz y… todo estaba muy tranquilo lo único era que el radio efectivamente estaba en el tocador en vez del buro, el joven pensó si la mano era producto de una ilusión óptica provocada por la sombra del propio aparato por lo cual no se preocupo demasiado, pero era indudable que el radio se había movido de lugar…
La noche siguiente volvió a hacer la misma prueba, pero esta vez sucedió algo peor, ahora espero mucho mas tiempo y siendo aproximadamente las 2 de la madrugada ya casi lo vencía el sueño cuando escucho unos ruidos suaves, unos pasos ligeros y pudo ver una silueta humana pero encorvada, con brazos delgados y anormalmente largos y con los ojos muy abiertos por la impresión vio que hurgaba en los cajones del tocador con esas enormes manos de dedos delgados y larguisimos, esa cosa se movía con ligereza como si pudiera ver claramente en la oscuridad, saco algo del cajón y lo cerro, el joven inmóvil la observaba hasta que camino y quedo fuera de su campo de visión pero escuchaba que estaba cerca de sus pies, la respiración del joven era agitada la expectación era inmensa cuando de repente sintió que jalaban ligeramente las cobijas tirando desde sus pies, aquello fue la sensación mas horrible que había sentido, desesperado pataleo aventando sus cobijas manoteo buscando el apagador ahogando un grito de pánico y encendió la luz… y no había absolutamente nada, el joven busco por todos lados en el rincón cerca de sus pies estaba esquinado ese ropero grande con lunas y detrás de el podía esconderse alguien con cuidado reviso detrás del mueble pero no había nadie, abrió las puertas y dentro solo estaba su ropa, las puertas tanto la que iba a la recamara como la que iba al pasillo estaban bien cerradas, reviso que los pasadores de la ventana hacia la calle estuviesen intactos, ademas el barandal exterior impediría que alguien pudiese salir, ni siquiera un niño pequeño cabria entre los estrechos barrotes, después de revisar el joven tardo mucho en conciliar el sueño y no fue capaz de apagar la luz, esa mañana no se levanto a la escuela, y la tía no tubo corazón para despertarlo pues lo vio profundamente dormido, ya muy entrada la mañana descansado y con la cabeza fría, carlos se puso a pensar en que pudo haber sucedido y llego a una escalofriante conclusión en el rincón a los pies de la cama solo estaba el ropero y si la cosa no se escondió detrás ni dentro de el, entonces paso atraves de el…. claro! el espejo!, entre mas lo pensaba mas sentido cobraba, esa mano que jalo el radio salio del espejo del tocador, la sensación de que te observaban en el cuartucho venía del espejo oval, las siluetas se perdían siempre cerca de donde había espejos, las cobijas que amanecían en el piso cerca del ropero eran jaladas por esa creatura, los objetos que desaparecían constantemente se los llevaba esa cosa atraves del espejo…el inmenso miedo que sintió el jovencito apenas hace unas horas ahora sentía los bríos de la revancha porque conocía su escondite apenas podía esperar a que llegara la noche para prepararlo todo, puso una sabana enrollada encima del ropero atada a una esquina y el otro extremo lo conservo en su mano, se agazapo entre las cobijas, encendió el radio con el volumen habitualmente bajo, para que todo estuviera igual espero largo rato hasta que escucho esos pasos ligeros, no podía ver nada pero sabia que estaba ahí cuando sintió que empezaron a jalar sus cobijas tiro de la cuerda para que la sabana cubriera los espejos del ropero rápidamente encendió la luz y de un salto se puso frente al tocador para bloquear ese espejo, fue increíble ver que efectivamente había una silueta oscura y humanoide frente a el que en un parpadeo salio al pasillo empujando con fuerza la puerta haciendo ceder el pasador, el joven embriagado por la adrenalina salio tras la cosa y pudo escuchar un violento trastabillar en el cuartucho del segundo patio corrió hacia allá a toda prisa y se alegro de haber tenido la precaución de cubrir el espejo oval, en la oscuridad de la noche pudo ver que la silueta salio del cuartucho y cruzo hacia el baño que estaba al final del segundo patio, sentía que casi podía alcanzarla, carlos entro a toda prisa y encendió la luz… ya no había nada el botiquín tenia un espejo cuadrado pequeño pero debió ser suficiente para que la creatura escapara así como el podría caber por una ventana, con mido y excitación del momento se le ocurrió estrellar el espejo para la cosa no pudiese regresar, después salio a revisar el cuartucho y cuando encendió la luz pudo ver algunas cosas en el piso que eso había lanzado con desesperación, y el gran espejo oval yacía de lado en el piso afortunadamente el montón de cajas y objetos amortiguo la caída impidiendo que se rompiera, en ese momento escucho que la tia lo llamaba preocupada “Carlitooos! que paso?” el joven asustado, agitado y a la vez emocionado, trato de recuperar el aliento y le dijo “nada tía se metió un gato y lo estaba espantando” en ese momento pensó que si la tía hubiese abierto antes la puerta de su recamara esa creatura hubiera logrado escabullirse hacia el guardarropa de la tía que también tenia un par de espejos, afortunadamente no fue asi… los dos regresaron y durmieron plácidamente.

Carlos nunca supo que era aquello ni si podría regresar pero nunca mas lo volvió a ver, cuando termino el bachillerato se fue fuera de la ciudad a continuar sus estudios pero en vacaciones siempre se quedaba con su tía hasta que los estudios y posteriormente el trabajo lo alejaron definitivamente de su familia y de su ciudad de Durango, la tia “chagüita” vivió en esa casa 15 años mas hasta su muerte que fue muy sentida por muchas personas y las historias de esa casa de calle Pino Suarez casi esquina con independencia fueron muy sonadas en los noventas y muchas visitas le preguntaban a la maestra acerca de todo eso, por esas fechas se empezó a teorizar en las muchas dimensiones que existen en el universo y que nosotros no comprendemos pues nuestro mundo tiene solo 3 dimensiones, altura, anchura y profundidad, algunos científicos para hacer comprensible esa teoría usan como ejemplo los marcos dimensionales como si fueran espejos, lo cierto es que hace poco un amigo me dijo que en la casa de su abuela por calle Pino Suarez había un gran espejo oval regalo de una amiga suya que había sido maestra, y una vez se había sentido observado y volteo hacia delante a otro espejo frente a el y le pareció ver un rostro dentro del espejo… no quise decirle nada, el es muy joven para recordar lo que se contaba de la casa de los espejos… Sigue leyendo EL MISTERIO DE LA CASA DE LOS ESPEJOS

Noche fria y lluviosa

Anónimo

Que tal? Espero puedan publicar mi relato de manera anónima por favor.

En el año 2005, tenía yo 19 años y estudiaba en la Facultad; tenía una novia que vivía en la colonia vecina (un tanto conflictiva) y a la cual, de acuerdo a mis labores de la escuela, visitaba de manera frecuente.

Una fría y lluviosa noche de Noviembre,
(Viernes si la memoria no me falla) mis padres fueron a pasar la noche a una quinta que tienen en Juárez, N.L. y me dejaron a cargo de mi hermano menor (en ese entonces de 14 años). Cerca de las 10pm le dije que ya había cenado y que no se fuera a salir, asi que me escapé a casa de mi novia sin que mis padres supieran que iba a dejar solo a mi hermano. Para llegar a la casa de ella, es necesario cruzar un parque muy grande (5 cuadras se camina en total) y doblar a la izquierda y caminar otras tantas calles.

ciudad-miserio-nebro-oscuro

Al llegar a casa de ella, estuvimos platicando y el tiempo se pasó volando. Cuando miré mi teléfono me di cuenta que eran las 12:20 (mis padres llamaban a la media noche para asegurarse que ya estábamos en casa) asi que me despedí y salí caminando deprisa rumbo al parque. Al llegar a la acera del mismo, me percaté que había un poco de neblina y me entró temor de que pudieran asaltarme. Me deshice esas ideas y para distraerme comencé a silbar mientras caminaba tranquilamente pero con precaución y volteando a todas partes. Al llegar al último tramo del.parque a espaldas de una iglesia, alcancé a distinguir a un tipo sentado en el respaldo de una banca (el brillo de la luz mercurial más cercana apenas iluminaba a esta persona) y se veía que estaba fumando puesto que se iluminaba el cigarrillo encendido con cada.bocanada. No lo negaré, hice una pausa de milésimas de segundo, titubee y seguí caminando a un ritmo mas lento, preparándome para correr si le veía intenciones de acercarse a mi). Al pasar justo frente a la banca (una distancia de 15 metros) tuve la necesidad de voltear a verlo y el tipo solo se limitó a saludarme con la cabeza. Sigue leyendo Noche fria y lluviosa

Sombras del misterio

Estábamos en mi casa porque íbamos a hacer una pijamada se llegó las 9:00 pm y mis padres tuvieron que salir a una cena de negocios entonces nos dejaron solas porque mis hermanos no estaban, después de un rato de estar solas llego mi hermano el de 22 y me dijo que porque estábamos en el techo y le dije
-nosotras cuando?
-ahorita que yo llegue-
-estas loco nosotras como nos vamos a subir ahí-?’
Después de estar alegando un rato dijo- ya está bien ya me voy de nuevo cuídense- le dije -si puedes cerrar la puerta de afuera Porfas– si está bien- (contesto).

Mis amigas y yo estuvimos jugando bailando y cosas normales de una pijamada al rato eran ya como las 12:30 maso menos cuando se escucha que tocan la puerta de afuera y se me hizo raro pensé “mis papas no están y regresan hasta más tarde y mis hermanos pues traen llaves” .

Baje las escaleras y me dirijo a la puerta principal, solo vi una silueta como de un muchacho y obvio no iba a abrir, me dirijo a la cocina donde está la tele de vigilancia y no había nadie.

Después de un rato volví con mis amigas y me dijeron
– estas loca niña!!!
-porque ?? (conteste)
y me dice una de ellas
– estabas en el jardín corriendo como loca-
-están locas yo no he salido para nada-

fantasma-terrormiedo Sigue leyendo Sombras del misterio

Departamentos

“DEPARTAMENTOS” PARTE 1

Muy buenos días quisiera relatar una historia que nos sucedió a mis hermanos y a mí en unos DEPARTAMENTOS cerca de la Y griega, en la colonia Carranza, aquí en Monterrey N.L, me gustaría que fuera anónimo.

Recuerdo perfectamente que corría el año 1997 yo cursaba 6to año de primaria, vivíamos en un departamento en primera planta atravesando un pequeño pasillo, y es la foto que les adjunto, esos son los departamentos reales en la actualidad aunque nuestra historia ocurrió hace casi 20 años, desde que llegamos a vivir a ese lugar cosas extrañas empezaron a suceder, éramos mi hermana que entonces contaba con 17 años, mi hermano que tenía 12 años y yo de 10 años, estaba por cumplir los 11 y mi madre por supuesto que trabajaba siempre para sacarnos adelante.

departanmento-misterio

Mientras vivíamos en ese departamento había noches que simplemente no podíamos dormir debido a que escuchábamos ruidos constantes, pasos, había una ventana que daba para el pasillo/calle esa ventana era durísima no podíamos abrirla ni mis hermanos ni yo, pero en las madrugadas escuchábamos como la abrían y nosotros aterrorizados nos tapábamos hasta la cabeza, así como amanecía la ventana así se quedaba puesto que nadie la podíamos cerrar/abrir, si se quedaba abierta a la siguiente noche o dos noches después la cerraban y era muchísimo el ruido que hacía pero nosotros no teníamos valor para despertar a mi mama, en primera porque ella dormía sola en otro cuarto y nos daba miedo levantarnos y atravesar la pequeña salita para tocarle la puerta en medio de la obscuridad y en segunda porque ella nos tenía prohibido molestarla debido a que no creía en esas cosas y argumentaba que estaba cansada y tenía que trabajar, por lo cual solo nos tomábamos las manos, orábamos algunos salmos y nos quedábamos dormidos, había noches que no sucedía nada pero había noches que simplemente el ambiente era pesado y los ruidos eran demasiados, teníamos unos vasos de vidrio en una mesa, nuestros muebles eran humildes puesto que dependíamos de mi madre totalmente y ella con amor y esfuerzo nos sacaba adelante como podía, nunca nos faltó alimento y éramos felices con lo que teníamos, los trastes mi hermana los ponía a secar en una mesa del pequeño comedor que teníamos, boca abajo ponía unos vasos para que se escurrieran y pues bueno esos vasos se movían y arrastraban de un lado a otro por las noches, sé que suena loco pero esto realmente pasaba y esperábamos ansiosos que mi mama escuchara algo pero no sucedía y si ella llegaba a levantarse al baño en cuanto abría la puerta, los ruidos dejaban de escucharse, salía del baño, se metía a su cuarto y nada más cerraba su puerta minutos después empezaban los ruidos de nuevo, la cosa era insoportable, teníamos un reloj despertador que nos atormentaba, era de esos relojes negros con letras rojas, ciertas noches y ya estando dormidos nos despertaba el ruido de los botones eran horas donde los botones se aplastaban solos y el ruido nos atemorizaba.

En una ocasión mientras preparaba las cobijas donde iba a dormir de reojo vi a un señor alto, era una sombra negra y pude apreciar que tenía un sombrero, me asuste pero decidí no decirle a nadie, días después mi hermana mayor estaba platicando con mi madre y escuche que le decía: -Mama anoche soñé un señor de negro, con sombrero que era malo y estaba en esta casa, era tanto lo que le decíamos a mi mama que pasaban las cosas que un día decidió hablarlo con una vecina que tenía una tienda, la respuesta de la señora a lo relatado sorprendió a mi madre, ella le dijo:

-Me sorprende que tengan tanto tiempo viviendo en ese departamento, nadie aguanta allí vecina, todos los que se mudan no duran ni el mes y se van

Nosotros como no teníamos otro lugar a donde ir y ese lugar era económico pues duramos alrededor de 2 años viviendo allí, la vecina tiempo después le dijo a mi madre:

-Se cuenta que en ese departamento un hombre casado encontró a su esposa con su amante y la asesinó, allí mismo, pero no quería decirte para no asustarte

Para ese punto mi madre comenzaba a creer en las cosas que nos pasaban ya que a ella una noche se le sentaron en la cama y pensando que éramos nosotros pregunto ¿Qué paso mija? Nadie respondió, la cama se hundía sola, ella ve una sombra negra allí, pero escucha nuestras voces en el otro cuarto, ella empieza a orar y a pedirle a esa cosa que la dejara tranquila, no nos contó hasta mucho tiempo después porque no quería infundirnos más temor, debo confesar que con el tiempo nos llegamos a acostumbrar a esas cosas y aun así increíblemente podíamos dormir, pero hubo una situación que rebaso todo lo anterior, fue una noche y enseguida se los voy a relatar.

cuarto-oscuro

Mi madre mientras vivíamos en ese departamento para su fortuna conoció al amor de su vida, el hombre que más la amó y a amado desde entonces y a quién yo llamo “papa”, aún siguen juntos en la actualidad y creo que así será por el resto de sus vidas, él contaba con 3 hijos de su anterior matrimonio con los cuales hicimos gran amistad y nos decíamos ser hermanos y aún lo hacemos hasta el día de hoy, en una ocasión invitamos a dormir a nuestros medios hermanos al pequeño departamento puesto que mi mama y el aun no formalizaban ni vivían juntos, a pesar que ellos vivían en una casa mucho más hermosa y amplia nos la pasábamos felices en ese pequeño departamento escuchando canciones del Gran Silencio y jugando todo el día.

Una noche mis papas salieron a un compromiso (mi mama y mi padrastro) y nos dejaron en el departamento y todo transcurría normal, estábamos platicando y cenamos hasta que llegó la hora de dormir, nos acomodamos y mi hermana mayor dormiría en la cama de arriba de una litera que teníamos como siempre lo hacía, ella decidió dormirse más temprano debido a que tenía que levantarse por la mañana así que se retiró a dormir, en la sala nos quedamos platicando mi hermano, mi medio hermano, mi media hermana y yo, hicimos un tendido unos dormirían en el sillón, otros en la cama de debajo de la litera y otros en el tendido, cuando de pronto escuchamos el grito de mi hermana que se encontraba sola en la recámara, corrimos a ver qué pasaba y ella decía:

-¿Por qué me pegaron? ¡Van a ver!
-¿Qué paso? Nosotros asustados le preguntábamos

Mientras ella lloraba de dolor y cuando por fin se calmó nos contó que estando dormida comenzó a escuchar que le susurraban su nombre en el oído, ella pensando que se trataba de una broma de mi hermano, no le dio mucha importancia por lo que se volteó boca abajo para seguir durmiendo, cuando de pronto sintió un fuerte golpe detrás de su rodilla, en la corva, para cuando ella nos contaba esto nos mostró y tenía un moretón gigantesco, sinceramente el golpe había sido demasiado fuerte, sus venias se veían saltadas y con sangre, y nosotros éramos testigos que mi hermano no había ido a esa recamara ni mucho menos la había lastimado de tal forma, estábamos asombrados y asustados y deseábamos que llegaran nuestros padres, pero no llegaban, esto por supuesto nos quitó el sueño y empezamos todos a platicar, habíamos aprendido un salmo que leíamos antes de dormir para no tener temor (Salmo 4:8) nosotros conocíamos de Dios (mis hermanos de sangre y yo) puesto que habíamos pocos meses antes empezado a asistir a una iglesia cristiana, lo poco que habíamos aprendido de la biblia lo usábamos cuando estábamos asustados, como esa noche, sabíamos que Dios nos libraría de lo que fuera que hubiese en ese departamento y que por supuesto, no era bueno, seguíamos platicando y hablábamos de Dios y de lo que había pasado, no recuerdo exactamente que decíamos cuando de pronto estando en una de las recámaras un bote de esmalte se elevó por el aire y literalmente nos pasó rosando la cara a mí y a mi hermano y se estrelló en la pared, nos quedamos petrificados, por lo que nos pasamos a sentar a la sala que estaba frente a la puerta para esperar a mis papas, en eso de pronto uno de mis medios hermanos retando a lo sucedido dijo:

-Yo no tengo miedo y sea lo que sea a mí no me hace nada

Se pasó a la recamara y se acostó en la litera de abajo poco tiempo después escuchamos un grito y lo vemos salir corriendo de la recamara y llorando solo dijo:

-Vi al diablo

Todos nos quedamos asustados, nos sentamos y nos abrazamos, mi media hermana más pequeña de pronto tuvo un ataque de llanto no podíamos controlarla, se agachaba decía “tengo miedo” lloraba gritaba, la situación estaba totalmente fuera de control y nosotros solo estábamos allí, solos y abrazados pidiéndole a Dios que todo pasara, cuando de pronto se abre la puerta de la casa y eran nuestros papas, al ver la escena se quedaron sorprendidos

-¿Qué les pasa? ¿Por qué están llorando?

Todos hablábamos al mismo tiempo tratando de explicar lo sucedido, ellos no entendían muy bien y después de escucharnos no le dieron mucha importancia y nos enviaron a dormir, supongo que para no asustarnos más.

Tiempo después en otra ocasión que mis medios hermanos se quedaron a dormir en el departamento, mi medio hermano y yo estando acostados platicando en la sala a punto de dormir nos quedamos callados y de pronto él me dice:

-¿estás viendo lo mismo que yo?
– Le conteste: SI
-¿estás viendo al señor de negro con sombrero que nos está mirando en la cocina?
– Como pude le dije: SI

Nos tapamos hasta la cabeza hasta podernos dormir, esa y muchas cosas más pasaron en esos departamentos, a los cuales no volvería jamás, ni aunque me pagaran.

El Manto de la Muerte

 

EL MANTO DE LA MUERTE.

Has sentido esa sensación de desesperanza que te impide levantarte cada día, con las ganas de luchar por algo. Ese sentimiento, se ha apoderado de mi, de repente es como si hubieras muerto, pero en vida. De pronto lo que te causaba alegría, hoy es tan indiferente, tan efímero, es como si ya nunca podrás volver a sonreír. Así es la tristeza, es como aquella nube que opaca el sol y convierte el día, en un gris, sin brillo.

terror-misterios3w43434

Hace algunos meses perdí a mi hija, tan sólo tenía 12 años, pero la leucemia no respeta la juventud. Fruto de una aventura, nació la mujer que más he amado en mi vida, mi pequeño tesoro. Su madre la abandonó cuanto tenía seis meses, desde entonces yo me encargué de cuidarla y darle lo mejor de mí, cuatro años atrás luche a su lado contra esta terrible enfermedad, finalmente ella murió. Y al irse ella, mi alma se fue a su lado.

Pero no estoy aquí para contarte sobre mis penas. Sin embargo si te contaré como este acontecimiento cambio mi vida. Diré que soy un cobarde, y aunque lo he querido, nunca he sido capaz de llegar al suicidio. Pero mis deseos de morir tan sólo son una ilusión y en realidad no quiera hacerlo, sea lo que sea era incapaz de ocultar la tristeza que cargaba en mi corazón día tras día. Sigue leyendo El Manto de la Muerte

La procesión de los muertos

La procesión de los muertos

En el país de el salvador antes del día de los muertos que se lleva a cabo los 2 de noviembre sucede un hecho extraño poco común que acontece la noche antes que comience el día, es decir el primero de noviembre por la noche.

En los pueblo y lugares donde viven las personas que les dicen de campo pueden apreciarse y escucharse estas clase de historias que son contadas de generación en generación y causan temor desde los más pequeños hasta los más adultos. Porque ya sea coincidencias o juegos de la mente de las personas que afirman haber presenciado con sus propios ojos lo que relatan. Estas historias son afirmadas por varios que han dicho haberse topado con esto ya mencionado anteriormente.

procesion-muertos

Una de las leyendas que pueden apreciarse se encuentra una muy singular llamada: La procesión de los muertos.

Un hombre que afirmaba ser un eséptico vivía en una cabaña que se encontraba cerca de un camino donde podían circular las carretas con ganados y mercadería pues era una una ruta muy transitada. El hombre cada noche se sentaba afuera de su cabaña a fumar sus puros creando un fuerte olor a tabaco, las personas que por casualidad cruzaban ese camino a esa hora no se extrañaban al sentir el olor a tabaco pues sabían que este hombre se quedaba a altas horas de la noche fuera ya que era muy poco la visibilidad por los árboles y la maleza le decían gritándole. “muy buenas noches don Pedro aun está contemplando la noche” a lo que él contestaba “desde acá en lo oscuro puedo observarlos y estar siempre atento a cualquier cosa hijo en estos días y en estos lugares es mejor mantenerse despierto y atento”.

Sigue leyendo La procesión de los muertos

LA OUIJA – EL DEMONIOS OSCURO

hola frias noches y dulces pesadillas creo que en esta noche les contare algo de mi una pequeña pero muy perturbador que ha mascado mi vida desde que tenia 9 años pues lo He llebado desde entonses es veridico ya que esto que les relatare es una parte de mi vida es algo que me sucedio el no creer o creer ya sera parte de su decicion en mi es parte de mi ecencia y de lo que soy en realidad bueno comenzamos esta parte le llamo el sueño del lado oscuro de mi ser.

LA OUIJA Y EL SER OSCURO QUE LIVERAMOS Y QUE DESDE ENTONSES HA SIDO MI TORMENTO Y MALDICION EN MI VIDA

bueno cuando tenia 9 años de edad pues uno en su cumple o navidad quiere tener lo de moda en ese entonces y pues con los amigos uno no quiere ser excluido pues eso hice seguí ese patrón y creo que fue uno de mis perores errores ya que lo que pedí era la ouija lo cual en ese entones era conocida y aun no estaba vista por mala o peligrosa aun no se sabia de todos los sucesos e incidentes que después la marcaron como mala y peligrosa.

DIBUJOS-SERES-DEMONIOS

Ese día era un martes y pues mis amigos y yo pensábamos jugarla en la casa de uno de ellos ya que nadie estaría en su casa y pues queríamos experimentar y jugarla en la noche eramos 12 amigos y yo osea 13 un buen numero no y aparte esperaríamos al miércoles un día mas especial ya que es predominado el día especial para los aquelarres y pues no teníamos ni idea de lo que continuación amargaría y mereciera la vida de cada uno de ellos incluyéndome ami desde entones mi vida era trastesa miedo odio y ser malo y apartado de todo. Sigue leyendo LA OUIJA – EL DEMONIOS OSCURO

El taxista de San Juan del rio

 

Anónimo
Esto le sucedió a un taxista de San juan del río qro, se la contó la hija del mismo, a mi prima y ella me la contó a
mi.

Ocurrió el 30 de octubre del 2014, el señor ruleteaba en su vehículo todo el día y ya cerca de las 10 pm realizaba su último servicio, todos los días a esa hora iba y recogía a unos empleados de una panadería y los llevaba a su casa, ese día cuando ya iba a su casa después de haber dejado a las personas iba por la avenida principal que conduce al centro y vio que había a la orilla un joven que le hacía la parada, el taxista le pensó en pararse ya que se encontraba cansado y ya quería irse a su casa a descansar pero accedió y paro el vehículo, el joven llevaba puesta una sudadera gris y llevaba el gorro puesto sobre la cabeza, cuando sube al vehículo desprendía un olor muy fuerte a humo (como cuando quemas leña), el joven no dijo una sola palabra a lo que el taxista le dice – buenas noches joven, hacia donde lo llevo? Sigue leyendo El taxista de San Juan del rio

Los Duendes

LOS DUENDES
Por Francisco Rodríguez

Maria contemplaba muy emocionada el pequeno lotecito que habían adquirido ella y su esposo. Aunque estaba enmontado, alejado del centro del poblado y según esto en propiedad federal por estar pegado a la via, a ella no le importaba, por fin se realizaría su sueño dorado; tener una casa propia.

De repente aparece tras el talud de la via, aquel hombre prieto, chaparro, panson y feo que le dice con voz ronca.

mistos-relatos-duendes

__ Quiubo muchacha ¿Qué andas haciendo?
__ Aquí señor, mire, planeando como vamos a hacer nuestra casita.
__ No me digas muchacha que compraste aquí.
__ así es oiga
__ Oye muchacha, y de casualidad el que te vendio no te dijo que aquí hay duendes.
Maria lo mira sorprendida y responde
__ ¿Duendes? ¿Qué es eso?
__ Adio… ¿Apoco no sabes? Cheneques pues. Y de los cheneques malos. Yo que tu no compraba. Por aquí tienen su casa y si tu construyes aquí, se van a enojar.
__ Ay señor, ni se de lo que me esta hablando. Yo de duendes nomas se de los que platicaba mi abuelita, pero eso alla en Michoacan, y en sus tiempos que de todo se creían. Aquí es Baja California, tiempos modernos. Los duendes no existen.
__ No muchacha, estas equivocada. Aquí en el Km. 57 hay duendes. Que te voy a decir yo que, pues aunque no los he visto porque nadie los ve, bueno, a veces los niños, pero si bien que me hacen de travesuras. Yo vivo alla ( Y señalo una casa) y nomas porque diario les doy una pieza de pan no me hacen nada, pero yo que tu, mejor regresaba este lote. Ta de la caraja convivir con cheneques, mas tu que estas bonita, a ellos les gustan las mujeres bonitas. Si a mi mujer que esta fea…pero tu no, estas bonita…mira que piernotas tienes, que pechotes.

Maria se sintió incomoda con las palabras de aquel hombre. La miraba de una manera que no le agrado y pensó que aquello de los duendes solo fue un pretexto para abordarla y decirle sus majaderías. Ni siquiera se despidió de el, dio media vuelta y subiéndose a su auto se alejo del lugar. Sigue leyendo Los Duendes