Mi experiencia real caso misterioso

Hola buenas noches vi que publican relatos yo soy de san nicolas solo pido anonimato en mi nombre pero esta es mi pequeña historia me sucedió hace poco en este año, pues yo tenia un novio super celoso y enojon, siempre me quedaba en su casa ya que era soltero y mayorcito, el se iba a trabajar como a las 6 y me quedaba completamente sola en la casa.

brujeria-cruz-cinco-puntas

En semana santa tuve una paralisis del sueño muy fea el ente me manoseaba y yo lo corria total ese mismo día viajamos a un pueblo a SLP con familia de el porque habia fiesta y era en la plaza, total el se me desaparecio y yo me quede con unas primas y me dieron ganas de ir al baño, cuando voy el dice que estaba en la esquina y entre sola de volada detrás de mi entra el y otro chavo muy rápido y me dicen que quien era el vato que venia detras de mi y pues no era nadie así lo dejamos mas tarde me voy a dormir sola y sentí donde se hundia mi cama y me pare y me fui con el nos subimos a una camioneta de el grande tipo pecera y yo estaba en el asiento del piloto cuando veo por el espejo y veo un hombre, bueno una sombra , me salgo y lo intente buscar pero no habia nadie. Sigue leyendo Mi experiencia real caso misterioso

Ver una persona muerta

Yo nací en Vallehermoso Tamaulipas, actualmente vivo en Monterrey N.L, cuando era niña íbamos muy seguido a Vallehermoso a visitar a mis abuelos que vivían en un rancho, la casa era antigua muy bonita pero ya tenia sus años,al lado de la casa de mi abuela vivía mi tío y su esposa.

Era un rancho muy solitario rodeado de parcelas y los vecinos mas cercanos vivían como a medio kilómetro de distanci…Un día mi mama y mi abuela salieron rumbo a Matamoros a visitar a una hermana de mi mama y nos dejaron a mi hermana y a mi con mi abuelito, a mediodía mi abuelo nos dijo:
-vamos a traer agua de la noria del vecino-
(un rancho que estaba semiabandonado,porque a veces iban los dueños a darle la vuelta).

fantasma-miedosss

Estaba lleno de arboles, el patio y la noria en medio,se veía tétrico el lugar, veníamos ya de regreso a casa de mi abuelita y mi hermanita que en ese tiempo tendría como unos 7 años se adelanto porque iba al baño, yo me quede atrás con mi abuelo ayudando con las tinas de agua, yo caminaba entre la parcela ,entre los surcos, porque no tenían nada plantado y el viento parecía susurrar mi nombre, oía como si mi hermana me hablaba, me dio miedo, pensé era mi imaginación, al llegar a casa de mi abuelita,lo primero que hice fue buscar a mi hermana, le grite por su nombre no me contestaba, entre a la casa y no la encontré, en eso fui a casa de mi tía a ver si estaba ahí, la casa estaba enseguida, solo un pasillo las dividía, entre a la cocina no había nadie, entre al cuarto de mi tía, había una ventana que daba al pasillo, ahí estaba una Señora parada viéndome y sonriendo, yo le sonreí y vi su cara su pelo con una trenza y la ropa que traía .

En eso escuche un ruido detrás de mi volteo solo un instante y cuando quise preguntarle a la Sra. quien era, si buscaba a mi tía, ya no estaba.

La busque por todos lados que me olvide de buscar a mi hermana, en eso venia mi tía y le dije -tía una Sra. vino a buscarla- ,
– quien era?
-no se, solo me sonrió, pero era de esta manera-
La describí completamente así como la vi, mi tia se quedo seria pero me dijo
-Bueno si era una vecina al rato vendrá-.

Nunca volvió a aparecer la Sra,al pasar los años y estando nuevamente en el rancho vi una fotografía colgada en una pared de la casa de mi tía y sorpresa era la misma señora,que yo había visto, le pregunte a mi tía quien era ella, porque era la misma que yo vi y me dijo:
-Era mi mama-
-Cuando tu me dijiste que la hablas visto no te dije nada,para no asustarte,pero me la describiste tan bien que hasta la viste con la misma ropa que la sepultamos, ella murió hace tantos años que era imposible que tu la conocieras-.

Vi a una muerta, aun es fecha que me acuerdo y me da escalofrío,bueno esta es mi historia ojala les guste!!

Ahora tambien me pregunto; que significa ver una persona muerta en un sueño

Una noche

Hola chicos me llamo Fatima actualmente vivo en quito (Ecuador) .
Mi historia ocurrio una noche (Exactamente no me acuerdo que dia fue) la verdad que me encanta la pagina es Fabulosa! Y pues quiero relatar lo que me ocurrio una fria noche, pues resulta que estaba durmiento placidamente cuando de repente eran las 3 a.m aproximadamente yo desperte, pero no desperte completamente solo desperto mi conciencia yo sabia estaba consciente de que estaba despierta y la verdad todo mi cuerpo no reaccionaba era como si algo o alguien me detuviera los brazos las piernas, yo me asuste muchisimo, intente, intente moverme mover mis brazos y mis piernas bruscamente ! Sigue leyendo Una noche

Mis noches espantosas

anónimo por favor y gracias…

Hace unos cuantos años viví sola un tiempo con mi hija de 4 en aquel entonces, por las noches mi casa se sentía el ambiente pesado y yo me deprimida mucho sentía que alguien me miraba e incluso la puerta del baño no cerraba y en un rincón del mismo olía espantoso, el olor no tenía nada que ver con el drenaje, cuando mi novio llegó a vivir con nosotras empezaron a pasar cosas, mi niña se ponía muy rebelde y yo creía que era por el cambio, pero no, ella empezó a decir que nos quería matar y que se quería matar e infinidad de cosas que no son de una niña de 4, una noche se levantó mi novio muy enojado por que alguien lo jalo literalmente de la cama, y sólo se veía una sombra pero no encontramos nada.

nina-misterio-miedo Sigue leyendo Mis noches espantosas

El adefesio

El adefesio vivía sumido en la confusión desde el día en que se encontró solo en este mundo. El recuerdo más antiguo del adefesio se remonta a cuando aún estaba aprendiendo a caminar, estaba solo en medio de un bosque del Amazonas. Al lado de este había una hoja de un árbol bananero, sobre el cual había una gran pila de frutas. Durante días, el sobrevivió alimentándose de las frutas que estaban a su lado, pero no pasó mucho tiempo antes de quedarse sin provisiones, por lo que no le quedó otra opción que moverse por la selva para buscar alimento. Con el tiempo, el aprendió a valerse por sí mismo, aprendió que criaturas podía comer y cuales criaturas no, que frutas comer y cuáles no, que líquidos beber y cuáles no. Pero este no podía evitar sentir que algo le faltaba, deseaba pertenecer a algún lugar.

El adefesio

Un día el buscaba comida, cuando se encontró con un grupo de babuinos, se parecían mucho a él, aunque los babuinos tenían cuerpos más pequeños y estaban cubiertos de pelo, tenían rostros similares ha este.

El pensó que había encontrado su lugar en el mundo, con dicha se acercó a los babuinos, pero estos al ver lo se pusieron muy agitados, y mientras aullaban, comenzaron a arrojar rocas y palos al adefesio. El herido, trató de escapar, pero los babuinos lo persiguieron por la selva lanzándole rocas. Los babuinos finalmente dejaron de perseguir al adefesio cuando este cayó por un acantilado.

El quedó atrapado en un enorme agujero había quedado seriamente lastimado, pero seguía con vida. Pasaron semanas antes de que el estuviese completamente sano, en ese tiempo se había alimentado de gusanos, escarabajos, ratas y otras criaturas rastreras.

Cuando el salió del agujero, lo primero que notó fue que una nube de humo se elevaba en el cielo. El nunca antes había visto ni el fuego ni el humo, por lo que sintió mucha curiosidad. El camino durante un buen rato en dirección al humo, hasta que encontró su origen. Una tribu de humanos en taparrabo estaba cocinando un ciervo, el al verlos, notó que los humanos se parecían mucho a él, el cuerpo de los humanos carecía de pelo, al igual que el cuerpo de el, y ellos tampoco tenían cola. El pensó en acercárseles, pero no quería ser perseguido por ellos al igual que los babuinos, así que se alejó.

El esperó a que uno de los humanos se alejase del grupo para observar la reacción del individuo, no pasó mucho antes de que dos mujeres dejasen el grupo para ir a buscar agua. El esperó a que las mujeres estuviesen lejos para acercarse a las jóvenes muchachas, y estas, al verlo, reaccionaron de una forma que el no se hubiese esperado. Las muchachas tenían miedo en sus ojos, pero no escapaban, sino que se pusieron de rodillas y le alabaron al tiempo que decían “Ranapuma” lo que significa demonio en la lengua de los amazónicos.

La gente de la tribu no le permitió al adefesio quedarse en la aldea, pero todos los días le llevaban comida y vestimentas a su agujero. Sin embargo, el aún no estaba contento con esto, él no quería ofrendas, quería ser aceptado, por lo que decidió que trataría de ganarse la simpatía de la tribu.
Un día, el dormía en su agujero, cuando algo pesado cayó a su lado. El despertó, y entró en pánico al ver que era una persona herida, tenía los tendones de los brazos y piernas cortados. El no comprendía que estaba sucediendo, trató de abandonar su agujero, pero una reja hecha con gruesos troncos bloqueaba su camino, le habían encerrado.
Los meses pasaron y el aún no podía abandonar el lugar, y no solo eso, la tribu ya no le ofrecía fruta como tributo, solo personas incapacitada para moverse. El no tuvo otra opción que alimentarse de la gente que le arrojaban. Pero el no conocía el concepto de la muerte, y no lograba comprender lo que sus indefensas víctimas le decían, por lo que se comía a los sacrificios mientras estos aún estaban con vida, no los mataba antes de comenzar a devorarlos.

Un día, sucedió algo extraño  afuera del agujero, el  podía escuchar los sonidos de una batalla en el exterior de su agujero. No pasó mucho tiempo antes de que decenas de cadáveres y gente herida comenzase a ser lanzada dentro del agujero del adefesio. Al parecer una tribu rival había atacado a la tribu que mantenía encerrado al adefesio, y había arrojado a los muertos y heridos al agujero sin saber lo que había allí.

El quedó sepultado bajo una pila de gente moribunda y murió asfixiado, pero ese no fue su fin. Durante las noches siguientes, el miedo y el rencor de la gente moribunda comenzaron a fluir dentro del agujero y se canalizó en el cadáver de el, dándole así nueva vida. Pero el ya no era una criatura pacifica como lo había sido en el pasado, estaba lleno de ira, odio y violencia. El no solo se había convertido en una criatura maligna, su cuerpo también había sufrido cambios drásticos tras su muerte y resurrección, las enfermedades habían tornado su piel oscura, y su cabello blanco, y su musculatura había aumentado considerablemente.

Haciendo uso de su nueva fuerza, el destruyó las rejas que lo mantenían prisionero, y durante la noche, asesino a los que habían atacado la tribu del adefesio, y los devoró sin piedad.

Desde entonces, el ronda por los bosques del Amazonas, convertido una criatura que no está ni viva ni muerta. Portador de enfermedades, el generalmente se mantiene alejado de los humanos, pero que de vez en cuando abandona las sombras del bosque para raptar algunos hombres, niños y mujeres, con el fin de devorarlos mientras estos siguen respirando.

 

Autor:  solomonozmund

La brujeria mi historia real

Este es mi relato quiero que sea anónimo por favor.

Todo empezó en el 2009, cuando perdí un trabajo que tenia en Apodaca. A los pocos meses me ofrecieron otro; era el trabajo de mis sueños haciendo cosas que nadie se atrevía hacer, yo lo hacia porque me gustaba y era algo nuevo para mi.

A los pocos meses me aumentaron de puesto y obvio mi salario, me sentía afortunada cien por ciento entregada a mi trabajo y me estaba yendo excelentemente bien, ya q no tenia responsabilidades de hijos ni esposo; ni había obstáculos que me impidieran hacer mi trabajo. Me mandaban de viaje con ido pagado, conocí muchas playas y se me presento la oportunidad de seguir estudiando; compre carro ultimo modelo; en fin.

brujeria-terror-misterio

La envidia empezó cuando me mandaron de viaje la primer vez; muchas desearon poder ir pero como tenían compromisos se les complicó y mis jefes no les dieron permiso de ir; solamente a mi. Yo regrese completamente sana. A los pocos días fue mi cumpleaños y mis compañeras me organizaron un festejo, llevaron un guiso, pastel y regalos. A los poco minutos empecé a sentir comezón en los brazos y cuello, ellas actuaron como si nada y siguieron comiendo, cuando me di cuenta estaba invadida de ronchas,
fui con el doctor me inyectaron cortisona mas sin embargo las ronchas persistieron hasta el día siguiente y el doctor me dijo:
-Que raro- , me volvió a dar cortisona, a el tercer día las ronchas me habían invadido completamente, el doctor me volvió a poner cortisona y dijo que era la ultima que me podía poner. Sigue leyendo La brujeria mi historia real

La Santa Muerte (Relato real)

Esto me sucedió a mi y a mi familia, la cual ha sido una de las peores cosas que nos han podido pasar.
Mi familia era demasiado unida, vivíamos muy felices mis padres, mis hermanos y yo y cabe añadir que vivíamos muy bien económicamente, en pocas palabras todo era perfecto en nuestras vidas.

La familia de mi padre es de Veracruz y siempre fueron muy creyentes de la brujería, la lectura de cartas, y todas esas cosas, mi padre tiene 4 hermanos y 3 hermanas  hace algunos años mi tio fallecio en un terrible accidente automovilístico en el cual su cuerpo se partió en dos pero en fin, mi papá es ingeniero civil trabajaba con mi tío en su empresa pero un dia tuvieron fuertes discusiones y corrió a mi papá, conforme a eso mi padre tuvo que trabajar por su cuenta quiso tambien poner su propia empresa de construcción lo cual le llevaría muchos años levantarla y sobre todo muchísimo dinero.

dioses-calavetas-brujerias

Pasaron aproximadamente 2 años y nuestra economía cada vez empeoraba más ya que mi padre nos decía que el levantar una empresa era muy difícil, pero a pesar de eso nuestra familia siempre estaba unida y nos apoyabamos en todo sin importar que.

Un dia, yo estaba a punto de bañarme y cuando iba a abrir la puerta del baño mi madre muy alarmada me dijo que no lo hiciera (la note muy nerviosa) yo le pregunte porque? y me dijo que mi papá tenia algunas cosas personales ahí, lo cual me dejo muy intrigada y tenia mucha curiosidad el saber que guardaba.

Paso el tiempo y la empresa de mi papá empezó a dar frutos, teniamos mas dinero, vivíamos bien como siempre pero a mi jamás se me habia quitado la curiosidad de saber que guardaban en ese baño y un dia que me dejaron sola en la casa me arme de valor y abrí la puerta, jamás pensé que me iba a encontrar con eso puesto que mi familia y yo somos muy devotos de los santos e incluso mi antigua sala estaba llena de cuadros de la Virgen Maria, San Judas Tadeo etc. pero en el baño habia un enorme altar a la Santa Muerte, estaba de lo alto de la regadera y una Muerte vestida, era del tamaño de un adulto con mas de 30 veladoras, yo de inmediato cerré la puerta mas nunca le quise comentar mi mamá lo que habia visto (lo cual ella ya sabia) , un año después aproximadamente mi papá empezó a cambiar demasiado, se hizo un hombre muy celoso , extremedamente posesivo, y agresivo, tenia unos arranques que hasta parecía que nos iba a golpear, mis papás se querian mucho ellos estaban muy enamorados, se notaba con cada cosa que hacían juntos, sin embargo el comenzó a vigilarla a todas horas a llamarle constantemente preguntando donde estaba y con quien e incluso cientos de veces la acusaba de serle infiel cuando mi mamá al único lugar que iba era a casa de mi abuela y estaba mas que dedicada a su familia nada más pero el la acusaba de cosas muy feas, la insultaba, en pocas palabras era otro, ya no era mi papá. Sigue leyendo La Santa Muerte (Relato real)

Prueba

PRUEBA
Relato basado en una experiencia de Raúl Marcelo
Adaptado por Eduardo Liñán

Me dedico a la venta de verduras en el mercado municipal de Tampico, mi familia ha sido propietaria de varios locales y una bodega en donde guardamos la mercancía, como es costumbre todos ayudamos en la venta, yo a veces en el puesto al menudeo, mi papá y mi abuelo en la bodega donde se vende en mayor cantidad; mi historia comienza un día que mi abuelo, ya enfermo de su corazón, llega al puesto dentro del mercado y con el rostro pálido y sudoroso, se sienta a un lado de mi con gran esfuerzo y me dice

-Hijo llama a una ambulancia, me siento muy mal.

Yo alertado, le llamo a mi papá y se da cuenta del estado grave de mi abuelo, entonces en la desesperación llamamos a una ambulancia y llega a recogerlo, mi papá se va con él; yo quería irme con ellos pero mi padre me pidió quedarme en la bodega por cualquier cosa que se ofreciera, a regañadientes me fui para cuidar el local, pero la angustia y la zozobra de no saber de mi abuelo, me tenia molesto. Sigue leyendo Prueba

La noches de miedo

Una noche en 2005, cuando yo estaba dormida y mi bebé en su moisés a los pies de mi cama, sentí que alguien me miraba y cuando desperté vi a alguien observándome, era una mujer de pelo corto que me miraba con una expresión de enojo, en ese momento yo cerré los ojos y no me podía mover, sólo pensé en levantarme por mi hijo pero no pude, el miedo me paralizo, no pude ni siquiera mover a mi esposo para despertarlo.

A partir de esa noche sucedieron cosas extrañas en mi casa, la luz del baño se prendía a media noche, la luz de la cocina y la licuadora también se prendían.

fantasma-presencia

La mayoría de las noches tenía pesadillas donde veía a una mujer regañando a mi hijo y casualmente el llanto de mi niño me despertaba para que yo me dirigiera al cuarto por él, pero sentía mucho miedo.

Así pasó casi un año. Varias noches encontraba a mi hijo llorando y lo veía como pegándole a la pared que estaba junto a su cuna, el decía “no, no”, lloraba y manoteaba a la pared, era como si alguien lo jalara y él forcejeaba, esa escena me daba mucho miedo. Así que lo cargaba y me lo llevaba rápidamente.

Un día mi hermana se quedó en mi casa a dormir y ella y su esposo se durmieron en el cuarto de mi hijo y al otro día en la mañana, mi cuñado me dijo que cuando salió del cuarto quiso volver a entrar pero vio a alguien sentado en la silla que estaba ahí adentro así que pensó que era alguna visita mía y se retiró pero le comenté que no había nadie más en la casa.

Sigue leyendo La noches de miedo

Una historia triste de miedo para leer

Hola amigos de la web, ayer fui al panteón a visitar la tumba de una pequeña ex alumna que falleció hace 2 años. Se llamaba Andrea. Murió de cáncer después de luchar casi dos años. No pude ir a su funeral, ya que me habían realizado una endodoncia y a causa de una bacteria que me entró, tuve una fuerte infección y me incapacitaron.

Ella falleció el 5 de junio de 2014. Durante mi incapacidad se atravesó el fin de semana. Me presento a mi trabajo el lunes siguiente y mi directora me comenta lo que pasó.
Lloré porque no me pude despedir de ella. Me sentí muy mal. Recordé que durante su enfermedad Andrea le pedía a su mami que la llevara al plantel a verme.

Yo iba a su casa a visitarla aunque en dos ocasiones debido a su enfermedad, que afectó su cerebro, ya no me reconocía. Sentí que no me despedí de ella. Me dijeron de unas misas en su honor pero como se realizaron en la tarde-noche y yo vivo a dos municipios de donde se realizaban, no asistí. Le recé en casa pidiéndole perdón por no haber ido a su funeral.

Al terminar el ciclo escolar invitamos a su mamá para rendirle homenaje en la ceremonia de fin de cursos a la que ella de estar viva habría asistido…no alcanzó a terminar preescolar. Le dimos un minuto de aplausos y un reconocimiento. En noviembre de 2014 hicimos el altar de muertos en su honor. Estábamos cerrando un ciclo con ella, luego comenzaron ciertos detalles como que un día amaneció un vaso rosa con agua en mi salón. Yo no tenía vasos de ese tipo, la intendente no lo vio cuando se fue y en la mañana que llegué lo vi en una mesa que estaba cerca de la puerta, ( nunca puse la mesa ahí).

Después apareció un nopal, (cuando ella iba a clases las sras. me ayudaron a sembrar en un área trasera del jardín y para que los niños no se fueran para allá decidimos hacer área desértica, sembramos nopales, sabilas, cactus, güacos, etc.).
Su mamá sembró nopales. Una compañera que se quedaba más tarde decía que escuchaba que se movían los muebles de mi salón, que murmuraban como rezando.

Tiempo después estaba platicando con la intendente pero yo le estaba dando la espalda, estaba haciendo algo, no recuerdo qué, pero la intendente estaba parada en el marco de la puerta y yo la veía por el reflejo del minisplit, ya ven que unos traen plástico negro donde se marca la temperatura, de repente yo hablando con la sra y veo por el reflejo que se da la vuelta y se va, yo digo en voz alta “ay, esta señora ya se fue y me deja hablando sola”, escucho que me dice ” a dónde me fui maestra, yo no me he movido de aquí”. Grité, salté dándome la vuelta y diciéndole lo que acababa de ver. Y las dos asustadas. Le llevé agua bendita, le rece pidiéndole que descanse.

Pero hace poco volvimos a las andadas. Unos días se activó sola la alarma en mi salón, venían a checar y no había nada. Vino el proveedor y revisó y comentó que todo estaba bien, pero que para que el detector active la alarma alguien debe moverse adentro.

La hija de una compañera le ha dicho que con ella juega una niña de vestido blanco. El uniforme es verde. Ayer que fuimos al panteón la niña fue con nosotros. En la tumba está una foto de Andrea, al verla, la hija de mi compañera comenta que ella es la niña que juega con ella. Y en la foto trae un vestido blanco.
La hija de mi compañera nunca había visto fotos ni conoció a Andrea, luego dijo que ya estaba contenta porque yo había ido.

Despues un día que mis niños y yo estábamos trabajando fuera del salón, al regresar vimos que había un charco de agua amarilla, creemos que eran orines. Checamos el video de las cámaras de seguridad y nadie entró a mi salón. No supimos de dónde salió ese líquido, chequé a mis niños por si alguien había tenido un “accidente” y nadie. Mi compañera se seguía quedando hasta que escuchó más movimiento y rezos. Juró no quedarse sola hasta tarde. Ese día fue a comprar un refresco para el susto y al comentarle lo sucedido a la sra de la tienda, le dice que en mi salón en la madrugada siempre prenden y apagan las luces y se escuchan ruidos,( ella vive frente al plantel).

Nos hemos dado cuenta que estos hechos aumentan por el mes de junio. Y lo más fuerte pasó este lunes, yo iba a elaborar el decorado para la graduación y ocupaba cartón, la intendente me dio uno que quedó de un empaque en el que venía un juego infantil de madera. Yo vi de donde lo sacó, estaba recargado en la pared dentro de un baño que no se usa y tapado por botes, cajas, material, etc. Batalló para sacarlo, tuvo que mover todo. Me lo llevé a mi casa. Dibujé y recorté lo que iba a hacer y el pedazo que me sobró lo puse sobre el comedor para no mancharlo de pintura. Terminé de pintar. Dibujé unas letras en foami y al estarlas recortando algo llamó mi atención, desde el ángulo que yo veía el cartón observé que estaba una huellita, luego sigo moviéndome buscando algo más y encontré otra, del mismo tamaño, una para un sentido y la otra casi enfrente pero en sentido contrario. Eran piecitos descalzos. Me asusté, recordé a Andrea. Tomé fotos. Le mostré a mi esposo y también las vio. Llegué a la conclusión de que tal vez la niña me estaba recordando que no había ido a visitarla. Lo comenté con mis compañeras y acordamos de ir ayer. Le llevamos un globo. Yo, agua bendita. Le pedí perdón, le dije por qué no había ido a su funeral. Le pedí que ya descansara. Que siempre voy a recordarla. Le recé. Ojalá que ahora sí se halla cerrado el ciclo.
Descansa en paz mi querida niña !

Laura Luna